«Ser es defenderse», Ramiro de Maeztu
La Gaceta de la Iberosfera
Buscar
Cerrar este cuadro de búsqueda.
Los ecuatorianos ratifican que no quieren volver al Socialismo del siglo XXI

Cuatro factores que han contribuido a la derrota del castro-chavismo en Ecuador

El candidato ganador de las elecciones en Ecuador, Guillermo Lasso. EUROPA PRESS

Ecuador ratificó que no quiere volver ni al Socialismo del Siglo XXI ni al dominio cubano. Así lo expresaron un poco más del 52 por ciento de los ecuatorianos, quienes con su voto, otorgaron el triunfo presidencial al derechista Guillermo Lasso. El hoy presidente electo reiteró durante la campaña electoral que haría todo lo posible porque Ecuador no se convirtiera en otra Venezuela.

Veamos cuatro factores que contribuyeron al triunfo del líder del movimiento CREO, Guillermo Lasso. Primero, el contrincante Andrés Arauz, se identificó abiertamente con Correa, sinónimo de corrupción y justicia pendiente, lo que, a la luz de los resultados electorales, el pueblo ecuatoriano rechazó.

Por otra parte y como segundo factor, los dirigentes emergentes del Foro de Sao Paulo no cuentan con el mismo carisma ni con la misma labia que los primeros. Maduro no es Chávez, Haddad no es Lula, Arce no es Evo, y definitivamente Arauz no es Correa. Además, el hecho que el correísta Arauz fuese miembro fundador del Grupo de Puebla, espacio que reúne a zurdos y progres que lanzan loas a Cuba y Venezuela, debe haber asustado a muchos electores.

Además, y como tercer factor, durante los meses de la campaña electoral salieron a relucir noticias preocupantes sobre el financiamiento de la candidatura de Arauz por parte del grupo guerrillero colombiano Ejército de Liberación Nacional (ELN), la información se obtuvo, según la revista SEMANA, del contenido de los dos millones de archivos incautados luego del operativo militar y policial que dio de baja a alias Uriel, una de las figuras más visibles del ELN, en octubre del 2020. Los primeros análisis de estos mensajes arrojaron que el ELN, apoyó la campaña del candidato Andrés Arauz, y evidencian un millonario préstamo hecho por la guerrilla a esa campaña.  

Otra de las informaciones reveladas en los últimos meses tiene que ver con el bajo desempeño de Arauz en el Banco Central de Ecuador. 

Arauz fue funcionario del organismo entre los años 2006 y 2020, es decir, durante «doce años y seis meses, de los cuales diez años y cinco meses hizo uso de comisiones de servicio y licencia» la indemnización por su despido,  ascendió a más de 27.000 dólares.

Finalmente, podríamos afirmar que uno de los factores mas importantes para la derrota de Arauz en los comicios de este 11 de abril tiene que ver con el impacto de la diáspora venezolana. 420.000 venezolanos que hacen vida en Ecuador, cuya sola presencia es un testimonio viviente contra el socialismo del Siglo XXI y la crisis humanitaria que origina. Sin duda, tantos y tantos venezolanos contando y transmitiendo su tragedia sirvió de advertencia a los ecuatorianos, quienes comprendieron a cabalidad que el hecho de que Andrés Arauz, pupilo de Rafael Correa, mantuviese una alianza con la tiranía venezolana, era -como decimos en criollo- “cuchillo pa´su garganta”.

En conclusión, los grandes perdedores de esta contienda son los grupos criminales reunidos en el Foro de Sao Paulo y su cancillería Grupo de Puebla. El gran vencedor el pueblo ecuatoriano quien da un halo de esperanza al resto de la región amenazada por el crimen organizado internacional y a quienes -como demostró Ecuador- se les puede vencer.   

¡Dios bendiga a Ecuador! Gran compromiso el de Guillermo Lasso.

.
Fondo newsletter