PUBLICIDAD
PUBLICIDAD

‘El futuro de Europa no pertenece a los globalistas, pertenece a los patriotas’

El ECR debate sobre el porvenir del Viejo Continente
Santiago Abascal, Marion Maréchal y Jorge Buxadé participan en la conferencia del ECR.

El grupo de conservadores y reformistas europeos (ECR) ha celebrado este viernes en Madrid la conferencia ‘Globalismo o Patria‘, la octava parada del ciclo de ponencias que el grupo al que pertenece VOX en el Parlamento Europeo está celebrando por diferentes países «en defensa de una Europa de naciones libres y soberanas».

El jefe de la delegación de VOX en Europa, Jorge Buxadé, ha moderado la charla de este viernes en la que el futuro del Viejo Continente ha sido el tema central. La ideología de género, la inmigración ilegal, el papel de la Iberosfera en Europa y la protección de las raíces cristianas del bloque han sido los temas que han dividido los cuatro paneles que han completado el evento.

Sobre el primero de estos temas, la ideología de género y los peligros de la Agenda 2030 que el socialcomunismo quiere imponer en Europa, la diputada por VOX Carla Toscano ha valorado que «vivimos una época en la que quieren hacernos creer que lo correcto es lo incorrecto», en referencia a la tan instaurada ‘corrección política’. Ha asegurado que la imposición de la ideología de género así como la promovida por el lobby LGTBI «se ha conseguido a través de la legislación, con leyes como la del aborto y la eutanasia», pero también mediante el lenguaje y el adoctrinamiento de los menores en las escuelas. «Victimizan a colectivos y se inventan derechos. Les hacen creer que les regalan esos derechos y demonizan a todo el que se opone o lo pone en duda», ha comentado.

En la misma línea ha avanzado la intervención del eurodiputado búlgaro Angel Dzhambazki, líder de la delegación del partido VMRO en Europa. «Vivimos una cultura casi de guerra. Es adoctrinamiento puro, están torciendo la realidad. Hemos visto lo que ha pasado con Orbán porque cree que los padres son quienes tienen que ocuparse de la educación de sus hijos. Es un ataque puro sobre temas soberanos», ha criticado en referencia a la declaración de varios líderes europeos así como de la presidente de la CE, Ursula Von der Leyen, quien ha calificado como «una vergüenza» la ley húngara que regula el acceso al contenido LGTBI de los menores de edad.

La inmigración ilegal, un método para ‘reemplazar electores’

La inmigración ilegal es otro de los temas que preocupan para el futuro del continente que, en un contexto de invierno demográfico, quiere y pretende solucionar los bajos niveles de natalidad con la llegada de ilegales que, en la gran mayoría de los casos, no comparten las raíces culturales y sociales que son tradicionales de Europa.

«Detrás de la invasión migratoria que sufre Europa hay una extraña alianza entre multimillonarios, la Open Society, los partidos comunistas, las patronales como la CEOE y los sindicatos como CCOO y UGT. Usan el concepto de multiculturalismo como caballo de Troya y existe un interés de fondo en desestabilizar las naciones», ha señalado la diputada por VOX Rocío de Meer. En referencia a la protección de la familia que muchas naciones europeas han abandonado, la diputada ha advertido que «somos esclavos de nuestro propio suicidio cultural que niega la familia, el arraigo de las naciones e incluso la existencia del hombre y de la mujer».

El acceso incontrolado de inmigrantes ilegales que, en la mayoría de los casos, no procede de países de riesgo o en situación de guerra, forma parte de un plan «para reemplazar electores», ha apuntado por su parte Nicola Procaccini, miembro de la delegación europea del partido Fratelli d’Italia. El italiano ha propuesto controles más duros para enfrentar la inmigración y la selección de quiénes accedan a los países receptores: «Deberíamos establecer en origen quiénes vienen de zonas de riesgo, que son un 8%. Deberíamos identificarlos y seleccionarlos y repartirlos en los países europeos». Aún así, ha recalcado que la mejor ayuda y la mayor solidaridad que se puede ofrecer a los inmigrantes es «ayudarles en origen, evitar que tengan que emigrar».

El peligro del Foro de Sao Paulo, también en la UE

La Unión Europea ha abandonado la protección de las soberanías de las naciones que forman parte del bloque y también olvida a los países que conforman la Iberosfera, amenazada y secuestrada por regímenes totalitarios comunistas.

