Represión en Cuba: Prisoners Defenders constata la encarcelación de más de 1.200 disidentes en el último año

LA DICTADURA INTENSIFICA LA REPRESIÓN
El presidente de la dictadura de Cuba, Miguel Díaz-Canel, junto al presidente de Venezuela, Nicolás Maduro. Reuters

La ONG Prisoners Defenders ha denunciado que desde el 1 de mayo del año pasado hasta el 30 de abril de 2022 un total de 1.218 disidentes cubanos han sufrido la prisión política por parte de la tiranía comunista.

Así, ha recordado que la persecución se disparó a raíz de la ola de movilizaciones sin precedentes del 11 de Julio que provocó sistemáticas violaciones de derechos humanos.

Y ha señalado que todos los presos políticos han sido torturados bajo al menos 15 patrones de malos tratos y torturas que ya acreditó: privación de la atención médica entre los presos políticos; trabajos y tareas forzados no propias de su condición de procesado o condena penal; patrones posturales «altamente incómodos, dañinos, degradantes y prolongados»; confinamientos de castigo en solitario; uso de la temperatura como mecanismo de tortura; y agresiones físicas.

La ONG constató también conducción de forma anormal a localizaciones desconocidas para reos y familiares; desorientación intencionada; privación de líquidos y/o alimentos, y del sueño; privación de comunicación con la familia y la defensa; amenazas para ellos, su integridad, su seguridad y las de sus seres queridos; despliegue de exhibición amenazante de armas o elementos de tortura; sometimiento intencionado a angustia, pesar o incertidumbre por la situación de un familiar; humillación, degradación y maltrato verbal.

En un comunicado, ha subrayado que la isla mantiene -hasta el 30 de abril- 1.015 prisioneros sufriendo condenas judiciales (776 convictos de conciencia privados de su libertad; 209 condenados de conciencia; y 30 casos no catalogables como convictos de conciencia) y que cada mes se hace más complejo aflorar casos del 11-J.

Deja una respuesta