Se hace justicia en el caso de Rogel Aguilera-Mederos, el camionero cubano sentenciado a 110 años de prisión en EEUU

Ha conmocionado a toda la comunidad del Estado de Colorado
Rogel Aguilera-Mederos durante el juicio. Facebook

La mano de la justicia finalmente ha tocado el caso del camionero Rogel Aguilera-Mederos, quien el 13 de diciembre fuera condenado, de forma excesiva, en un tribunal del Estado de Colorado, en Estados Unidos, a 110 años de cárcel. Todo ello por un accidente donde fallecieron cuatro personas y hubo varios heridos. 

Este jueves el gobernador de Colorado, Jared Polis, tomó la decisión de reducir la sentencia de 110 años a sólo 10, en un acto de justicia a favor del joven conductor de origen cubano, según dieron a conocer varias fuentes en todo el país.

Aguilera-Mederos, de 26 años, conducía un semirremolque cuando fallaron los frenos, de acuerdo con su testimonio -en el momento del accidente- a los investigadores. Había sido declarado culpable de cuatro cargos de «homicidio vehicular«, más otros 23 cargos, por dicho accidente, que tuvo lugar en abril de 2019 en la Interestatal 70 en Denver, Colorado. 

La extrema magnitud de la condena de más de un siglo de prisión por un accidente, generó un intenso debate y malestar en las redes sociales en los Estados Unidos. Más de 5 millones de personas firmaron una petición de clemencia en línea, para que el Gobernador le conmutase la sentencia. Solicitud a la que se sumaron varias celebridades como Sakira y Kim Kardashian. 

También se realizaron protestas masivas de camioneros, muchos de ellos de origen cubano, que en respuesta a lo que consideraron una «gran injusticia» se plantaron en huelga y dijeron que sus camiones «no viajarían a Colorado» hasta que no se hiciera justicia. “Él no es un asesino, fue un accidente, y se le ha condenado con mayor fuerza que a muchos asesinos en serie”, fue uno de los mensajes que se divulgaron y se hicieron virales desde que se supo de la excesiva condena.  

El Gobernador Polis calificó la sentencia de “muy atípica e injusta” en su carta del jueves, anunciando la conmutación: «Usted fue sentenciado a 110 años de prisión, efectivamente más que una cadena perpetua, por un acto trágico pero no intencional«, escribió el político en la carta.  

Y acotó: “Si bien usted no está exento de culpa, su sentencia es desproporcionada en comparación con la de muchos otros reclusos de nuestro sistema de justicia penal que cometieron delitos intencionales, premeditados o violentos”.  

Recientemente Aguilera-Mederos tuvo una entrevista desde la cárcel con Telemundo 51: «Tengo esperanzas, a pesar de que me hicieron mucha trampa en el juicio y de que hubo mucha discriminación, todavía confío en la justicia de este país y en la justicia divina, allá arriba hay un Dios que sabe cómo pasó todo y conoce mi corazón».

Oslaida Mederos, su madre, declaró: «Mi hijo tiene más cargos que el Chapo Guzmán, tiene 110 años, cuatro cadenas perpetuas, 110 años no los vive una persona».

Según la popular cadena de noticias hispana, el joven manifestó que hay ciudadanos de «otras nacionalidades y de otros colores (de piel)» que han tenido accidentes mortales, que incluso manejaban drogados o bajo la influencia del alcohol, y «sus sentencias no han sido ni el 1% de lo que me pusieron».

El juez A. Bruce Jones había programado una audiencia para una nueva sentencia para el jueves 13 de enero del 2022 a la 1:30 p.m, mientras que la fiscalía había solicitado una condena de 20 a 30 años. A la par se dio a conocer la posibilidad de que Aguilera-Mederos fuese deportado a Cuba. Ante esto, Leonard Martínez, abogado del joven, expresó que una sentencia de 20 a 30 años «aún no es consistente con el precedente de casos anteriores similares».

En la audiencia para la sentencia del lunes 13 de diciembre el juez, visiblemente frustrado, manifestó que estaba consciente de lo excedido de la condena, pero argumentó que, aunque le hubiera gustado hacerlo, la legislación del Estado no le permitía aplicar una sanción menor. De hecho, le otorgó el mínimo de 10 años por cargos. La ley de Colorado impide que las penas se cumplan en simultáneo, sino que deben hacerse de forma consecutiva. Por ello la condena llegó a la suma de 110 años.

El Fiscal del Primer Distrito Judicial, Alexis King, desde cuya oficina se procesó el caso, pidió al juez “reconsiderara la sentencia”, teniendo una respuesta positiva. La actuación del Gobernador Polis ha tenido una importante acogida entre quienes le pidieron interceder ante la injusticia. 

La rebaja de la condena a 10 años convierte automáticamente a Rogel Aguilera-Mederos en “elegible” para optar por “libertad condicional” el 30 de diciembre de 2026. 

Deja una respuesta