UGT externaliza sus encargos laborales