PUBLICIDAD
PUBLICIDAD

Polonia encuentra vínculos terroristas en 50 inmigrantes ilegales, la mayoría musulmanes, llegados a su frontera con Bielorrusia

En el material incautado hay escenas de pedofilia, zoofilia y decapitaciones
Captura difundida por el Gobierno polaco tras la incautación de material fotográfico a 200 inmigrantes ilegales. Ministerio del Interior de Polonia

Los servicios de seguridad de Polonia han examinado los teléfonos móviles de más de 200 inmigrantes ilegales, la mayoría musulmanes, que han sido detenidos en la frontera polaco-bielorrusa, y se han encontrado que tuvieron contactos con terroristas y recibieron instrucciones militares.

«La situación en la frontera entre Bielorrusia y Polonia es muy tensa, hay intentos masivos de romper la integridad de nuestra frontera», dijo el ministro del Interior polaco Mariusz Kamiński en una comparecencia conjunta con el ministro de Defensa, Mariusz Blaszczak, al tiempo que afirmó que «no son movimientos de refugiados, sino inmigración ilegal masiva impulsada políticamente», según recoge wpolityce.pl.

Asimismo, el ministro denunció que desde el mes de agosto 9.400 inmigrantes ilegales han tratado de cruzar la frontera y que de ellos tienen 1.200 detenidos en centros vigilados. «Muchos de ellos no tienen ningún documento, muchos de ellos tienen documentos falsos», subrayó.

En la comparecencia se reveló que algunos de los inmigrantes «tienen experiencia en combate y capacidad para usar armas» y se presentaron diapositivas con fotos obtenidas de los teléfonos de los inmigrantes ilegales detenidos en los que hay escenas de pedofilia, zoofilia y decapitaciones, y que serán examinadas e investigadas por la Fiscalía.

«Parece que tienen experiencia en combate, que participaron en varios tipos de organizaciones paramilitares en el Medio Oriente y que están capacitados en este campo», afirmó el ministro Kamiński, que reiteró que su Gobierno «debe garantizar la seguridad de Polonia y de los polacos». «Presentamos materiales que muestran que los que asaltan las fronteras tienen contactos con terroristas (…) y representan una amenaza para Polonia».

Por su parte, el ministro de Defensa, Mariusz Blaszczak, dijo que los materiales fueron parcialmente destruidos pero recuperados por los servicios especiales de seguridad. «Algunos [inmigrantes ilegales] ocultaron su identidad o utilizaron documentos falsos (…). En 50 [de 200 examinados] se encontró evidencias de radicalismo y se determinó su participación en formaciones armadas en Oriente Medio. Algunos están asociados con los talibanes y uno con un terrorista arrestado en un país europeo».

La pasada semana el Gobierno polaco anunció el despliegue de 250 tanques Abrams en la frontera oriental del país y recordó que ha reforzado el personal y ampliado el número de puntos de control en los pasos fronterizos con Bielorrusia en la región de Podlachia.

Deja una respuesta