Las españolas casadas o con pareja están más satisfechas personalmente