PUBLICIDAD
PUBLICIDAD

El régimen de Ortega intensifica la represión y detiene a Berenice Quezada, candidata opositora a la vicepresidencia

NO PODRÁ POSTULARSE PARA CARGOS PÚBLICOS
Berenice Quezada, candidata a la vicepresidencia de Nicaragua por parte de Alianza Ciudadanos por la Libertad. Twitter

El régimen de Daniel Ortega en Nicaragua ha arrestado a Berenice Quezada, candidata a la vicepresidencia del país por parte de Alianza Ciudadanos por la Libertad.

Según ha comunicado la formación a través de Twitter ha quedado en retención domiciliaria con custodia policial, sin acceso a comunicación telefónica, con restricción migratoria e inhibida de postularse a cargos públicos de elección popular.

No es la primera detención, durante los últimos meses las fuerzas de seguridad han detenido a una veintena de opositores, entre ellas seis precandidatos a la presidencia, líderes estudiantiles, activistas, representantes campesinos y otras figuras de relevancia.

Mientra, se mantiene la represión, entidades como Amnistía Internacional (AI) han tildado la candidatura a las elecciones de Ortega de «recordatorio de la impunidad que prevalece» en el país. Para la organización, la permanencia del tirano como presidente nicaragüense supondría una prolongación de las «graves violaciones de los Derechos Humanos cometidos bajo su mandato».

En un comunicado, la directora de AI para las Américas, Erika Guevara, ha aseverado que mientras se anuncia su candidatura «miles de víctimas de violaciones de los Derechos Humanos siguen esperando justicia por los crímenes cometidos por las autoridades bajo su Gobierno».

Las elecciones, previstas para el 7 de noviembre, tendrán lugar mientras el país atraviesa una grave crisis humanitaria que se remonta a abril de 2018 y se ha ido recrudeciendo durante los últimos meses. «Mantener las estructuras que han asegurado la impunidad no puede ser la base para la construcción del futuro del país», ha lamentado Guevara, que ha indicado que «para salir de la crisis se necesita que las violaciones de los Derechos Humanos se detengan» y los responsables sean llevados ante la Justicia.

En 2018, el informe de Grupo Interdisciplinario de Expertos Independientes para Nicaragua determinó que las autoridades nicaragüenses cometieron crímenes de lesa humanidad. Asimismo, señaló que existen elementos muestran que estos crímenes cometidos fueron «tolerados, alentados u ordenados por las máximas autoridades, incluyendo al presidente del país, quien además ejerce como Jefe Supremo de la Policía Nacional, rango más alto del mando institucional». «Actualmente ninguna persona acusada de cometer estos crímenes está siendo investigada. Al contrario, Daniel Ortega se erige nuevamente como candidato a la presidencia, en cuyo cargo será inmune a cualquier investigación en su contra,» ha denunciado.

Para la entidad, la represión deja claro «que el camino hacia las elecciones estará plagado de acciones represivas implementadas para imposibilitar que la población pueda ejercer sus derechos políticos sin temor a represalias».

Deja una respuesta