«Ser es defenderse», RAMIRO DE MAEZTU
La Gaceta de la Iberosfera
Buscar
Cerrar este cuadro de búsqueda.
LA INFLUENCIA DEL RÉGIMEN COMUNISTA SIGUE AUMENTANDO

El embajador argentino en Pekín avanza el interés chino en extraer petróleo de la Patagonia

El presidente chino, Xi Jinping. Reuters

«El presidente Alberto Fernández ha generado mucha empatía con Xi Jinping. En estos momentos, China es nuestro principal financista e inversor», ha confesado el flamante embajador argentino en Pekín, Sabino Vaca Narvaja.

En este sentido, ha resaltado que China «es el principal inversor en obras ferroviarias, como el Belgrano Cargas y el Roca, o las represas del sur, la principal inversión hidroeléctrica en la región».

«China es nuestro principal financista, con presencia de bancos como el ICBC, CDB, EximBank, Bank of China y, más reciente, el ingreso de Argentina al Banco Asiático de Inversión en Infraestructura (BAII)», ha detallado Vaca Narvaja tras celebrar la llegada de un millón de dosis de Sinopharm como parte del acuerdo establecido entre el Gobierno argentino y las autoridades del régimen comunista chino.

El funcionario ha destacado la actitud del presidente Alberto Fernández al respaldar la tarea de la actual ministra de Salud, Carla Vizzotti: «Gracias a él esta negociación está abierta».

Asimismo, ha expresado que si bien «la relación bilateral entre ambas naciones es una construcción que data de décadas» en el último tiempo «se profundizó a raíz de un particular gesto del Jefe de Estado argentino. «Se trató de un gesto muy importante del presidente Alberto Fernández que fue una carta de solidaridad a Xi Jinping cuando se desató el brote en Wuhan. Argentina fue uno de los pocos países que lo hizo y eso generó empatía», ha confesado.

Entre otras consideraciones, al referirse a la colaboración durante la pandemia, el embajador ha destacado que «durante el año pasado hubo 42 vuelos sanitarios y 5 barcos para conseguir insumos, que fueron clave para robustecer nuestro sistema sanitario y la coordinación fue clave con China». 

En un momento en el que han llegado a Buenos Aires 96.000 dosis de la vacuna Sinopharm, Vaca Narvaja se refirió también a otro aspecto de los acuerdos alcanzados con la República Popular China: «Si aumentáramos la cantidad de producción de cerdo en nuestro país, tenemos un potencial para mejorar los precios en la exportación de ese tipo de carne».

Hoy, China es el segundo socio comercial de Argentina y desde hace un tiempo ambas naciones trabajan en un acuerdo para que Argentina se convierta en uno de los principales exportadores de carne porcina de la nación asiática.

El pacto con China contempla además, la instalación de granjas inteligentes para producir 300.000 madres y generaría una inversión superior a los 3.700 millones de dólares, según datos oficiales del Gobierno argentino.

En otro orden, y con el ánimo de federalizar la producción que se concentra en el centro del país y abrir el juego hacia algunas regiones del norte, el Gobierno kirchnerista pretende exportar cerca de 822.000 toneladas de carne porcina y generar alrededor de 9.000 puestos de trabajos, destacaron funcionarios del Ministerio de Agricultura. 

Mientras tanto, Alberto Fernández se encuentra empecinado en reflotar el proyecto del gasoducto Vaca Muerta (en la Patagonia) en el que trabajan la petrolera estatal YPF, la Secretaría de Energía y el Enargas y que concita el interés de inversores chinos según reconoció el propio embajador, Sabino Vaca Narvaja. «YPF, la Secretaría de Energía y ENARGAS están trabajando en el proyecto del gasoducto Vaca Muerta en el que están interesados en invertir empresas chinas del sector. El proyecto busca acceder a nuevos mercados para exportar el potencial de gas shale y además optimizar el sistema de transporte», ha señalado.

En una entrevista concedida a la Agencia Nacional de Noticias Télam, el diplomático ha remarcado que también se está gestionando el proyecto de la IV central nuclear con tecnología Hualong, una de las mas avanzadas del mundo: «Esta obra nos permite continuar diversificando la matriz de generación de energía y generaría alrededor 7.000 puestos de trabajos en forma directa», destacó.

«Además, el Gobierno estudia la incorporación de Argentina a la Iniciativa de la Franja y la Ruta, instancia a la cual se ingresa de forma bilateral. Es un ambicioso plan de infraestructura lanzado por Xi Jinping en el año 2013. En el 2017 se incorpora Latinoamérica como extensión de la ruta marítima de la seda en el siglo XXI. La incorporación de Argentina podría abrirle nuevas fuentes de financiamiento«, ha afirmado.

Finalmente, ha señalado que China fue clave para que no colapsara el sistema sanitario argentino en el inicio de la pandemia de coronavirus durante el año pasado y ha proclamado que, «a partir del mes que viene, China va a asombrar al mundo».

TEMAS |
.
Fondo newsletter