PUBLICIDAD
PUBLICIDAD

El Gobierno polaco desplegará 10.000 soldados en su frontera para hacer frente a la avalancha de iraquíes y sirios

Tras los violentos intentos de asalto del pasado fin de semana
Despliegue militar de soldados polacos en la frontera. Mariusz Błaszczak, ministro de Defensa (Twitter)

Las autoridades de Polonia han anunciado este lunes un aumento del despliegue militar en su frontera con Bielorrusia, donde prevé disponer de 10.000 efectivos para hacer frente a la creciente avalancha migratoria de iraquíes y sirios.

Esto supone un incremento de 2.500 militares en la zona, donde ya se encuentran los guardias fronterizos, según ha indicado el ministro de Defensa, Mariusz Blaszczak, en su cuenta de Twitter.

El Gobierno polaco ha denunciado que el presidente bielorruso, Alexander Lukashenko, sigue dejando pasar a refugiados hacia las fronteras exteriores de la UE. Si bien el país ha erigido una valla en la frontera, el Gobierno está planeando construir una estructura permanente, como un muro.

Los agentes fronterizos informaron de que dos soldados resultaron heridos durante el fin de semana tras dos intentos de asalto por parte de grupos de entre 60 y 70 individuos para cruzar la frontera. Los inmigrantes lanzaron piedras y ramas a los oficiales y al personal militar.

Mientras, el pasado viernes al menos catorce personas fueron detenidas por traficar con inmigrantes desde territorio bielorruso. Entre los detenidos se encontraron dos alemanes que fueron acusados de transportar a una treintena de iraquíes en una furgoneta, tal y como indicó un portavoz de la Guardia Fronteriza a la agencia de noticias PAP. El resto de traficantes procedían de Polonia, Siria, Uzbekistán, Italia, Rumanía, Georgia e Irán.

El Parlamento polaco prorrogó el pasado 1 de octubre por 60 días el estado de emergencia en la frontera con Bielorrusia en medio de la creciente presión migratoria ilegal.

Deja una respuesta