«Ser es defenderse», RAMIRO DE MAEZTU
La Gaceta de la Iberosfera
Buscar
Cerrar este cuadro de búsqueda.
Premiará a quienes accedan a través de rutas legales

Johnson propone expulsiones más rápidas de inmigrantes ilegales

El Primer Ministro de Reino Unido, Boris Johnson, en la Cámara de los Comunes. EUROPA PRESS

El gobierno de Boris Johnson ha presentado su nuevo Plan de Inmigración con el que endurece su política de acogida de inmigrantes y que está destinado a combatir las redes ilegales de transporte de seres humanos.

La ministra de Interior, Priti Patel, ha presentado el nuevo Plan que establece condiciones más estrictas para los solicitantes de asilo. Quienes entren al Reino Unido de manera ilegal y reclamen su condición de refugiados, no tendrán acceso a las ayudas oficiales que el Ejecutivo concede en la actualidad y serán retenidos en ‘centros de recepción’.

Johnson quiere diferenciar y condicionar las ayudas para inmigrantes de acuerdo a si acceden al país de manera legal o ilegal, tal y como la anunciado Patel ante la Cámara de los Comunes: «Por primera vez, el hecho de entrar legal o ilegalmente en el Reino Unido tendrá un impacto sobre el proceso de solicitud de asilo, e incluso en el propio estatus si la petición es atendida».

Además del endurecimiento de las condiciones para acceder a la condición de ‘refugiado’, el ejecutivo de Johnson establecerá vías de expulsión de los ilegales más rápidas y efectivas. De hecho, la propuesta de Johnson contempla una modificación del Plan vigente que prohíbe expresamente la expulsión del país durante la tramitación del asilo. Según ha explicado la ministra de Interior, «aquellos cuya solicitud sea concedida a pesar de haber entrado por vías ilegales recibirán un estatus de protección temporal, en vez de un derecho automático de residencia. Se revisará su situación de modo regular y podrán ser expulsados del país, verán limitados sus derechos de reunión familiar y no tendrán acceso a ayudas públicas salvo en casos de pobreza extrema».

La propuesta anunciada por Downing Street, que todavía debe ser sometida a consulta antes de convertirse en proyecto de ley, premiará e incentivará la entrada legal de inmigrantes en el país. La ministra ha prometido que continuarán animado a recabar asilo a aquellos que lo hagan «a través de rutas seguras y legales» y ha añadido que reforzarán el apoyo del Ejecutivo «con la oferta de de un paquete integral de ayudas a la integración» así como un «permiso indefinido de residencia».

.
Fondo newsletter