PUBLICIDAD
PUBLICIDAD

Norma Yarrow: ‘El trabajo de la oposición es impedir a Castillo y a Cerrón capturar los poderes del Estado’

ENTREVISTA A LA CONGRESISTA DE 'AVANZA PAÍS'
La congresista de Avanza País, Norma Yarrow.

Este jueves 26, Guido Bellido -imputado por presunto delito de apología al terrorismo y por lavado de dinero en la presunta financiación ilícita de su campaña-,  se presentará ante el Pleno del Congreso peruano en calidad de presidente del Consejo de Ministros (PCM) para pedir el voto de confianza al cuestionado gabinete que preside.

Su presentación será una prueba de fuego no solo para el equipo que lidera -que tiene un 76% de desaprobación según una encuesta difundida a principios de agosto-, también para Pedro Castillo, que, a menos un mes de haber asumido la presidencia, es rechazado por el 46% de los peruanos.

Conversamos con la congresista Norma Yarrow, de la bancada legislativa Avanza País (centroderecha), una de las más firmes opositoras al régimen coludido con el comunismo bolivariano, quien recientemente presentó una moción de orden del día para declarar persona no grata al expresidente boliviano Evo Morales “por su inaceptable y constante intromisión en la política nacional de nuestro país”.

«Reprocho y pediré por escrito que se declare persona no grata al señor expresidente de Bolivia, Evo Morales, porque el señor no puede estar haciendo uso de movilidades oficiales ni de resguardo y voy a pedirlo como Norma Yarrow Lumbreras, parte de la bancada Avanza País, que se le declare persona no grata. A nuestro país no se viene a hacer apología, intervenir sobre temas de gobierno. Somos peruanos e independientes, eso sí lo pongo fuerte y claro», dijo Yarrow.

Morales, que estuvo en Lima como invitado a un foro organizado por la Federación Nacional de Trabajadores en la Educación del Perú (Fenate-Perú) -gremio fundado por Castillo que ha sido cuestionado por haber nombrado a miembros del Movadef, grupo fachada de la organización terrorista maoísta Sendero Luminoso, en su comité ejecutivo-, respondió que si la “derecha racista y fascista” lo declaraba persona no grata, entonces estaba “en buen camino”.

Su moción para declarar persona no grata a Evo Morales en el Perú, aunque terminó siendo rechazada en el Pleno del Congreso, generó bastante polémica entre los grupos de izquierda, además de la cobertura mediática que tuvo al ser Morales un aliado de Castillo y Cerrón. ¿Usted cree que el expresidente boliviano está cometiendo injerencia en la política nacional?

Sí, considero totalmente que está haciendo injerencia dentro de nuestra política nacional. Cuando presenté la moción muchos me dijeron que iba a ser una que no iba a tener mayor trascendencia. Es cierto que no pasó, pero estoy pidiendo una reconsideración, que va a pasar a Cancillería y a Migraciones, porque también quiero un listado de cuántos ingresos ha tenido al Perú el señor Evo Morales en el transcurso de la segunda vuelta y la toma de mando (de Castillo). Siendo expresidente de Bolivia, ha recibido honores como si estuviera en el cargo, ocupando un asiento entre los mandatarios invitados a la investidura de Castillo. Evo Morales viene al Perú a reunirse con ministros, a reunirse con sindicatos, a opinar que el país debe ir a una Asamblea Constituyente, proclamó como presidente a Castillo en sus redes sociales aun cuando el jurado electoral todavía no oficializaba los resultados de la segunda vuelta, cuestionó a las fuerzas democráticas de la derecha peruana que pedían transparencia en el conteo de votos. Una persona que se inmiscuye en nuestras políticas nacionales no es alguien que sume, todo lo contrario, resta, sobre todo en la situación en la que el Perú se encuentra en este momento. Morales no está solo de visita o porque le interese la problemática de nuestro país, su objetivo es concretar los fines de los movimientos radicales a los que representa para sumar al Perú a la lista de países que tienen la ideología bolivariana. Con esta moción quiero dejar claro que ningún exmandatario, menos con este tipo de ideologías, puede venir al Perú a meter la mano a nuestra política interna.

