'Ser es defenderse'
RAMIRO DE MAEZTU
Kamala Harris tiene nulo tirón electoral

Más de la mitad de los estadounidenses no cree que Biden se presente a las presidenciales en 2024

El presidente de EEUU, Joe Biden. Europa Press
El presidente de EEUU, Joe Biden. Europa Press

Nunca fue probable. La selección del más que veterano Biden como candidato presidencial ya se reveló en la casi inexistente campaña como una selección por descarte, y desde el primer día de su mandato se ha especulado abundantemente sobre si sería capaz de agotar su mandato o solo le estaba calentando la silla a Kamala Harris durante uno o dos años.

Pero ya es la mitad del país la que no cree que Biden vaya a repetir, y no porque vaya a perder frente a Trump o cualquier otro candidato que presenten los republicanos, sino porque ni siquiera se va a presentar. Problemas cognitivos aparte, un presidente con resultados de gestión tan desastrosos y, sobre todo, una inflación disparada que está volatilizando la clase media, sería material radioactivo para los demócratas en las urnas.

Es, al menos, lo que revela una encuesta recién hecha pública por el Wall Street Journal, según la cual un poco más de la mitad de los ciudadanos no cree que el presidente vaya a ser el candidato demócrata en las presidenciales de 2024, un 52 por ciento, para ser exactos. Un 19 por ciento no sabe muy bien si lo hará, y menos de un tercio, el 29 por ciento, ve probable que lo haga.

Naturalmente, una mayoría de demócratas sí cree que lo hará, pero no es una mayoría absoluta, solo el 41%. Hasta el 32% de los demócratas no cree que sea el candidato presidencial y más de una cuarta parte, el 26%, no está seguro de si lo hará o no.

Para los demócratas es un verdadero problema, y no solo para el común entre ellos. Altos funcionarios, analistas y activistas no lo tienen más claro que el ciudadano corriente, y tampoco se ponen de acuerdo en quién, si se decide que no conviene hacerle candidato, debería ocupar su lugar.

La edad de Biden pesa mucho en la consideración de los observadores, especialmente su edad percibida, pero también sus años pasados en la política, su condición de político de toda la vida que lleva décadas aspirando a la presidencia. Si vuelve a postularse y gana, Biden tendrá 82 años cuando preste juramento para un segundo mandato.

En el partido ya hablan del problema más o menos abiertamente. El diario recoge la opinión de Derrick Jacson, diputado del Congreso de Georgia, que está convencido de que Biden irá posicionando gradualmente a Kamala Harris, la vicepresidente, para que le suceda. Pero Harris tiene nulo tirón electoral, incluso dentro de su partido.

Con independencia de que las medidas que se aprueben desde la Casa Blanca puedan ser mejores o peores, para los políticos demócratas es un serio problema tener como líder a alguien que confunde Rusia con Irán o afirma que Putin está invadiendo su propio país, especialmente en un momento crítico. Un diputado anónimo confesó al Wall Street Journal que durante el reciente discurso sobre el Estado de la Unión, los legisladores demócratas estaban de los nervios temiendo una metedura de pata irreparable o que se le fuera el santo al cielo, y cuando finalizó sin que hubiera sucedido ninguna catástrofe respiraron aliviados.

En cuanto a Trump, la encuesta revela que el 49 por ciento de los encuestados espera que Trump se presente por tercera vez, mientras que el 27 por ciento no cree que vaya a hacerlo. El 24 por ciento no está seguro. Entre los republicanos, el 60 por ciento cree que Trump se postulará nuevamente en 2024, muy por encima del porcentaje de demócratas (41 por ciento) que cree que Biden se postulará nuevamente.

Noticias de España

.
Fondo newsletter