'Ser es defenderse'
RAMIRO DE MAEZTU
Este artículo se publicó en La Gaceta antes de convertirse en La Gaceta de la Iberosfera, no siendo entonces propiedad de Fundación Disenso.

Justicialismo al poder

BUENOS AIRES.- Comenzó la despedida de Mauricio Macri de la actividad política. Las elecciones Primarias Abiertas Simultáneas y Obligatorias (PASO) realizadas en Argentina el pasado domingo 11/8/2019 han puesto al justicialista Alberto Fernández prácticamente en el sillón de Rivadavia. No alcanzaron los medios hegemónicos ni las tertulias de la diva nonagenaria Mirtha Legrand. Tampoco el apoyo de Bolsonaro, Trump y el FMI, para detener la vuelta del justicialismo al poder. La gestión del hijo de Francesco ‘Franco’ Macri (Roma, 1930 – Buenos Aires, 2019) ha sido francamente desastrosa.

Parece que algunos medios internacionales no se dan cuenta el daño que nos ha hecho este retoño de la caradurez y la prebenda nacional. Les refrescamos la memoria.

Durante la administración Macri el peso argentino se depreció 400 % con respecto al dólar estadounidense (Dólar paralelo: $15 en 12/2015, $60 en 8/2019). El país se endeudó en US$ 190.081 millones. Estos incluyen emisiones de deuda del Tesoro Nacional en moneda local y extranjera, desembolsos por el préstamo del FMI, emisiones de las Provincias y el Sector Corporativo en moneda extranjera. La fuga de capitales ascendía a US$ -78.047 millones en 5/2019 (Observatorio de la Deuda Externa – UMET 6/2019. leer informe).

La inflación mayorista en 2018 fue del 73,5 % y la minorista del 47,6 %. La más alta de los últimos 27 años. En 7/2019 alcanzó el 2,2 % según los cálculos del Instituto Nacional de Estadística y Censos (INDEC). En 2019 se espera una inflación record superior al 50 %.

Los incrementos de las tarifas de servicios públicos merecen una consideración especial. Veamos algunos porcentajes promedio correspondientes al periodo 12/2015-1/2019: Electricidad 3.624 %, gas natural 2.401 %, agua corriente 1.025 %, peajes 1.118 %, ferrocarril 601 %, autobuses de corta distancia 494 % y subterráneo 322 %. (Observatorio de Políticas Públicas de la Universidad de Avellaneda – UNDAV). Durante 2019 los aumentos programados continuaron.

En el primer trimestre de 2019 la pobreza afectaba al 34,1 % y la indigencia al 7,1 % de la población, según datos del INDEC. La política económica de Mauricio Macri le sumó aprox. cuatro millones de pobres a los doce millones que había en 12/2015.

La timba financiera brilló como en sus mejores épocas mientras los amigos de Mauricio se forraron especulando y favorecidos con prebendas del Estado. Miles de pequeñas empresas cerraron sus persianas durante los últimos cuatro años. Nunca se vieron tantos argentinos buscando alimentos en los contenedores de basura y durmiendo en las calles.

Los responsables de esta pesadilla o dream team forman parte del sector más ilustrado, más pudiente, más ambicioso y más indolente de la población argentina. Además de todo el periodismo alcahuete que los blindó.

Mauricio Macri aplicó un sistema de venganzas políticas dictado por una minoría recalcitrante que lamentablemente
emerge en todas las épocas

Así quedaron los números del escrutinio provisorio de las PASO 2019. Frente de Todos: Fernández-Fernández 47,65 %, Juntos por el Cambio: Macri-Pichetto 32,08 %, Consenso Federal: Lavagna-Urtubey 8,22 %, Frente de Izquierda y de Trabajadores – Unidad: Del Caño-Del Plá 2,86 %, Frente NOS: Gómez-Hotton 2,63 %, Unite por la Libertad y la Dignidad: Espert-Rosales 2,18 %, Movimiento al Socialismo: Castañeira-Mulhall 0,71 %.

María Eugenia Vidal (34,6 %) no ha sido tan buena gobernadora como muchos creen. Fue arrasada por el ex ministro de Economía Axel Kicillof (52,53 %) en la provincia de Buenos Aires. ¡18 puntos de diferencia! Macri solamente ganó en la provincia de Córdoba gobernada por su amigo ex funcionario de FIAT Juan Schiaretti, y por supuesto en el territorio del imbatible Horacio Rodríguez Larreta (46,48 %), quien sumaría en octubre el caudal de votos necesario para ser reelegido como Jefe de Gobierno de la ciudad de Buenos Aires. Horacio parece tener una estrella aparte.

En la provincia de Salta gobernada por Juan Manuel Urtubey, candidato a vicepresidente junto al economista Roberto Lavagna, también se impuso la formación fernandina. El Frente de Todos obtuvo el 48,84 %, Juntos por el Cambio 20,72 % y Consenso Federal, un magro 18,69 % de los votos.

