'Ser es defenderse'
RAMIRO DE MAEZTU
Vivió entre 2019 y 2020 en una propiedad de 2500 metros cuadrados en Texas

La lujosa vida del hijo de López Obrador choca con el discurso de ‘austeridad’ que tanto pregona el presidente mexicano

El presidente de México, Andrés Manuel López Obrador. Reuters

Una reciente investigación dada a conocer por el periodista crítico del régimen socialista de López Obrador, Carlos Loret de Mola y la organización “Mexicanos contra la Corrupción y la Impunidad”, muestra la contradicción de la supuesta austeridad que tanto pregona desde hace años el tabasqueño, y la manera en que vive él mismo, en un palacio, el Palacio Nacional, donde trabajan 150 personas a su servicio, pero sobre todo, los lujos de sus hijos.

El medio digital Latinus, de Loret de Mola, revela el estilo de vida de lujos en el extranjero del hijo mayor de AMLO, José Ramón López Beltrán. En el video de 29 minutos, aparecen enormes mansiones con jardines y alberca, en Houston, Texas, Estados Unidos, sus autos y otros lujos.

La investigación muestra una mansión color plomo de unos 447 metros de construcción y con lujosos acabados en roca y maderas, con “cuatro habitaciones e igual número de baños completos; tres estacionamientos, sala de doble altura que remata con un candelabro, cocina, bar, salón de juegos y hasta un cine”.

En la parte de atrás, una piscina climatizada de 23 metros de largo, un jardín, cocina completa y parrillas. Esta es una de las casonas en las que habría vivido López Beltrán, mientras su papá “pregona un discurso de austeridad”, se señala en el reportaje, firmado por Raúl Olmos, Verónica Ayala y Mario Gutiérrez Vega.

La vivienda está ubicada en una privada exclusiva en Jacobs Reserve en Conroe, Texas, a las afueras de Houston.  “Se trata de un terrero de unos 2,500 metros cuadrados y cuyo precio de cada vivienda supera el millón de dólares, equivalente a más de 20 millones de pesos mexicanos”, refiere el video.

Un dato muy inquietante es que, según el registro de la propiedad del condado texano de Montgomery, consultado por los investigadores, cuando el hijo del presidente y su pareja vivieron en el lugar mencionado en 2019 y 2020, el inmueble pertenecía a Keith Schilling, un alto ejecutivo de Baker Hughes, compañía petrolera que tiene contratos vigentes con el gobierno de López Obrador, por más de 151 millones de dólares en obras para Pemex. Además hoy vende compresores y turbinas para la refinería de Dos Bocas.

La nuera de AMLO, Carolyn Adams -describe el video-, ha trabajado en empresas vinculadas a la industria petrolera y en enero de 2018 celebró en sus redes sociales que Shell fuera la ganadora de una zona de explotación petrolera.

Eso no es todo. Hay otra casa, en la que viviría actualmente el hijo de AMLO -siempre según la investigación citada-, que estaría ubicada en la localidad de Cypress, en el condado de Harris, en las afueras, también, de Houston. Con 2 pisos, 5 recámaras, 5 baños completos. En un terreno de cerca de mil 100 metros cuadrados.

Según documentos oficiales del condado, el valor catastral de la propiedad es de 371,239 dólares, es decir, unos 7.6 millones de pesos mexicanos. Sin embargo, el valor real de la propiedad, el comercial, podría ir de los 628 mil dólares –que son unos 13 millones de pesos-, hasta los 948 mil dólares, unos 19 millones de pesos.

Además, según la investigación, el hijo de AMLO usaría una camioneta Mercedes Benz que valdría 1.5 millones de pesos. A nombre de la señora Carolyn se encontrarían las propiedades. Ella es quien aparece –se narra en el video- como la que habitó la primera mansión descrita y como propietaria de la segunda casa, al igual que de la camioneta Mercedes Benz.

TEMAS |

Noticias de España

.
Fondo newsletter