«Ser es defenderse», RAMIRO DE MAEZTU
La Gaceta de la Iberosfera
Buscar
Cerrar este cuadro de búsqueda.
El regímenes nicaragüense también se ha negado a condenarla

Los regímenes de Arce y Díaz-Canel rechazan en la ONU condenar la invasión rusa de Ucrania

Luis Arce y Evo Morales en un acto público en Bolivia. Reuters

El ministro de Exteriores del Gobierno izquierdista de Bolivia, Rogelio Mayta, ha justificado este jueves la abstención del país en la votación para adoptar una resolución de condena a la invasión de Ucrania en la Asamblea General de la ONU, asegurando que el documento puede añadir «más leña al fuego».

La resolución salió delante con un apoyo aplastante, de 141 países, mientras que cinco ―Rusia, Bielorrusia, Siria, Corea del Norte y Eritrea― han votado en contra. Por su parte, 35 ―entre los que destacan, además de Bolivia, los regímenes comunistas de China, Cuba y Nicaragua― se han abstenido.

«La resolución que (…) se ha empujado en Naciones Unidas (…) no va a ayudar a que se resuelva la conflagración (…), no porque se la haya aprobado no va a haber esa conflagración, no va a ocurrir así, más bien puede ser más leña al fuego», ha señalado el ministro boliviano, según ha recogido el diario local ‘La Razón’.

Mayta, que ha incidido en que la decisión de Bolivia está «meditada», ha censurado que la resolución tiene varios puntos y «uno solo habla de que debería buscarse resolver todo ese conflicto a través del diálogo, a través de la diplomacia».

«Hay muchos otros puntos resolutivos que no contribuían al acercamiento, que más que ser un puente para buscar una solución construyen una muralla y probablemente sea el objeto de mayor distanciamiento e inclusive puede avivar el fuego de la conflagración», ha insistido el ministro de Bolivia.

El ministro del Gobierno izquierdista de Luis Arce también ha apuntado a la necesidad de «ceder» en las posturas, porque «nada bueno sale de posiciones que no ceden». Por otro lado, ha sostenido que «hacerse los moralistas resulta difícil» y ha aludido a la invasión de Irak por parte de Estados Unidos.

La dictadura cubana también rechaza condenar la invasión de Ucrania

El Gobierno izquierdista de Cuba ha acusado a Estados Unidos de tener un «empeño consistente» por expandir «su dominio militar y hegemónico» en Europa y en torno a Rusia, en el marco de conflicto desatado por la invasión de Ucrania.

Así ha justificado el Ministerio de Exteriores cubano el rechazo de Cuba en condenar la invasión de Ucrania en la Asamblea General de la ONU, aseverando que «a nadie puede sorprenderle esa posición» –que ha tildado de «firme y consistente»– y señalando que «nada de lo que se dijo» ni la resolución «puede ocultar» el «empeño» de Washington por expandirse en Europa.

«Observadores de varias partes del mundo y del propio Estados Unidos han venido advirtiendo durante años sobre la irresponsabilidad y el peligro de pretender cercar y amenazar militarmente a Rusia», ha agregado la cartera de Exteriores cubana en su cuenta de la red social Twitter, donde ha insistido en que «no es una alerta» que La Habana «haya inventado» y en que «nadie puede sorprenderse» de que salga a colación.

.
Fondo newsletter