En una entrevista que le hicimos aquí en La Gaceta de la Iberosfera durante la segunda vuelta electoral, usted afirmó que nunca tranzaría con una ideología radical como la de Pedro Castillo y su camarilla, y que, si debía enfrentarlos, lo iba a hacer. Desde su bancada, Avanza País, ¿ qué iniciativas han considerado para justamente plantar cara a un grupo tan radical como Perú Libre?

Ellos han demostrado que no quieren ceder ni un centímetro a su forma de pensar, a su ideología, y eso lo evidencian algunos ministros que están señalados por apología al terrorismo. Yo lo he dicho claramente, a título personal, yo no tengo ningún problema en cuestionarlos, fiscalizarlos y enfrentarlos. No se puede permitir que un premier, como Bellido, diga que Edith Lagos, que fue una terrorista y asesina de peruanos, sea considerada una mártir. Mi bancada está en la misma línea, mi vocero ha sido un comando Chavín de Huántar [operación que rescató a 72 rehenes secuestrados por los terroristas del MRTA] que ha trabajado en defensa de los peruanos. Nosotros en Avanza País tenemos una posición firme en defensa de la libertad y la democracia en nuestro país.

Este jueves 26 el premier Bellido se presentará al Pleno del Congreso para pedir el voto de confianza. ¿Ya tienen decidida su posición?

Yo ya tengo decidida la mía. Yo no le voy a dar la confianza, porque se ha pedido por documentos, por cartas, de que cambien a Bellido como premier. Béjar [Relaciones Exteriores] ya no está, y no renunció, lo sacaron del gobierno gracias a la presión que ejercimos todos los peruanos, incluidas las Fuerzas Armadas. Para mí, el señor Carrasco [Interior], el señor Ayala [Defensa] y la señora [Durand], expareja del chileno Alejandro Astorga, integrante del MRTA y acusado de terrorismo, tampoco deben estar. No creo que puedan convencer al Congreso con argumentos políticos y técnicos de la viabilidad de este gabinete. A mi lo que me preocupa es la influencia que tiene Vladimir Cerrón sobre Guido Bellido. Está claro que es su articulador político. Mi voto va a ser, hasta ahora, en contra de darle la confianza. Obviamente, de acá hasta el jueves pueden pasar muchas cosas. Estamos enviando al señor Pedro Castillo varios oficios para que cambie el gabinete y darle la ventaja de unos días para saber cual es el plan de gobierno. La política de nuestro país cambia día a día. Yo no sé qué declaraciones podrán dar mañana estas personas que integran el gobierno, a las que califico con poco criterio político.

Muchos analistas consideran que parte del desplome de la popularidad de Castillo, y la desconfianza que genera, no solo de las fuerzas políticas e inversionistas, sino de la ciudadanía en general, se debe al nombramiento de este gabinete. ¿Usted cree que el gobierno de Castillo ya está naufragando a pesar de llevar tan poco tiempo en el poder? ¿O están provocando esta situación como un plan para generar miedo e incertidumbre?

Definitivamente el señor Pedro Castillo, y le digo señor, no presidente, porque sinceramente me cuesta bastante calificarlo como tal, tiene un problema con Cerrón. Primero, debe deslindar su trabajo con él. Segundo, él no tiene un plan de trabajo. El 28 de julio cuando asumió, en su Mensaje a la Nación solo nos contó qué es lo que quería hacer, pero no nos ha dicho cómo ni cuánto va a costar. Obviamente, cree que está arrinconando al Congreso al nombrar un gabinete como este. Pero no tiene un plan de gobierno claro, no está dando estabilidad a la canasta doméstica. Es cierto que hay una crisis mundial de la economía, pero en el Perú está acompañada de una fuga de capitales producto de la incertidumbre que genera este gobierno. Lo que hizo Béjar en la Cancillería, en estas semanas que estuvo de ministro, fue minar la tranquilidad de los peruanos. Al no tener un plan de gobierno claro, Pedro Castillo está viendo todos los días qué cosa va a hacer, y eso lo demuestra su actitud a no dar entrevistas, a no dar mensajes televisados a los peruanos para garantizar su tranquilidad. Si el señor tuviera algo claro, se plantaría ante las cámaras y les diría a los peruanos que se queden tranquilos. Ahora, muchos hablan de la vacancia, pero esta debemos verla por incapacidad moral. No podemos estar vacando presidentes así porque sí. Además, vacar a Castillo nos pone en una línea de fuego, porque quien asume es Dina Boluarte, que es una cerronista, por eso está callada, escondida. Si vamos a hablar de planes ocultos, yo me pregunto, ¿qué plan tiene ella?

