'Ser es defenderse'
RAMIRO DE MAEZTU
ANTE LA DERROTA SIN PALIATIVOS DEL SOCIALCOMUNISMO

Sánchez, Iglesias, Arrimadas, los grandes medios… los perdedores de las elecciones en Madrid

Las elecciones autonómicas en la Comunidad de Madrid, saldadas con la derrota con contundencia del socialcomunismo bajo una rotunda victoria de Isabel Díaz Ayuso, que logró 65 escaños pero necesitará el apoyo de los 13 diputados de VOX para gobernar, han dejado un rastro de grandes perdedores.

Pedro Sánchez

El primero es Pedro Sánchez, que pese a sus intentos de distanciarse en la recta final de la contienda electoral controló en todo momento la estrategia y el discurso del PSOE, formación que cosechó este martes su peor resultado histórico y se vio superado por Más Madrid, la escisión de Podemos liderada por Íñigo Errejón.

El 16,85% de los votos y los 24 escaños, 13 escaños y 300.000 votos menos que hace dos años, y la fuga de electores hacia la izquierda y hacia la derecha, tienen una lectura nacional y han puesto en entredicho los planes de la ‘factoría Iván Redondo’.

Cierto que las expectativas tras una campaña nefasta no eran buenas, pero los resultados han sido peores de lo esperado, y profundizan el descenso del PSOE en las urnas desde abril-mayo de 2019, con la excepción del PSC el pasado mes de febrero en Cataluña. Pese a la cruda realidad, los socialistas han repetido que Madrid es una región «muy importante» pero que «no representa al conjunto de España».

Pablo Iglesias

El segundo gran perdedor de la noche es Pablo Iglesias, que acabó dimitiendo y dejando todos sus cargos de Podemos tras fracasar en su objetivo de asaltar Madrid junto al PSOE y a Más Madrid.

Él concluyó que su figura impide a la izquierda sumar en unos comicios y anunció su marcha, pero no se va… le han echado. Su adiós viene irremediablemente forzado por las sucesivas debacles electorales y por el rechazo que su figura suscita en la inmensa mayoría de los españoles.

Ahora, millonario y con un gran casoplón, se irá a dar la batalla ideológica desde otro frente. Según distintas informaciones, prepara un proyecto televisivo para continuar con la degradación de la democracia española.

Inés Arrimadas

Inés Arrimadas se jugaba en los comicios autonómicos madrileños la supervivencia de su proyecto tras desmembración del partido y la huida de numerosos cargos tras el sainete murciano.

Su formación, en una crisis permanente desde el hundimiento en las elecciones generales del 10 de noviembre de 2019, agravada por la debacle absoluta en las elecciones catalanas del pasado mes de febrero y por la nefasta gestión de la moción de censura en Murcia, se plantó en el centro y apeló a la «concordia»… pero no convenció a casi nadie.

Ciudadanos perdió 500.000 votos respecto a 2019 y se quedó en un 3,57%, lejos del 5% necesario para superar la barrera electoral. Inalterable al fracaso permanente, a la autocrítica y mimetizándose con el «sanchismo», Arrimadas ya ha anunciado que celebrará en el mes de julio una convención política para «relanzar el centro liberal», que, a su juicio, «ahora es más necesario que nunca».

Los activistas de los grandes medios

Los activistas de los grandes medios de comunicación han visto reducida su influencia política. Con su descarado sesgo izquierdista y su falta de escrúpulos durante la campaña no han impedido que la mayoría de los madrileños pusieran pie en pared y frenaran al frente popular.

Así, hicieron crecer la figura de Isabel Díaz Ayuso con sus ataques virulentos y consiguieron que la demonización sistemática a VOX, la justificación de la violencia ultraizquierdista contra ellos y la voluntad extrema de censurarles no fuera un obstáculo para afianzar su base electoral y para ser absolutamente decisivo en la gobernabilidad de Madrid.

Noticias de España

.
Fondo newsletter