'Ser es defenderse'
RAMIRO DE MAEZTU
Los 'menas' protagonizan tres de cada cuatro detenciones de menores

‘La cifra es falsa’: así mienten (sin aportar datos) los tertulianos sobre el cartel de VOX que denuncia el coste de cada ‘mena’

Cartel electoral de VOX sobre los menas.

VOX incita al odio por su cartel de los menas. Es la consigna con la que el poder político y mediático convergen en la campaña electoral de Madrid. El mensaje “un mena 4.700 euros al mes, tu abuela 426 euros de pensión/mes” de VOX ha marcado -hasta la espantada de Iglesias en la cadena SER- la campaña en la que la izquierda va a remolque en cada debate.

En realidad el partido de Abascal no ha dicho nada nuevo, pues lleva años denunciando la violencia y la inseguridad que provocan los menores extranjeros no acompañados en muchos barrios de España. Los datos los corroboran: donde hay centros de menas hay problemas en la calle. En Madrid, entre el 15 y el 20% de los menas delinque y protagoniza tres de cada cuatro detenciones de menores, según el Sindicato Unificado de Policía. La proliferación de atracos y asaltos violentos en la Casa de Campo en 2020 empujaron al sindicato a advertir de que los menas habían “generado alarma social entre los ciudadanos sobre la situación de estos menores”.

Los hechos denunciados, por tanto, han motivado el cartel de VOX, aunque si es por lo que dicen en las tertulias de la televisión pareciera que el mensaje de VOX fabrica la realidad. El veredicto tertuliano es unánime: constituye delito de odio. Y esta unanimidad es sorprendente, especialmente en las cadenas públicas en las que debería haber pluralidad. El martes en el canal 24 horas de TVE la periodista Eva Orúe acusaba a Rocío Monasterio de mentir: “La cifra de 4.600 euros (en realidad son 4.671) es falsa de toda falsedad en Madrid o cualquier comunidad”. Naturalmente lanzaba esta afirmación sin aportar datos oficiales de la Comunidad de Madrid. Pero el rodillo mediático sólo había comenzado.

Al día siguiente por la mañana recogían el guante en La Hora de la 1 de TVE. Todos los periodistas en la mesa estaban de acuerdo. Mariela Rubio, de la cadena SER, aplaudía a Carmen Calvo y pedía un cordón sanitario contra el partido de Abascal: “No le voy a comprar el marco a VOX hablando de cuánto cuestan los menores. No voy a entrar en los datos porque entonces ya han ganado. Aunque costasen el triple, ¿qué barbaridad es esta? Ya han ganado si nos llevan a ese punto. Ha estado muy bien la vicepresidenta Calvo hablando de xenofobia y odio. Los discursos de quienes ataquen a los menores tienen que tener 200 muros enfrente”.

Posteriormente añadió el comodín de Hitler: “Esto lo vimos en la República de Weimar con un joven partido nazi diciendo cuánto costaban los niños discapacitados. Esto no lo ha inventado VOX, esto se inventó en Europa en los años 30 y ya sabemos adónde conduce”.

Hitler, nazismo, racismo… La tertulia ya sólo se movía en esos términos. El periodista de EL MUNDO Juanma Lamet argumentaba que VOX tenía un problema con el color de piel y que los menas proceden de países en guerra. Esta última afirmación se desmonta sola: Marruecos y Argelia son territorios ajenos a cualquier conflicto bélico. “VOX va más allá. No sólo señala a los menores, sino según el color de su piel. VOX deshumaniza a los menores no acompañados que están huyendo de la miseria o de la guerra. VOX mercantiliza la solidaridad y un partido que habla de recuperar el ideal cristiano de la Unión Europa, está diciendo que los trabajadores de Cáritas cuestan mucho cuando atienden a extranjeros. […]VOX hace las cuentas de la vieja de esta mercantilización infecta de la solidaridad para compararlo con una pensión mínima que cobre una señora mayor. Este es el discurso del Hogar Social, Amanecer Dorado y Le Pen en Francia. Esto es el virus de la campaña de Madrid”.

Luego llegaba el turno del analista político (eso dice el rótulo de TVE) Julio César Herrero. “Quien no conoce el concepto de justicia difícilmente puede asumir valores morales decentes. Eso así contado es una manipulación obscena porque no es que sea mentira, pero tampoco es cierto y hay que explicar y ése es el problema, cuando me tengo que poner a explicar pierdo la batalla. Desmontar esta patraña lleva mucho tiempo y no lo hay”. Es decir, Herrero reconoce que el cartel no es en absoluto falso aunque VOX manipula. Sin embargo, no explica en qué consiste la misma. Consultar datos, por lo visto, debe ser otra modalidad de fascismo. 

Un rápido vistazo a la prensa de izquierda revela que el cartel de VOX no va desencaminado. El diario EL PAÍS en su edición online del 12 de diciembre de 2018 publicaba lo siguiente: “Madrid invierte 150 euros al día en asistir a cada menor extranjero”. Multiplicado por los 30 días que tiene el mes el resultado es de 4.500 euros mensuales cada plaza de mena.

Incluso Newtral, supuesta agencia de verificación de noticias al frente de la cual está Ana Pastor, titula esta misma semana: “Los menores extranjeros no acompañados no reciben 4.700 euros al mes, el dinero es para las organizaciones que los acogen”. Nadie dice que la administración otorgue esa paga a los menas, sino que esa cantidad es lo que cuesta la manutención (comida, alojamiento y vestuario) y los honorarios del personal que se encarga de la tutela. Por lo tanto, hasta Newtral lo reconoce: los menas le cuestan al Estado 4.700 euros al mes en Madrid.

Si atendemos a las últimas partidas destinadas por el Gobierno de Ayuso la cifra es de 4.671 euros por plaza de mena. El pasado 3 de marzo la Consejería de Políticas Sociales, Familias, Igualdad y Natalidad aprobaba el gasto derivado “de la tercera ampliación del plazo de la declaración de emergencia de la contratación del servicio de acogimiento residencial temporal de menores extranjeros no acompañados, de 13 a 17 años (16 plazas), con la Fundación Diagrama Intervención  sicosocial, por un importe de 448.448 euros, desde el 1 de octubre de 2020 hasta, como máximo, el 31 de marzo de 2021”. Es decir, 28.028 euros por cada una de las 16 plazas de menas durante 6 meses, lo que suponen esos 4.671 euros mensuales.

Claro que en otras regiones el precio se dispara. En los tiempos de Susana Díaz la Junta de Andalucía se gastaba incluso más del doble: 9.813 euros al mes por cada menor en sus centros de acogida en 2017, según la Cámara de Cuentas. Un 60% de estos costes son para servicios fijos (el precio que fija la ONG, seguridad y mantenimiento) y el 40% restante se destina a necesidades variables como sanidad, manutención y vestuario.

Otro de los mantras más repetidos esta semana ha sido que VOX lleva al debate cuestiones que son minoritarias o que no interesan a nadie. Es decir, que no puede ser un problema el comportamiento de un porcentaje reducido de la sociedad (curiosamente con la llamada violencia machista hacen lo contrario). Los datos oficiales dicen que la Comunidad de Madrid atiende a 3.700 menores de los que 1.072 son extranjeros y no acompañados 269. Si el 75% de los menores detenidos en Madrid son menas -según datos policiales- y en Madrid hay alrededor de 300.000 menores de entre 15 y 18 años, los menas representan  el 0,08% de los menores de esa franja en Madrid, por lo que es más que evidente que la inmensa mayoría de los menores que cometen delitos son menas.

Noticias de España

.
Fondo newsletter