‘Frontera Sur’: un hito histórico contra la inmigración ilegal y a favor de la soberanía y la identidad de las naciones europeas

El encuentro abre un debate necesario sobre inmigración e islamismo
El Vicepresidente Primero Acción Política VOX y Jefe Delegación del partido en el Parlamento Europeo, Jorge Buxadé. El Vicepresidente Primero Acción Política VOX y Jefe Delegación del partido en el Parlamento Europeo, Jorge Buxadé.

VOX y el Grupo de los Conservadores y Reformistas Europeos (ERC) han roto un tabú en la I Cumbre Frontera Sur, celebrada en las Islas Canarias, al denunciar la amenaza que la inmigración ilegal y la expansión del islamismo en Europa suponen para la defensa de la identidad y los valores tradicionales de las naciones europeas.

Contra la complicidad de las élites globalistas y el silencio de los medios de comunicación, la I Cumbre Frontera Sur, celebrada en Las Palmas de Gran Canaria, ha supuesto un hito histórico contra la avalancha migratoria y por la defensa de la soberanía nacional de los países de Europa, en especial los que componen la Frontera Sur -España, Italia, Grecia y Portugal- que son el epicentro de la entrada de miles de ilegales en el continente.

El encuentro, en el que participaron dieciséis invitados en siete ponencias celebradas el pasado viernes y el sábado en las islas, contó además con la presentación del secretario general de VOX, Javier Ortega Smith, y con la clausura a cargo del presidente de la delegación del partido en el Parlamento Europeo, Jorge Buxadé, seguida de un acto público del presidente de la formación, Santiago Abascal.

La defensa de las fronteras, «filtros de protección para las naciones», según Ortega Smith, fue la premisa básica respaldada por todos los participantes que denunciaron que solo cabe una solución al problema migratorio: «Cerrar la puerta».

La inmigración ilegal como un fenómeno mucho más amplio que únicamente demográfico fue otro de los temas tratados en profundidad en la cumbre. La avalancha migratoria implica la implantación de valores contrarios a los tradicionales que tienen como objetivo la destrucción de la identidad de las naciones destino a través de métodos como la inmigración de sustitución. Una amenaza que, sobre todo, proviene de los países de Oriente Medio que, con la implantación del islam político, buscan transformar las sociedades originalmente cristianas. «El islam es incompatible con lo que es y con lo que fue la civilización europea», denunció el director del ISSEP Madrid, Santiago Muzio, en su intervención en el congreso.

La complicidad de las élites de Bruselas y de la izquierda con la avalancha migratoria, el ‘buenismo’ con el que se percibe la entrada de millones de personas procedentes de culturas muy diferentes a la europea, fue otro de los puntos destacados por los ponentes. «La Frontera Sur de Europa se ha rendido en Bruselas, en Madrid, en París, en Berlín… pero un grupo de patriotas hemos decidido defenderla», apostilló la diputada nacional de VOX, Rocío de Meer. «Lo más importante de la amenaza de la inmigración ilegal es que es masivaEn Canarias el año pasado entró el mismo número de inmigrantes que habitantes tiene La Gomera». Así, subrayó que «el gran capital se beneficia de la inmigración ilegal. También la izquierda, porque el multiculturalismo destruye las identidades y las naciones», afirmó la diputada.

En esa complicidad de la izquierda occidental con el islam también incidió el jefe de la delegación de VOX en el Parlamento Europeo, Jorge Buxadé, que denunció el silencio mediático «ante las agresiones de inmigrantes yihadistas». «Nosotros invocamos algo sencillo: la ley y el derecho a defender lo nuestro. No por odio al de fuera, sino por amor al de dentro», añadió Buxadé.

El eurodiputado clausuró el encuentro con un alegato en favor de la defensa de la «civilización». «Este congreso ha demostrado que hay una Europa capaz de defenderse frente a las élites globalistas de Bruselas que alientan el multiculturalismo», concluyó.

Deja una respuesta