Nótese que en la provincia de Catamarca el epítome gastronómico Luis Barrionuevo, precandidato a Diputado Nacional por Consenso Federal obtuvo el 4,88 % de los votos mientras el peronismo grande del Frente de Todos se alzó con el 57,22 %.

El gánster demoscópico Jaime Durán Barba, asesor electoral de Mauricio Macri y especialista en engañar a las masas, se fue del país rumbo al Ecuador. No se sabe si volverá. Sus reemplazantes harán lo imposible por revertir el resultado durante las próximas semanas. Este gobierno no se resignará fácilmente. «A nosotros no nos van a sacar de Olivos, los que nos quieren mover. Nos van a sacar muertos» (15/8/2019) afirma la diputada Elisa Carrió.

El oficialismo intentará manejar los tiempos de asimilación informativa y apelarán a todo tipo de artilugios con el apoyo de los medios dominantes. Se esperan jugadas desesperadas, protestas sociales y mucho barro político hasta las generales del 27 de octubre. No se descarta algún hecho imponderable que pueda acelerar el proceso electoral o afectar el resultado.

Las causas judiciales contra la senadora Cristina Fernández continuarán siendo utilizadas como factor corrosivo.

Finalizadas las Elecciones Primarias, los especuladores hicieron trepar el dólar a más de $60 pesos argentinos, un salto aprox. del 30 %. El día viernes 9 había cerrado a $45,31. El riesgo país medido por J. P Morgan coqueteó los 2000 puntos. Turbulencias financieras consentidas por un gobierno pasivo que no supo interpretar la realidad.

Un comportamiento que expresa la lógica de un mercado interpretando que la fiesta de los Macri llegó a su fin. Pero que el gobierno utiliza hábilmente para amedrentar al electorado ante la supuesta incertidumbre que genera el peronismo en el exterior.

Cuando en realidad la mayoría de los problemas que tenemos se deben a la impericia e irresponsabilidad de Mauricio Macri, que ahora ha decretado un paquete de medidas insuficientes y tardías para bajar la tensión social.

Pero Alberto Fernández no está solo. El candidato justicialista cuenta con un sólido equipo para reencauzar la economía y pilares experimentados en el ámbito político como Felipe Solá y Carlos Tomada, entre otros. Sin olvidar a la ex presidenta Cristina Fernández de Kirchner o al inteligente Sergio Massa, quien se ha ganado un lugar en el carro de los vencedores.

Mauricio Macri hizo casi todo mal. No supo aprovechar los aciertos del gobierno anterior. Aplicó un sistema de venganzas políticas dictado por una minoría recalcitrante que lamentablemente emerge en todas las épocas. Apeló a viejas recetas económicas que hicieron fracasar al país muchas veces en su historia. Predicó el mal ejemplo llevando una vida dispendiosa en tiempos de crisis. Se cansó de viajar como un magnate empresario buscando inversiones extranjeras y no consiguió casi nada.

Nos imaginamos a Mauricio después de diciembre sin fueros y despojado de su disfraz de hombre de Estado instalándose en Roma para eludir el accionar de la Justicia argentina. Recordemos que tiene 92 causas abiertas a las que seguramente se agregarán otras por traición a la patria.

Argentina necesita indefectiblemente una ley que prohíba que los ciudadanos con cuentas o participaciones en sociedades radicadas en guaridas fiscales puedan asumir cargos públicos. También otra de responsabilidad crediticia que limite la cantidad de deuda en moneda extranjera que el país pueda tomar con relación a su Producto Bruto Interno (PBI).

Aunque algunos interrogantes persisten frente a la corrección del rumbo nacional. ¿Volveremos a ver el retrato de Ernesto ‘Che’ Guevara en la Casa Rosada? ¿Insistirán con los proyectos letrinoamericanistas? ¿Recibiremos a Nicolás Maduro como un héroe y a los podemitas españoles como si fueran eminencias? ¿Terminaremos dándole la razón al brasileño Jair Bolsonaro cuando afirma que Argentina está tomando el camino de Venezuela y espera que migremos hacia su país? Sólo Dios lo sabe.

«Vamos a volver para ser mejores» (28/6/2019) asegura el candidato Alberto Fernández. Se despeja el camino para la visita de Su Santidad el papa Francisco durante el año 2020 con un gobierno sensible a las necesidades de los más vulnerables. MGB 15/8/2019

Seguir a @garciabarace

Foto. Alberto Fernández junto al compañero Dylan (Instagram @alferdezok 27/6/2019).

Leer más…

Dos proyectos justicialistas fundamentales para el país

Argentina 2018: preocupante retroceso en la democratización de medios

Noticias de España

.
Fondo newsletter