Podríamos decir entonces que habría una pugna dentro del gobierno entre los cerronistas, como usted dice, y los que están con Pedro Castillo, algo que no sería descabellado pensar, pues desde el principio se cuestionó la personalidad de este último. Según las encuestas, muchos peruanos piensan que es Cerrón quien manda detrás. ¿Es Castillo un presidente manejado con hilos?

Efectivamente. Para mí, es un presidente pegado con babas. No tiene ningún soporte, está sitiado por una bancada legislativa compuesta por un ala radical, que maneja Guillermo Bermejo, y por el otro lado Vladimir Cerrón, que es el secretario general de su partido. Él no ha ganado como Pedro Castillo, sino bajo los fundamentos ideológicos de Perú Libre. Ellos sí tienen una hoja de ruta clara de qué quieren hacer con el Perú. Ahora, yo veo a Pedro Castillo como, o una persona muy inocente, o una persona muy astuta. O tiene una agenda paralela a la de Cerrón, o no sabe cómo desmarcarse de Cerrón. Un gesto que él podría hacer tranquilamente es retirar a Guido Bellido del gabinete, y podríamos darle la oportunidad de darle la confianza. Pero no puedes tener al operador de Cerrón como cabeza de un gabinete de Estado.

¿Cuál es su opinión sobre la creación de una comisión investigadora del proceso de las elecciones 2021?

Esta comisión investigadora de las elecciones debe tener mucho apoyo. En el 2022 tenemos elecciones municipales y regionales. No debe pasar lo que ha pasado en las elecciones generales, las cuales no han sido limpias. Yo no voy a hablar de fraude, pero sí de falta de transparencia. El señor Pedro Castillo y su partido Perú Libre tienen que entender que sabemos perfectamente que esto estaba orquestado desde el gobierno de Martín Vizcarra.

A diferencia de los mandatarios que le precedieron, como Vizcarra y Sagasti, Castillo no goza ni de la popularidad ni del apoyo de los grandes medios de comunicación para sostenerse fácilmente. Ahora, el Congreso tampoco tiene mucha aprobación, si bien esta es una actitud histórica que tienen los peruanos contra el Legislativo. ¿Cómo se articulará la oposición en el parlamento para servir de muro de contención contra las políticas más radicales del Ejecutivo?

En el Congreso hemos hecho consensos, lo que ha permitido que se dé esta mesa directiva multipartidaria. En un parlamento se trabaja bajo consensos. Por consenso, también, se han ganado todas las comisiones legislativas importantes, como Presupuesto, Defensa, Inteligencia, Economía, Descentralización [que preside la entrevistada] y Constitución, esta última muy importante dada la coyuntura de querer llamar a una Asamblea Constituyente. Yo creo que este trabajo que se viene haciendo, y que mucha gente aun no entiende, de hacer consenso entre los partidos de centro y de derecha, porque no te voy a decir que está participando la izquierda, es muy importante para darle estabilidad al país. Ahora lo que más necesita el Congreso es el apoyo de la población. En el Congreso tenemos a Renovación Popular y a Fuerza Popular, que son partidos de derecha, y a Avanza País, que es un partido de centroderecha. Estos partidos están seguros de lo que quieren y creen, pero no tenemos los votos suficientes en caso de que se tuviera que dar una vacancia. Tenemos los partidos de centro, que son Alianza para el Progreso, Podemos y Acción Popular. Estamos conversando con ellos, y creo que, sí vamos a lograr un consenso porque la mayoría de ellos tiene experiencia política, o por lo menos la tienen los jefes de partido. Yo digo que los ciudadanos deben apoyar al Congreso, y lo pueden hacer presionando a sus congresistas elegidos para que sus partidos tomen una posición definida. Sabemos que por lo menos diecisiete congresistas de Perú Libre son totalmente radicales, y con ellos no habrá posibilidad de conversación y consenso. El trabajo de la oposición en el Congreso es buscar la ruta exacta para caminar en paralelo a Perú Libre y Cerrón e impedirles capturar los poderes del Estado.

Deja una respuesta