'Ser es defenderse'
RAMIRO DE MAEZTU
SERÁ PROCESADA POR 'desacato y desorden público'

El régimen comunista traslada a la corresponsal de ABC en Cuba a una prisión denunciada por torturas físicas y psicológicas

La corresponsal de ABC en Cuba, Camila Acosta. Twitter

La corresponsal de ABC en Cuba, Camila Acosta, que fue detenida el pasado lunes tras informar de las protestas contra el régimen comunista, ha sido trasladada a la prisión ‘100 y Aldabó’, en La Habana, un centro en el que, según denuncia el Observatorio Cubano de Derechos Humanos, se comenten torturas de tipo físico y psicológico. 

El padre de la periodista, Orlando Acosta, ha señalado que no ha podido ver a su hija, que se encontraba desde el lunes en la estación policial Infanta y Manglar, y que este miércoles ha sido trasladada a este centro penitenciario. «No me dejan verla, ni permiten que se comunique. No le han permitido ni una llamada ni nada. Y encima sabemos que ya no está donde estaba. Me dijeron que la trasladaron a la prisión de 100 y Aldabó, una unidad de investigación policial», ha relatado el padre de Acosta a ABC.

Acosta fue detenida cuando salía de su domicilio en La Habana para acompañar a su progenitor para hacerse una PCR, si bien horas antes de que se produjera el arresto, la periodista había estado cubriendo las protestas que se están produciendo en la capital cubana contra la dictadura.

La corresponsal tenía bloqueado el acceso a Internet y a la aplicación de mensajería ‘WhatsApp’ desde la última hora del domingo.

Asimismo, los cargos contra Acosta han sido modificados y ahora pasará de ser procesada por delitos contra la seguridad del Estado, como le informaron el día de su detención, a ser juzgada por «desacato y desorden público».

TEMAS |

Noticias de España

.
Fondo newsletter