El atacante islamista de Niza es un inmigrante ilegal tunecino que llegó a Francia a través de Lampedusa

GRITÓ 'ALÁ ES GRANDE'

El atacante islamista que ha asesinado este jueves a tres personas con un cuchillo en un templo neogótico situado en pleno centro de la ciudad francesa de Niza es un inmigrante ilegal tunecino de 21 años, según la Policía.

Aouissaoui Bahrain llegó a Francia a principios de octubre a través de la isla italiana de Lampedusa, la puerta de entrada al continente europeo para miles de inmigrantes ilegales.

El alcalde de la ciudad, Christian Estrosi, ha señalado que dos de las víctimas ha perdido la vida dentro de la iglesias, uno de ellos era el sacristán, y que el atacante no ha dejado de gritar ‘Alá es grande’.

El ataque de Bahrain ha propiciado que el presidente de Francia, Emmanuel Macron, haya anunciado que la operación ‘Sentinelle’, que contempla el despliegue de las Fuerzas Armadas en suelo galo para combatir el terrorismo, pasará “de 3.000 a 7.000” efectivos, con el objetivo principal de proteger iglesias y centros educativos.

Macron se ha desplazado de urgencia a Niza para dar su apoyo a la ciudad tras el ataque y ha expresado sus condolencias a los familiares de los tres fallecidos y a la comunidad católica en su conjunto, pero ha hecho hincapié en que “es Francia la que ha sido atacada”

En este sentido, ha subrayado que combatirá esta lacra con “firmeza absoluta”. “En Francia no hay solo una comunidad, hay una comunidad nacional”, ha señalado.

Deja una respuesta