«Ser es defenderse», RAMIRO DE MAEZTU
La Gaceta de la Iberosfera
Buscar
Cerrar este cuadro de búsqueda.
Había sido retirada en 2015

Los rusos erigen una estatua de Lenin en una ciudad ucraniana ocupada

Estatua Lenin rusos Ucrania
Estatua de Lenin en Prípiat, Ucrania. Europa Press.

Los invasores rusos han erigido una estatua de Vladímir Lenin en una ciudad ucraniana ocupada por sus tropas casi siete años después de que Ucrania retirara una escultura dedicada al exlíder soviético en la misma localidad, como parte de los esfuerzos de ‘descomunización’.

La ciudad de Henichesk, situada en el Mar de Azov, en la provincia de Kherson, al norte de la frontera con Crimea, fue ocupada por las fuerzas rusas tras la invasión comenzada el pasado 24 de febrero. Unas fotos publicadas el lunes en las redes sociales muestran una nueva estatua de Lenin frente al edificio del ayuntamiento. En lo alto del edificio puede apreciarse una bandera rusa.

Yuri Sobolevsky, diputado regional ucraniano de Kherson, confirmó la erección de la estatua en una publicación en Facebook. “Los orcos en la región de Kherson continúan sus experimentos para retroceder en el tiempo”, escribió Sobolevsky, usando el término con el que se refieren a los soldados rusos, informó CNN.

“Banderas rojas, monumentos de la era soviética”, señaló el diputado, “su motivo es absolutamente transparente: están [actuando como parásitos] sobre los sentimientos nostálgicos de la población”, dijo Sobolevsky.

La estatua original de Lenin de Henichesk fue derribada por orden del ayuntamiento el 16 de julio de 2015, informó el mismo medio.

Desde que comenzaran las protestas contra Viktor Yanukovych en 2013, que desembocaría en la guerra del Dombás meses después, las estatuas de Lenin que poblaban las ciudades ucranianas han sido el objetivo de los ucranianos. Para muchos de ellos, Lenin representa un símbolo de la ocupación soviética y, por tanto, de los lazos con Rusia.

En diciembre de 2013, los manifestantes ‘proeuropeos’ derribaron la estatua del primer dirigente de la Unión Soviética en la capital del país, Kiev. Desde entonces, cientos de estatuas, calles, y símbolos comunistas han sido el objetivo de los ucranianos, en lo que ha pasado a llamarse ‘descomunización’ del país, que estuvo ligado a la URSS hasta 1991.

.
Fondo newsletter