'Ser es defenderse'
RAMIRO DE MAEZTU
despilfarro para adoctrinar a menores

Garzón se gasta más de 80.000 euros de dinero público en una ‘huelga de juguetes’ para niños

Imagen del vídeo compartido por el ministerio de Consumo.
Imagen del vídeo compartido por el ministerio de Consumo.

El ministerio de Consumo que dirige Alberto Garzón ha hecho pública este jueves una campaña contra los «juguetes sexistas». Con la etiqueta #HuelgaDeJuguetes y con un vídeo de animación que ha costado más de 80.000 euros de las arcas públicas , según ha revelado el diario ABC, el ministerio incita a padres y a niños a secundar una «huelga de juguetes simbólica de una hora para reclamar su derecho (el de los juguetes) a jugar con el 100 % de los niños y niñas, no solo con el 50 %».

En el vídeo, que Consumo ha compartido en todas sus redes sociales, varios personajes animados incitan a los menores, con tono amenazador -uno de ellos incluso se dirige al público con el puño en alto- y con música militar de fondo, a secundar la protesta porque «ha llegado el momento de decir basta» y «de acabar con el sexismo y los roles de género».

Además del vídeo, que en Twitter ha suscitado cientos de reacciones negativas de los usuarios que denuncian que el ministerio ahora «quiere imponer con qué juega cada niño» y, para ello, recaudan dinero público para después financiar campañas como esta, el ministerio ha compartido en Instagram varias fotografías en las que da instrucciones a educadores, padres y menores sobre cómo secundar la huelga. «Coloca tus juguetes en formación. Diseña unas pancartas o utiliza nuestros stickers», explican desde la cuenta oficial del ministerio en una publicación en la que, de nuevo, utilizan el símbolo del puño en alto, esta vez en forma de emoticono.

La campaña encargada por el ministerio de Garzón comenzó a idearse en verano y el vídeo se licitó a través de un contrato público de hasta 82.644,63 eurossegún datos extraídos de la Plataforma de Contratación del Sector Público recogidos por ABC, en el mes de agosto.

Desde Consumo, explican que «un juguete sexista es todo aquel que tiene una versión diferenciada para cada sexo y que, por tanto, no se presenta como apto tanto para niños como para niñas», pese a que no existen juguetes con etiquetados que diferencien hacia quién van dirigidos.

Además de las reacciones populares que la campaña ha provocado, los anunciantes ya mostraron su descontento con las políticas de Garzón en el mes de noviembre cuando enviaron una carta al presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, en protesta a los «ataques injustificados» por parte del Ejecutivo. La plataforma ¡Publicidad, Sí! denunciaron que las continuas restricciones impulsadas desde Consumo perjudican a la competitividad de las empresas. Estas quejas se suman a las manifestadas por la Federación Española de Industrias de Alimentación y Bebidas (FIAB) y otras asociaciones alimentarias, quienes ya expresaron su enfado por la futura prohibición de la publicidad de alimentos considerados como no saludables cuando vayan dirigidos al público infantil.

Noticias de España

.
Fondo newsletter