PUBLICIDAD
PUBLICIDAD

Rafael, el padre del joven apuñalado en Ceuta por inmigrantes: ‘Es un milagro que Omar siga vivo’

'Confiamos en que se pueda localizar al que le asestó la puñalada'
Rubén Pulido, experto en inmigración, entrevista a Rafael, padre de Omar, un joven agredido en Ceuta por inmigrantes.

Rafael Muñoz, padre de Omar, el joven que fue apuñalado a finales de julio en Ceuta por un grupo de ocho personas, según apuntan fuentes de la investigación, quiere ser prudente para respetar, en todo momento, a los agentes que se encuentran investigando el suceso. Así lo ha manifestado en la entrevista que ha concedido a La Gaceta de la Iberosfera en su último día en la ciudad autónoma, horas antes de viajar hasta Valencia, la ciudad donde reside con su mujer, Omar y sus otros dos hijos. 

“Nosotros venimos prácticamente todos los veranos a ver a nuestros familiares, pero este viaje ha sido completamente diferente. Veníamos angustiados, agobiados, imagina cuando nos llaman para decirnos que Omar tenía que ser intervenido tras la agresión. Han sido días que no le deseo a nadie. Omar salió a las once de la noche a pasar un rato con sus amigos, como cualquier chico de su edad. Cuando se fue el grupo bajó a la playa y se encontró con este panorama. Cuando nos llaman para decirnos lo que había pasado, no podíamos creerlo”, señala.

Omar, durante su ingreso en el Hospital Universitario de Ceuta.

Fuentes policiales apuntaron, en un primer momento, la autoría de la agresión a un grupo de inmigrantes que, días antes, habían agredido a otra persona en el mismo lugar de los hechos. “Efectivamente, en un principio por los datos que da Omar, es decir, por los rasgos que aportó de los agresores, todo apuntaba a que eran inmigrantes. Actualmente la investigación, que sigue su curso, determina que dos de las personas que agredieron a Omar, los dos que de momento han sido detenidos son caballas, pero atienden a los rasgos que Omar explicó a la policía en las declaraciones que ha llevado a cabo. Es pronto para determinar algo más ya que actualmente sólo hay dos detenidos y la Policía ha determinado que en torno a 8 o 9 personas están implicadas en la agresión, por lo que aún no conocemos la procedencia del resto de las personas que agredieron a mi hijo y quiero ser prudente”. 

A pesar del violento episodio, Rafael Muñoz reconoce que «Omar solo quiere que se haga justicia». «Él está enamorado de Ceuta, es la ciudad de su madre, y aunque en casa intentamos no sacar mucha conversación sobre lo sucedido estos días, él ya piensa en hacer cosas de cara al año que viene». 

Actualmente, el joven está evolucionando bastante bien según nos cuenta su padre. “Hemos tenido suerte, el cirujano nos repite una y otra vez que es un milagro que Omar siga vivo. Lo que ha ocurrido, según nos dice la Policía, es un intento de homicidio, lo que ha pasado es muy grave. Omar salió a las 11 de la noche con unos amigos que conoce de aquí y cuando se quedó solo bajó a la playa, él nos dice que cree que le pegaron porque es de fuera o simplemente porque tenían ganas de pelea, porque, según nos cuenta, no le pidieron ni las cosas. Nos relata que de repente se acercaron, comenzaron a pegar al otro que iba con él, lo que le hizo ver que algo no iba bien. De repente uno de los agresores, se acercó, le dio un guantazo y mi hijo se defendió, ahí fue cuando, sin capacidad de reacción, notó un pinchazo en el estómago, se lo dieron por detrás, y a partir de la puñalada lo inmovilizaron y empezaron las patadas y el ladrillazo que le metieron en la cara”. 

Detalle de la cirugía que ha precisado Omar después de la agresión con arma blanca.

Omar, que seguirá necesitando curas y asistencia sanitaria en Valencia, se encuentra muy dolorido, según ha explicado su padre a La Gaceta de la Iberosfera. “A Omar le cuesta pedir ayuda, intenta valerse por sí mismo, pero tiene entre 38 y 40 grapas que hacen casi imposible que pueda asearse solo, por ejemplo. Quiero llegar cuanto antes a Valencia, porque aquí hay un déficit sanitario bastante relevante por lo que entiendo que evolucionará mejor cuando estemos allí”. 

Ceuta, una ciudad más insegura

Rafael, que lleva viniendo a Ceuta desde hace más de veinte años, cuenta que “Ceuta es mucho más insegura que hace unos años». «Hay grupos organizados de jóvenes que vienen de fuera, menas o mayores de edad inmigrantes ilegales que se mezclan con gente de aquí para agredir, ya sea a gente de fuera o incluso entre ellos. No tengo las estadísticas en cuanto al aumento de la violencia o la inseguridad en Ceuta, pero sí les puedo decir que hay un cambio muy significativo en la ciudad de unos años hasta ahora. La gente de aquí están cansada e insegura, ya les digo que se ven más inmigrantes que antes, lo vemos nosotros cuando venimos y lo dice la gente con la que hablamos. Incluso hay ceutíes que viven más cercanos a la montaña que nos dicen que allí la situación se agrava”. 

En cuanto a estos grupos de inmigrantes, afirma que «ahora tienen más presencia en toda la ciudad». «Antes estaban localizados, ibas a la zona de la gasolinera, y te pedían dinero, había riñas entre ellos incluso por lo que recibían, pero ahora esta estampa se puede encontrar en cualquier rincón de la ciudad. Esto es un problema grave que hace de Ceuta una ciudad más insegura donde pueden pasar constantemente episodios como los que ha sufrido mi hijo. Una de las veces que fui al juzgado, por ejemplo, me encontré con una mujer cuyo hijo había sufrido abusos sexuales, presuntamente por parte de un inmigrante ilegal, es una estampa, como les digo, muy distinta a la de hace unos años”. 

Por último, en cuanto a la investigación, “sólo podemos decir que sigue abierta. No se ha encontrado el arma, lo único que podemos determinar es que la puñalada que recibió mi hijo fue con un cuchillo de hoja de tres centímetros de ancho. Ya les digo que quiero ser prudente, dejar trabajar a las personas que investigan el apuñalamiento y la paliza de Omar y no quiero preguntar demasiado. Quedan aún muchas personas por localizar ya que de las 8 o 9 que participaron en la agresión, sólo se ha podido detener a dos. Confiamos en que también podamos localizar a la persona que le asestó la puñalada, porque sin duda, podría haber matado a mi hijo. Confiamos que la investigación siga su curso y se haga justicia. No le deseo a nadie lo que hemos pasado estos días, ha sido muy duro”. 

Deja una respuesta