La inmigración ilegal en España aumenta en 2022 más de un 30% con respecto al año pasado

Ceuta, Melilla y Baleares registran los mayores incrementos
Inmigrantes ilegales con garfios asaltan la valla de Melilla. Twitter Inmigrantes ilegales con garfios asaltan la valla de Melilla. Twitter

La presión migratoria sobre el territorio nacional permanece más activa que nunca y, a pesar del actual silencio mediático, las llegadas de inmigrantes ilegales a España no paran de aumentar con respecto a estadísticas de años anteriores. Así, los datos reflejan un incremento superior al 30 por ciento si comparamos los más de 9.600 inmigrantes ilegales llegados a España a fecha 18 de abril, con los 7.370 que se registraron el año pasado, según el informe emitido por el Alto Comisionado de las Naciones Unidas para los Refugiados (ACNUR) en esa misma fecha.

Por otro lado, siguen existiendo en la actualidad disparidades estadísticas entre los balances que emite el Ministerio del Interior y los informes que publica semanalmente ACNUR. Estas irregularidades ya se dieron durante el año pasado y, cuando solo han pasado cuatro meses desde que comenzó el año, ya existen pequeñas diferencias entre los datos recopilados por la entidad de Naciones Unidas y los recogidos por centros estadísticos del Gobierno.

En términos geográficos la ruta canaria sigue siendo la más afectada: con un total de 482 inmigrantes ilegales durante el mes de abril –según las diferentes diligencias de las Fuerzas y Cuerpos de Seguridad del Estado consultadas por este medio–, el archipiélago acumula más de 6.500 llegadas en lo que llevamos de año. Estadísticas que, comparadas con las actualizadas por ACNUR el 25 de abril de 2021, nos sitúan ante un incremento de la presión migratoria sobre las Islas Canarias de un 50 por ciento durante el último año. La región insular recibe en estos momentos más del 67 por ciento de toda la inmigración ilegal llegada a territorio nacional.

A las Islas Canarias le sigue Andalucía, con un total de 1.267 inmigrantes ilegales contabilizados hasta la fecha. Almería sigue siendo la provincia que mayor presión migratoria soporta en la Comunidad Autónoma, donde desde el pasado lunes han entrado más de una decena de embarcaciones procedentes de Argelia con un total de 84 inmigrantes. De entre las últimas llegadas registradas sobre costas almerienses se ha vuelto a detectar la llegada de perfiles altamente radicalizados procedentes de lugares como Siria o Palestina, según fuentes de las Fuerzas y Cuerpos de Seguridad del Estado.

Por su parte y después de los asaltos masivos vividos recientemente en Melilla, la Ciudad Autónoma ha registrado un aumento de la inmigración ilegal de más de un 180 por ciento con respecto a datos del año pasado, según el último balance emitido por el Ministerio del Interior. Con un total de 1.215 llegadas ilegales contabilizadas, la cifra se sitúa muy cerca de la registrada en Andalucía. Con 276 entradas contabilizadas en lo que llevamos de año le sigue Ceuta, que también acumula un considerable aumento de la inmigración ilegal que ya roza el 70 por ciento si se comparan las actuales cifras con los balances emitidos por el Ministerio del Interior el año pasado.

Por último, las provincias de Murcia, Alicante y la región balear también han registrado notables incrementos en comparación con los datos del pasado año. En el caso de Murcia y Alicante, hasta la fecha han experimentado la llegada de más de 400 inmigrantes ilegales, los últimos (45) han llegado desde este lunes, después de que la ruta argelina fuese nuevamente activada por las mafias ante unas condiciones meteorológicas bastante favorables.

En cuanto a Baleares presenta un acumulado de 228 inmigrantes ilegales según las últimas estadísticas de ACNUR, lo cual sitúa el archipiélago ante un incremento de la inmigración ilegal superior al 200 por ciento con respecto a 2021.

Deja una respuesta