«Ser es defenderse», RAMIRO DE MAEZTU
La Gaceta de la Iberosfera
Buscar
Cerrar este cuadro de búsqueda.
SEGÚN LA INTERVENCIÓN GENERAL DEL ESTADO

El Banco de España afrontó diciembre con menos de 16.000 millones en cuenta y 33.000 millones en gastos

Banco de España. Europa Press
Banco de España. Europa Press

El 30 de noviembre de 2023 en el Banco de España quedaban, según la Intervención General del Estado, 15.980 millones de euros en cuenta corriente y cero euros en otro tipo de depósitos.

La IGAE genera un informe mensual con los principales indicadores de la actividad económica y financiera del Estado, en el que analiza oficialmente la Contabilidad de caja donde muestra el déficit de caja no financiero y donde analiza la Contabilidad nacional y muestra la necesidad de financiación.

En el primero, en la Contabilidad de Caja donde nos muestra el déficit, en uno de sus apartados, publica mes a mes el saldo que queda en el cierre de dicho mes en la cuenta corriente que el Estado tiene en el Banco de España.

La cuenta corriente en una empresa es uno de sus principales indicadores económicos dado que muestra la capacidad de afrontar gastos sin necesidad de pedir prestado. Las empresas grandes suelen disponer al menos de tres meses de sus gastos en cuenta corriente o disponible a corto plazo, las pequeñas y medianas cuando tienen un mes hacen una fiesta.

Existe otra variable muy importante en el mundo empresarial, que se llama Fondo de Maniobra, en inglés Working Capital. Si el Fondo de maniobra es positivo, normalmente los departamentos de riesgos de los bancos nacionales miran con buenos ojos el poder financiar o hacer préstamos a esas empresas, si es negativo, ya se pueden encomendar a quien quieran que no le van a prestar ni un saludo al entrar en la oficina bancaria.

Disponer de menos de 16.000 millones en cuenta corriente, con unos gastos medios de 33.000 millones, para pagar las nóminas, los gastos, los intereses de las deudas, las inversiones y todos aquellos otros gastos que no son deuda, de los 22 ministerios y de la Seguridad Social, además de tener que enviar a las Comunidades más de 10.000 millones y otros 2.000 millones a las Corporaciones Locales, hacen pensar que por mucho que se vaya a ingresar en diciembre, que no es el mejor mes de ingresos, la cosa está bastante crítica para aguantar sin endeudarse.

Pero si además pensamos que, con los datos del Banco de España, nuestra deuda consolidada de acuerdo con el Protocolo de Déficit Excesivo ha llegado a 1,572 billones, que en noviembre como teníamos pagas extras que sumaban 25.000 millones hemos tirado de caja por 19.739 millones para no tener que endeudarnos y superar los 1,578 billones que prometimos a Bruselas que sería nuestro límite, estamos en el punto de no retorno.

Todas las variables están en juego y cada movimiento que se haga nos puede llevar a que se noten las costuras de que el traje está a punto de reventar.

Nos quedan 16.000 millones, cuando el año pasado nos quedaban 43.470 millones en el mismo mes, pero en 2022 dejamos la cuenta corriente temblando en 13.527 millones para poder amortizar algo de deuda y que no se fuese de la mano, así que tiramos de chequera por valor de 30.000 millones, pero este año ya hemos utilizado en octubre y noviembre la chequera.

Este año en noviembre hemos tenido que alcanzar una deuda consolidada de 1,578 billones y, por lo tanto, no podemos endeudarnos, así que en diciembre vamos a dejar la cuenta corriente del Banco de España con telarañas.

Hemos pedido a Bruselas los 10.000 millones de los Fondos Next Generation, que pueden llegar o no antes de final de año, con 9 meses de retraso y que pueden dar un alivio instantáneo a la caja. En definitiva se presenta una situación muy preocupante para las finanzas del Estado español.

Salvo en enero que nos quedamos debiendo dinero al Banco de España, es decir que nos tuvo que prestar nuestro Banco Central hasta 15.489 millones en 2023, el resto de los meses hemos ido recuperando caja, gracias a la deuda que íbamos pidiendo.

En agosto nuestra caja llegó a 60.821 millones de euros, aunque fueron 2.414 menos que en 2022. Desde entonces nuestra caja se ha ido reduciendo hasta los 15.980 millones que son 27.490 millones menos de lo que teníamos disponibles en noviembre de 2022.

Lo que va a pasar en diciembre no es fácil de saber. Lo más probable es que para no endeudarnos más este año usemos los 15.980 millones hasta dejar un saldo muy bajo en diciembre, que puede verse mejorado con los 10.000 millones de los fondos Next Generation.

Obviamente con la utilización de la chequera para pagar lo máximo sin endeudarnos hará que la cuenta corriente en el Banco de España a cero o muy cerca. Y el problema lo trasladamos a enero que ya es otro año fiscal, con el problema importante de que aunque en enero, que es un gran mes de recaudación lo es a finales del mes en lugar del día 20, para permitir a las empresas cerrar provisionalmente el año y cerrar el famoso 347 de Hacienda que es la declaración anual informativa de operaciones con terceras personas.

Todo esto puede obligar a Hacienda a pedirle al Tesoro que en enero salga a buscar mucho dinero y empecemos el año con 30.000 millones o más de nueva deuda, pero insuficiente todavía para poner la cuenta corriente del Banco de España en cifras aceptables.

Las finanzas del Estado están como están, quieren dar un déficit de menos de 60.000 millones y en teoría debería estar chupado porque han dicho que en noviembre era de 29.956 millones, aunque son conscientes de que esa cifra se va a disparar

En cualquier caso, si salvan el campanazo de la deuda o no se pasan demasiado y si colocan el déficit en menos de 60.000 millones habrán pasado el examen y Bruselas les creerá en lo que digan para 2024 y eso les facilitará la vida.

Pero ya faltan muy pocas semanas para saber que va a suceder con los datos de cierre que enviarán a Bruselas, lo que sí sabemos es que a cierre de noviembre les quedaban casi 16.000 millones cuando el año pasado les quedaban casi 43.500 y que ahora toca el milagro de la boda de Caná para salvar la cartera.

.
Fondo newsletter