«Ser es defenderse», RAMIRO DE MAEZTU
La Gaceta de la Iberosfera
Buscar
Cerrar este cuadro de búsqueda.
Este artículo se publicó en La Gaceta antes de convertirse en La Gaceta de la Iberosfera, no siendo entonces propiedad de Fundación Disenso.

El verano catalán

Me van a permitir que hoy empiece por un titular secundario, pero es que es muy gracioso.


Como ya sabrán, la visita de Trump a Francia ha sido un considerable éxito, mostrando los dos presidentes de reciente nombramiento una química que desconcierta a los medios, que han mostrado tan idolátrica reverencia por uno como histérica aversión hacia el otro.
Tanto y tan evidente colegueo había que explicarlo para que las tropas progresistas tuvieran un hilo narrativo coherente, y a El País se le ha ocurrido la explicación más ingeniosa, si bien bastante traída por los pelos: ‘Macron se acerca a Trump para sacarlo del aislamiento’.

No sé a ustedes, pero a mí Trump no me parece demasiado aislado, y para acabar con aquel aislamiento al que le someten los otros bastaría que dejaran de acusarle de todo lo malo que pueda pasar por la calenturienta imaginación de los medios.
Un ejemplo lo da El Español, que califica de ‘machista’ el cumplido que el presidente norteamericano dedicó a la primera dama de Francia al decirle que la veía en muy buena forma. Basta que hagan el ejercicio mental de imaginar que esas palabras se las hubiera dedicado Obama para advertir al instante que, tres cuartas partes de las veces, estos ‘ismos’ y estas ‘fobias’ tan de moda no dependen tanto de lo que se haga como de quién se sea.
Brigitte Macron es una mujer de 64 años que, en efecto, se conserva maravillosamente, y apuesto que la galantería de Trump no le molestó en lo mínimo. Pero si Trump abriera la boca solo para comentar que hace un buen día, la prensa encontraría en sus palabras una obvia referencia negacionista contra el Cambio Climático.
Y ya retomo. ‘Junqueras fuerza una crisis de gobierno por el referéndum’. Amagar y no dar ha sido el juego de décadas del nacionalismo catalán, y todas las soflamas y grandilocuentes declaraciones se diluían al final con más euros o más independencia de hecho. Pero montar la parda cuando no hay la menor necesidad, arriesgarse a una vida de molestias con lo bien que se vive ahora, eso ya es ir demasiado lejos y la consigna tácita hoy es ‘tonto el primero’.

ABC saca foto del ex presidente y el ex vicepresidente del Banco Popular con el titular ‘Saracho mantuvo en el Popular a su vicepresidente pese a conocer que era sospechoso de blanqueo’.
Yo me tomaría toda noticia en los grandes medios sobre los grandes bancos (ya no hay otros) con un grano de sal, y sobre este oscuro caso, con el salero entero. Decía el célebre atracador Willie Sutton que él robaba bancos “porque es donde está el dinero”, e idéntica razón me sirve para desconfiar de la objetividad de la prensa en torno a este sector.

En El Mundo, Theresa May se inclina ligeramente ante Su Majestad Felipe VI, aunque en lo concerniente a Gibraltar se mantiene rígida como un palo.
Primer titular: ‘Portazo de Susana Díaz a la plurinacionalidad de Sánchez’. Sánchez ha sido votado por las bases, pero Susana tiene el gran feudo socialista, Andalucía, mina de votos electorales, presupuesto y cargos a repartir. La cohabitación no va a ser nada fácil.
También nos cuenta El Mundo que ‘Puigdemont ultima una purga contra los consejeros críticos’, un asunto que retoma La Razón sobre una magnífica foto del Parlament vacío salvo por la presencia de Junqueras, con este titular: ‘Purga de consejeros antireferendum’.
Aquí me aparto un tanto de mis colegas, en el sentido de que este hablar de ‘purgas’, con la macabra connotación que le dio Stalin y otros, como si fuera el acto de un dictador loco me parece tremendamente injusto.
Todo el minué secesionista puede calificarse de disparate, pero una vez en él, mantener en tu equipo a quien no cree en el proyecto central, prácticamente único, sería sumar la estupidez a la locura.
Pero quien piense que los de Marhuenda no van a aprovechar cualquier crisis que les dé pie para hacer de su señorito sujeto de la historia no conoce al órgano oficioso de la derechita, y así reza su primer titular: ‘Rajoy vetará cambios en la Carta Magna que privilegien a Cataluña’.
Ya. Y bajará los impuestos.
Alguna publicidad valiente y la ayuda desinteresada de muchos lectores como tú han hecho posible esta noticia. Conoces nuestra línea editorial, a contracorriente de la ideología dominante y desacomplejadamente comprometida con la dignidad humana, la unidad de España y la identidad de Europa. No es fácil ni es barato sostener un medio de comunicación que beba de estos postulados, siempre contra los más poderosos. Por eso te pedimos que nos ayudes con una aportación, que formes parte de nuestro proyecto, que ayudes a que sigamos incordiando al Poder. Puedes hacerlo de varias maneras, infórmate aquí.

TEMAS |
.
Fondo newsletter