Vecinos de Sopelana (Vizcaya) rechazan la instalación de un centro de menas en un chalet de lujo

'Creará inseguridad y miedo en nuestro barrio'
Dos 'menas' caminan por las inmediaciones de un centro de acogida. Europa Press Dos 'menas' caminan por las inmediaciones de un centro de acogida. Europa Press

Vecinos de Sopelana, un municipio vizcaíno de 14.000 habitantes, han denunciado la decisión «a escondidas y sin consultarles» de la Diputación de instalar un centro de menas en la avenida Arriatera.

En un comunicado, han reiterado su oposición frontal a un centro que creará, añaden, «un sentimiento de inseguridad, miedo e intranquilidad para los vecinos y sus negocios» y que se instalará pegado a un parque de niños, «donde los vecinos van cada día». «Esto convertirá Arriatera y Larrabasterra en una zona insegura (…), vivimos en una zona apartada del centro, sin Policía municipal a partir de las 20:00 horas», han señalado.

El Ayuntamiento les dice que será un centro de menores y jóvenes tutelados «en principio no conflictivos», pero no les creen. «Será para menas. La realidad es que serán jóvenes de entre 16 y 18 años, la mayoría problemáticos, como se ha visto en otros centros similares».

«Nos han confirmado que vendrán entre 11 y 14 a una vivienda anunciada como chalet de lujo, con piscina, jacuzzi, nueve baños y sala de billar», afirman, antes de recordar que «la Diputación no sabe controlar los centros de menores», dado que «en los últimos años las fugas y delitos han sido constantes». Y afirman que los menores «no tendrán control de acceso y contarán con libertad para salir o entrar sin horarios.

«Nosotros no debemos cargar con la responsabilidad que tienen de controlar a sus tutelados (…). Vivimos en una zona apartada del centro, con zonas mal iluminadas, aisladas y sin Policía Municipal», agregan, antes de llamar al resto de vecinos a organizarse para exigir al Ayuntamiento «que no les ignore». «Tenemos memoria y las elecciones serán dentro de poco (…). Tienen que detener esto lo antes posible», concluyen.

Deja una respuesta