Almería: sacas y campos de concentración en una represión organizada por el Gobierno