El exministro de Asuntos Exteriores de Venezuela, Humberto Calderón, ha sido tajante en este asunto y ha considerado que los venezolanos «se sienten desasistidos» por la UE pese a que el problema chavista tiene una dimensión internacional y también puede comprometer la seguridad de Europa. En este punto, ha señalado directamente a España: «El proyecto chavista tiene protagonistas en España, hay un Gobierno socialcomunista que trabaja de la mano de los desestabilizadores en América latina. Ojala no sigan el recorrido de Venezuela, ningún país está exento», ha advertido.

La llegada al poder de Pedro Sánchez con sus socios comunistas ha colocado a España en una zona de riesgo extremo con respecto a las tiranías chavistas; una situación que se ve agravada con las estrechas relaciones que mantiene el Alto Representante de la UE para Política Exterior, Josep Borrell, y que ha recordado el vicepresidente del grupo ECR-Eurolat, Hermann Tertsch. «Borrell está actuando como defensor de Cuba y del régimen venezolano y ataca a las democracias que se están defendiendo de las agresiones del Foro de Sao paulo. Siempre corre al socorro de quienes están en esa alianza siniestra del narcocomunismo», ha recordado.

Tertsch también ha insistido en que, pese al peligro real que también suponen para las democracias europeas los regímenes instaurados en Iberoamérica, existen formas de afrontar el problema: «La Carta de Madrid es la vía para aunar esfuerzos y crear esas sinergias de resistencia y fortaleza para que la democracia venza al Foro de Sao Paulo y al Grupo de Puebla».

Abascal: ‘No hay futuro en una Europa que se entregue a la inmigración masiva’

En el último panel de la Conferencia organizada por el ECR han participado el presidente de VOX, Santiago Abascal, y la presidente del ISSEPP, Marion Maréchal quienes han apuntado a la importancia de las raíces cristianas de Europa y la defensa y el respeto de su legado para el mantenimiento de un bloque formado por naciones soberanas.

«Para que la democracia funcione necesita una forma de homogeneidad, unas referencias culturales y valores comunes que permitan crear un consenso mayoritario. La UE, con la inmigración masiva, el activismo de minorías sexuales e islámicas contribuye a la fragmentación del pueblo y a acabar con la matriz cultural común. La UE está amenazando a la democracia, se ha salido de sus competencias propias para acaparar otras en el plano cultural y educativo», ha denunciado Marechal.

Ambos han apuntado a la necesidad de defender los valores cristianos como núcleo de unión de los ciudadanos y las naciones y han señalado a la inmigración ilegal como la mayor amenaza que puede fragmentar la sociedad. «Las oligarquías progresistas y la izquierda globalista han abierto las puertas de Europa a una inmigración incompatible con nuestra manera de vivir, una inmigración de sustitución para una Europa decadente que no quiere tener hijos y quiere importar población», ha opinado Abascal.

La denominada transición ecológica y la obsesión por el clima que muestran desde los organismos europeos ha sido otro de los asuntos que han cerrado el evento. El líder de VOX ha pedido hacer autocrítica y se ha mostrado preocupado por la protección del medio ambiente, pero desde una perspectiva distinta a la de la izquierda. Marechal ha compartido la opinión de Abascal y ha añadido que «no podemos rechazar el tema del medio ambiente y debemos ser capaces de conservar nuestra tierra e identidad pero fuera de esa lógica. Hay que explicar que la ecología no es una abstracción universalista sino que ha de pasar por los ciudadanos de una forma muy concreta».

La conservación, también del medio ambiente, pero sobre todo de las raíces y tradiciones europeas es la esperanza que le queda a la Europa de los patriotas. «Europa no puede tener futuro sin la herencia y sin respeto al legado, la lealtad a las generaciones anteriores y a los padres fundadores», ha dicho el presidente de VOX.

«El futuro no puede asentarse en una ideología globalista que se impone a sangre y fuego y que trae consigo la cultura de la cancelación. No hay futuro en una Europa federalista que se entregue a la inmigración masiva, solo puede sostenerse sobre la solidez de las naciones que la han construido», ha concluido Abascal.

Aunque la conclusión final, la ha hecho Buxadé, quien haciendo referencia al nombre de la Conferencia ha apostillado: «El futuro no pertenece a los globalistas, pertenece a los patriotas«.


Deja una respuesta