No era un lobo solitario: detenidos nueve islamistas por la decapitación del profesor francés

La policía francesa ha arrestado a nueve personas después de que un presunto simpatizante islamista decapitara el viernes a un profesor de historia cerca de la escuela en la que trabajaba, en el extrarradio de París, indicaron el sábado fuentes policiales. 

La policía trata de establecer si el atacante, que fue abatido a tiros por los agentes, había actuado solo o tenía cómplices. Los medios franceses informaron de que se trataba de un joven de 18 años de origen checheno. 

Los testigos oyeron al agresor gritar “Allahu Akbar” o “Alá es el más grande”, dijo una fuente policial. Su víctima, un profesor de historia, había mostrado a principios de este mes a sus alumnos caricaturas del profeta Mahoma en una clase de educación cívica sobre la libertad de expresión.

Según ha confirmado el fiscal antiterrorista Jean-Francois Ricard, el islamista le pidió previamente a varios alumnos del centro que señalasen al docente y después del asesinato publicó una foto en Twitter del cuerpo sin vida del profesor acompañada de un mensaje en el que afirmaba haber cometido el crimen.

El presidente Emmanuel Macron calificó el ataque como terrorismo islamista. 

Cuatro familiares del agresor, entre ellos un menor, fueron detenidos en las horas inmediatas al ataque en la localidad de Conflans-Sainte-Honorine, indicó la policía, y otras cinco personas fueron detenidas durante la noche, entre ellos dos padres de alumnos de la escuela en la que impartía clases el docente.

Varios dirigentes musulmanes de Francia condenaron el asesinato, que muchas figuras públicas percibieron como un ataque a la esencia del Estado francés y a sus valores de laicidad, libertad de culto y libertad de expresión.

Tareq Oubrou, imán de una mezquita de Burdeos, negó que la matanza marcara un choque de civilizaciones, según informa Reuters.

No es una civilización la que mata a un inocente, es la barbarie“, dijo Oubrou a France Inter, y añadió que la letanía de ataques mortales por parte de militantes islamistas o sus simpatizantes es devastadora para la comunidad musulmana de Francia.

“Cada día que pasa sin incidentes damos gracias”, dijo. “Estamos entre el martillo y el yunque. Ataca a la República, a la sociedad, a la paz y a la esencia misma de la religión, que es la unión”. 

Por su parte, el primer ministro francés, Jean Castex, ha asegurado hoy que Francia reaccionará con la mayor firmeza al asesinato del profesor de Historia. “A través de uno de sus defensores, es la República la que ha sido golpeada en pleno corazón por el terrorismo islamista”, escribió Castex en Twitter.

En solidaridad con sus maestros, el Estado reaccionará con la mayor firmeza para que la República y sus ciudadanos vivan, ¡libres! Nunca nos rendiremos. Nunca“, agregó.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *