'Ser es defenderse'
RAMIRO DE MAEZTU
josep borrell, íntimamente relacionado con el régimen, guarda silencio

Podemos apoya a la dictadura cubana: copia a Díaz-Canel y culpa de las protestas al falso ‘bloqueo’

Enrique Santiago y Pablo Echenique comparecen ante los medios de comunicación. EUROPA PRESS

Las históricas protestas en Cuba contra la dictadura de Miguel Díaz-Canel han despertado la solidaridad de miles de ciudadanos de fuera de la isla que apoyan la denuncia que los cubanos están llevando a cabo contra el régimen castrista.

Mientras en España la oposición ha demostrado su apoyo a las históricas movilizaciones, los integrantes del Gobierno guardan un absoluto silencio. Ni una declaración, ni siquiera un mensaje en Twitter del presidente del Gobierno sobre la crisis en el país.

En Podemos también han decidido no pronunciarse sobre las protestas. El secretario de Organización del partido, Pablo Echenique, en una entrevista en TVE, se ha limitado a justificar las movilizaciones como una consecuencia del «bloqueo» al que países como Estados Unidos están sometiendo al país.

La realidad es que Cuba no está bloqueada, está embargada por EE.UU, pero el país no solo es libre de comerciar con cualquier nación, sino que el supuesto bloqueo ha servido de argumento para que la isla reciba, a modo de caridad internacional, préstamos que nunca son devueltos.

En la misma línea se ha pronunciado en Twitter el secretario de Estado, Enrique Santiago. El comunista -secretario general del PCE, fiel seguidor de Lenin y representante de las FARC- ha justificado que «Cuba está aguantando el más duro bloqueo de la historia» y que, como consecuencia y en lo que es una «medida contraria al derecho internacional», los cubanos no están recibiendo alimentos, material sanitario ni recursos financieros. «La más eficaz ayuda humanitaria es cumplir las resoluciones de Naciones Unidas y levantar ya el bloqueo», ha exigido en su mensaje.

La postura tibia de Echenique y Santiago, casi idéntica a la del tirano Díaz-Canel, se ha limitado por el momento a culpar a Estados Unidos de todos y cada uno de los males que asolan la isla. De hecho, hace apenas unas semanas, Unidas Podemos, junto a ERC, EH Bildu, BNG, la CUP, Junts, PNV y Compromís exigieron a través de una proposición no de ley en el Congreso de los Diputados que el Gobierno «aliente», en el marco de sus relaciones con Estados Unidos, la derogación del embargo que pesa sobre el país caribeño.

Quien tampoco ha dicho nada sobre las movilizaciones anticomunistas es el Alto Representante de la Unión Europea para Asuntos Exteriores, Josep Borell, pero su silencio no sorprende, el socialista ha demostrado en reiteradas ocasiones su complicidad con el régimen castrista.

La última de ellas la relativa al escándalo de los mails que han probado la relación íntima y estrecha que existe entre el Partido Socialista y la dictadura. Según la revelación que hizo el diario ABC de esta correspondencia, el grupo del PSOE en Europa quiso paralizar un manifiesto de ‘Prisoners Defenders’ que denunciaba la represión cometida por la dictadura castrista contra los autores de la canción ‘Patria y Vida’ e incluso pidió mandar un aviso a la Embajada de Cuba.

Noticias de España

.
Fondo newsletter