'Ser es defenderse'
RAMIRO DE MAEZTU
señalan que el expresidente buscaba una 'confrontación civil'

Familiares de militares bolivianos acusan a Morales de tenerles detenidos para encubrir sus errores políticos

El expresidente de Bolivia, Evo Morales.

Los familiares de varios militares detenidos en Bolivia a raíz de la salida del poder del izquierdista Evo Morales en 2019 han acusado este martes al que fuera el mandatario del país de «provocar el enfrentamiento» que tuvo lugar entonces. A dos días del inicio del juicio oral contra la expresidenta interina Jeanine Áñez y algunos exjefes de las Fuerzas Armadas, los familiares han denunciado que el proceso que se lleva a cabo no tiene como objetivo a los «verdaderos autores» de los hechos acontecidos en noviembre de 2019.

En este sentido, han acusado al Movimiento al Socialismo (MAS) de utilizar el caso como una «estrategia» para refrendar su versión de que en el país latinoamericano se produjo un golpe de Estado contra Morales, según informaciones del diario ‘Los Tiempos’.

Así, han señalado que la intención de Morales era la de activar una confrontación civil y que ahora buscan «encubrir los grandes errores políticos» que cometieron en ese momento. Para ellos, la prohibición a los militares de salir a la calle tras las polémicas elecciones de octubre de ese año, Morales buscaba «crear un vacío de poder para aferrarse al Gobierno y acabar con las peticiones de dimisión».

En un comunicado, firmado por las «Familias de las Fuerzas Armadas», los familiares han hecho un resumen de los acontecimientos que tuvieron lugar entre el 4 y el 12 de noviembre de 2019, cuando, según han matizado, los militares «acataron de manera disciplinada las disposiciones del Gobierno legalmente constituido de Evo Morales, quien los seleccionó y nombró».

«Las familias de las Fuerzas Armadas, indignadas, solicitan al presidente Luis Arce Catacora, al ministro de Justicia y al Ministerio Público evitar cambiar la verdad histórica de los hechos en los casos Golpe de Estado I y II, y que se investigue a fondo, con justicia e imparcialidad, para encontrar a los verdaderos responsables políticos de cualquier color y se deje de mellar la dignidad de las Fuerzas Armadas», recoge el texto.

Áñez, por su parte, sigue insistiendo en que el juicio en su contra busca condenarla a ella y a otros ocho presos y «perseguidos políticos» por «cumplir con la patria y la Constitución». «¡Quieren borrar de la historia el fraude de Evo Morales y su renuncia!», ha recalcado.

Noticias de España

.
Fondo newsletter