El Gobierno socialcomunista se ve obligado a reducir casi tres puntos su previsión de crecimiento hasta el 4,3%

El INE avanza un PIB del 0,3%
El presidente del Gobierno, Pedro Sánchez. Europa Press El presidente del Gobierno, Pedro Sánchez. Europa Press

El Gobierno socialcomunista ha recortado su previsión de crecimiento de la economía española al 4,3 por ciento para este año, 2,7 puntos porcentuales menos que en sus anteriores estimaciones (7 por ciento), en un contexto de elevada incertidumbre por el impacto de la guerra en Ucrania y la escalada de precios.

Así lo ha avanzado la vicepresidenta primera y ministra de Asuntos Económicos y Transformación Digital, Nadia Calviño, en una rueda conjunta con la ministra de Hacienda y Función Pública, María Jesús Montero, antes de que el Ejecutivo remita a Bruselas antes de este sábado el Programa de Estabilidad 2022-2025 con el nuevo escenario fiscal y la actualización del cuadro macroeconómico.

Estas nuevas previsiones del Ejecutivo están alineadas con las estimaciones realizadas por el conjunto de organismos nacionales e internacionales, que en las últimas semanas han rebajado sus proyecciones de crecimiento para España este año al entorno de entre el 4,3 por ciento (AIReF) y el 4,8 por ciento (FMI).

De acuerdo con el avance de datos de Contabilidad Nacional publicado este viernes por el Instituto Nacional de Estadística (INE), la economía española prácticamente se habría estancado en el primer trimestre, con un crecimiento del 0,3 por ciento frente al 2,2 por ciento del trimestre anterior, lastrada por la caída del consumo de los hogares ante un alza desbocada de precios en el arranque del año.

El PIB frena su crecimiento en el primer trimestre hasta el 0,3%

La economía española desaceleró su crecimiento trimestral casi dos puntos entre enero y marzo, hasta situarlo en el 0,3 por ciento, frente al 2,2 por ciento del trimestre anterior, debido a la caída del consumo, según el avance de datos de Contabilidad Nacional publicado este viernes por el Instituto Nacional de Estadística (INE).

El crecimiento trimestral del PIB, el cuarto consecutivo, se ha situado seis décimas por debajo del previsto por el Banco de España y la AIReF, que habían proyectado un avance del 0,9 por ciento para el primer trimestre.

A precios corrientes, el PIB del primer trimestre se situó en 317.760 millones de euros, 1.755 millones de euros menos (-0,5 por ciento) que en el trimestre anterior. Esta caída se debe a que el repunte de los precios de las importaciones (+9,9 por ciento en promedio) fue más pronunciado que el de los bienes y servicios producidos por la economía.

Deja una respuesta