PUBLICIDAD
PUBLICIDAD

La oposición peruana exige la renuncia del Primer Ministro de Pedro Castillo tras la denuncia de agresión a una diputada

OTRA CRISIS GOLPEA AL GABINETE COMUNISTA A SOLO UN MES DE ASUMIR EL GOBIERNO
Guido Bellido - Foto: Presidencia del Consejo de Ministros

La congresista Patricia Chirinos (Avanza País) denunció al premier Guido Bellido de haberla agredido verbalmente días antes de la instalación del Parlamento, en un ambiente correspondiente a la Junta Preparatoria.

Según Chirinos, tercera vicepresidenta del Congreso, el hecho tuvo lugar luego de que ella le pidiera al actual titular de la Presidencia del Consejo de Ministros (PCM) la oficina en la que trabajó su padre, el fallecido excongresista Enrique Chirinos Soto.

“Por favor, quisiera que me ayuden y me den esta oficina que ha sido de mi padre, tengo muchos sentimientos hacia esa oficina. Por favor, ayúdenme”, le habría dicho la legisladora al primer ministro. “Y Bellido me dijo: ‘¿Qué te preocupas de eso? Anda cásate’, y yo le dije: ‘¿Perdón? He sido soltera, casada, divorciada y ahora soy viuda’, y me dijo: ‘Entonces ahora solo falta que te violen’. Él me lo dijo directamente”, declaró Chirinos a RPP.

Chirinos refirió que en la reunión donde ocurrió este hecho se encontraban también otros legisladores como Jaime Quito (Perú Libre) -quien aseguró a la prensa no recordar el suceso, pues solo vio que ambos “estaban bromeando”-, Enrique Wong (Podemos Perú) y José Jerí (Somos Perú). Sin embargo, afirmó que estos no dijeron nada.

Este hecho ha generado gran indignación en el Perú, provocando que nuevas voces exijan la renuncia o separación de Bellido a la PCM, un pedido que viene dándose desde su nombramiento a finales de julio por Pedro Castillo.

Bellido -imputado por presunto delito de apología al terrorismo y por lavado de dinero en la presunta financiación ilícita de su campaña-, es blanco de las críticas de los grupos LGTB y feministas por haber manifestado comentarios homofóbicos y machistas en sus redes sociales.

La revolución no necesita ‘peluqueros’ y ‘el trabajo los hará hombres’. El ‘hombre nuevo’ no puede ser un ‘maricón’. ‘La sociedad socialista no puede permitir este tipo de degeneraciones’. Palabras de nuestro comandante y líder cubano Fidel Castro en 1963 al referirse a la homosexualidad”, escribió Bellido en su cuenta de Facebook en enero de 2019.

Bellido niega la agresión

El premier rechazó la acusación de Chirinos, señalando que le “suscita extrañeza y preocupación” sus declaraciones, y que estos señalamientos son falsos y “dolosamente difamatorios” hacia su persona, y que no ayudan al clima de diálogo “que desde la PCM queremos generar para trabajar en unidad”.

Por otro lado, la presunta agraviada estaría recibiendo amenazas telefónicas, pidiendo que se retracte de la acusación contra Bellido, diciéndole que la están siguiendo y que “camine con cuidado”.

Esta información fue confirmada por la bancada legislativa Avanza País, rechazando estos actos “típicos de organizaciones criminales”.

Cuidado con la presunción de inocencia

Según Jorge de Lama, abogado especialista en derecho parlamentario, si bien Guido Bellido es una figura controversial y que no resulta del agrado de muchos peruanos, una acusación de esta naturaleza debe probarse, pues “la lucha por el derecho a la presunción de inocencia ha costado demasiado”.

En un estado de derecho, el que acusa debe probar. Bellido no puede ser del agrado de muchos, pero las acusaciones, vengan de donde vengan, se investigan y se prueban antes de condenar a alguien. La lucha por el derecho a la presunción de inocencia ha costado demasiado como para tirarla a la basura por un pésimo premier. Seguir principios y no personas implica que se defienda la presunción de inocencia de cualquiera, sea amigo o enemigo, aliado o adversario, porque el mundo gira y es posible que un día te encuentres del otro lado. Hay muchas otras razones, más contundentes, para censurar a Bellido. La derecha, con el propósito de atacarlo, está asumiendo la narrativa feminista de izquierda, que considera que la denuncia es una prueba plena. En 2017, la Comisión de la Mujer del Congreso intentó aprobar una norma en la cual, en los casos de violencia familiar, la mera declaración de la denunciante constituía prueba plena, que no se puede discutir. Esa agenda propia del feminismo hegemónico la está asumiendo la derecha”, asegura.

Para De Lama, habría razones más contundentes para censurar a Bellido, como sus simpatías por grupos subversivos, pero como no hay suficientes votos para conseguirlo, la oposición se sirve de este tipo de acusaciones para presionar su salida.

“Hay suficientes razones para censurar a Bellido, lo que pasa es que no hay los votos. En este escenario, la oposición se sirve de estas situaciones para exigir su renuncia o presionar para su destitución. Pero estas no son las herramientas para combatir a la izquierda en todas sus formas. Puede terminar pasando que esta denuncia vaya a parar a Comisión de Ética, pues Bellido es también parlamentario, y se convierta en una anécdota más, desviándose la atención de temas mucho más serios y peligrosos, como el copamiento de la PCM por cuadros filosenderistas, y la permanencia de Iber Maraví en el gabinete”, advierte.

Plantón contra Bellido

Los integrantes del Frente Justicia Perú y Unidas Todo lo Podemos, anunciaron que este jueves 2 de setiembre realizarán un plantón en los exteriores del Congreso de la República.

“Nos autoconvocamos en rechazo a la agresión cometida por el premier Guido Bellido hacia la congresista Patty Chirinos. El delito de violación causa dolor en decenas de mujeres de diversas edades, en nuestro país tres de cada cinco mujeres han sufrido violencia sexual, hacer apología a la violación es delito”, publicó el referido colectivo en su cuenta de Facebook.

Deja una respuesta