Allende, asesinatos y violencia para imponer el socialismo a sangre y fuego