El rechazo a los indultos, la tibieza del PP, la disidencia real en Cataluña… ocho titulares de Ignacio Garriga

EL LÍDER DE VOX EN CATALUÑA CONFIRMA EL RECHAZO FRONTAL DE VOX A LOS INDULTOS
El presidente de VOX, Santiago Abascal, y el líder del partido en Cataluña, Ignacio Garriga. EUROPA PRESS

La Gaceta de la Iberosfera publica este viernes una entrevista al líder de VOX en el Parlamento catalán, Ignacio Garriga, con motivo de la manifestación contra los indultos que se celebra este domingo 13 de junio en la Plaza de Colón de Madrid.

El diputado del partido de Santiago Abascal asegura que VOX no aceptará los indultos bajo ningún concepto ya que es una medida que no puede aplicarse «a quienes son responsables de los delitos más graves» de la «historia reciente» de España.

Como líder del partido en Cataluña, Garriga denuncia la «mordaza» que el resto de formaciones ejercen -ya desde el periodo electoral antes de que se celebrasen los comicios que resultaron en la entrada de VOX en la cámara catalana con once diputados- el resto de formaciones contra los de Abascal y culpa directamente al Partido Socialista de ser el principal responsable de esta anormalidad democrática.

El Partido Popular y su complacencia con el Gobierno socialcomunista, así como su ausencia de «confrontación» a los indultos que el ejecutivo de Sánchez concederá a los golpistas, es otro de los puntos que Garriga destaca en esta entrevista. Para el líder catalán, el PP, como ya hizo con Mariano Rajoy y José María Aznar y sus cesiones de competencias al separatismo, continúa ahora, en la etapa liderada por Pablo Casado, siendo uno de los principales culpables de que «la bestia» del independentismo «se haya hecho cada vez más grande».

Ocho titulares de la entrevista

«Los indultos son el último paso de ese pacto que Sánchez rubricó con el separatismo y con el partido de ETA. Claramente tenía en la mesa tres ejes: la condición de los indultos, la modificación del delito de sedición, que estoy convencido de que llegará en breve, y reactivar la mal llamada mesa de diálogo, que es la mesa de la rendición y de la traición al conjunto de los españoles».

«Desde el 14 de febrero empezamos a construir un nuevo capítulo de la historia de España y de Cataluña que tengo el honor de liderar. Vamos a dar esa batalla permanente con un plan muy claro: es fundamental explicar a los catalanes cómo el separatismo nos ha negado durante décadas la libertad política, cómo utiliza la educación para adoctrinar a nuestros hijos y cómo se sirve de los medios para generar un clima de odio, confrontación y división».

«VOX jamás aceptará un indulto para quienes son responsables de los delitos más graves de nuestra historia reciente, es un insulto al conjunto de los españoles. Sánchez quiere alargar su presidencia a cualquier coste».

«Queremos trasladarle al conjunto de los catalanes que, en ningún caso, estamos condenados a tener que sufrir el yugo totalitario del separatismo, que podemos mirar al futuro con esperanza, pero conscientes de que la travesía va a ser dura y va a ser larga».

«El PP, en ningún caso, ha querido confrontar al separatismo y por eso estamos como estamos. Los Gobiernos de Aznar y Rajoy son responsables de nutrir de competencias al separatismo, de que la ‘bestia’ se fuese haciendo cada vez más grande».

«Illa fue quien impulsó ese cordón profundamente antidemocrático contra nosotros. Ha demostrado sobradamente que es un radical disfrazado de moderado. Está intentando amordazar a la única alternativa que tiene una clara intención de liderar la disidencia en Cataluña. Han vislumbrado que hay una oposición que no va a dar un paso atrás y su manera de reaccionar ha sido el miedo y la mordaza».

«No se puede dialogar con los independentistas. Los separatistas no atienden a razones por culpa de esa desviación a la que han sido sometidos durante décadas. Han logrado ‘lobotomizar’ a la sociedad catalana«.

«Estoy seguro de que la manifestación de este domingo será un antes y un después en el ánimo del sentir nacional. Tenemos que trasladarle al Gobierno que no vamos a permitir este insulto a los españoles. No sé si servirá para derrocar al Gobierno de Sánchez, pero servirá para levantar el ánimo nacional y para empezar a reconstruir y liderar la España post-Sánchez, que es fundamental y urgente».

Deja una respuesta