«Ser es defenderse», RAMIRO DE MAEZTU
La Gaceta de la Iberosfera
Buscar
Cerrar este cuadro de búsqueda.
Ocho millones de húngaros están llamados a las urnas

Orbán o Marki-Zay: prosperidad y seguridad o una coalición de seis partidos incapaz de gobernarse a sí misma

Discurso de Viktor Orbán en la Marcha por el Día de la Independencia de Hungría. Reuters

Unos ocho millones de personas están llamados este domingo a las urnas en Hungría para elegir un nuevo Parlamento.

Tendrán que elegir entre Viktor Orbán, que lleva más de una década defendiendo la soberanía y la identidad de su pueblo, cuenta con un balance económico envidiable -un 3,5% de paro- y una política social de apoyo a la familia que no tiene precedentes en Europa, o una coalición de seis partidos -abanderada por Peter Marki-Zay- y conformada por comunistas, liberales y nazis que únicamente quiere arrebatar a Fidesz el poder y que es incapaz de gobernarse a sí misma.

Los húngaros determinarán el reparto de los 199 escaños del Parlamento, que se compondrán mediante un sistema mixto: 106 de los diputados saldrán de circunscripciones uninominales, mientras que los 93 restantes se repartirán entre los partidos que hayan obtenido más del 5 por ciento de los votos a nivel nacional -el 15 por ciento en el caso de alianzas-.

Los sondeos auguran una mayoría de Fidesz, que lograría cerca del 50 por ciento de los votos. Así, según el Instituto Századvég el apoyo al partido de Orbán alcanzaría el 49 por ciento, mientras que el respaldo a la coalición opositora sería del 44 por ciento.

Este domingo se celebrará también un referéndum en el que los húngaros deberán decidir si ratifican la ley de protección de los niños frente al adoctrinamiento LGTBI.

Así, deberán responder si están de acuerdo con que las escuelas públicas enseñen sobre orientación sexual a menores sin el consentimiento de sus padres o si están de acuerdo con la promoción de tratamientos de cambio de género para niños.

La consulta, por tanto, está destinada a restringir la propaganda LGTBI y a proteger el derecho de los padres a determinar la educación de sus hijos.

.
Fondo newsletter