'Ser es defenderse'
RAMIRO DE MAEZTU
Este artículo se publicó en La Gaceta antes de convertirse en La Gaceta de la Iberosfera, no siendo entonces propiedad de Fundación Disenso.

Recuerdos de los Cuadernos de España: Ruta por los lugares que evidencian la españolidad de Cataluña

Queridos lectores: 

Tras el éxito de este artículo hace ya más de dos años, publicado en su día en las primeras páginas de La Gaceta, he pensado, en vísperas del próximo artículo sobre el viaje a Perú, recuperar este interesante resumen (largo, pero resumen) sobre aquellos lugares míticos, históricos, muy importantes para la cultura e identidad catalana que están íntimamente relacionadas con España. A ello vamos:

No como intento de mezcolanza entre ocio y política, que no son demasiado compatibles, sino como una apertura a la visión de nuestro país desde un trasfondo histórico, nace la serie “Cuadernos de España”, una especie de homenaje, de oda literaria a la nación más bonita de Europa: España.

“Desde estas altas cimas (…) dad abrigo a España, la deshecha España que ayer abrigaba al mundo». (Extracto de “Goigs”-Gozos- a la Reina de Cataluña, la Mare de Déu de Montserrat, por Mosén Jacinto “Cinto” Verdaguer). Montserrat dependió del Monasterio de San Benito de Valladolid durante algo más de 400 años, y sus monjes, hasta la Desamortización, fueron casi todos castellanos. El primer prior de toda esa época de Montserrat fue un hermano del Cardenal Cisneros, consejero de los Reyes Católicos. En la imagen, el monasterio, que guarda en su interior la famosa Virgen Patrona de Cataluña, La Moreneta. Imagen: Miquel Pons

En esta breve serie de posts de ensalce a lo nuestro, hemos seguido los pasos de Colón por España antes de embarcarse a Ámerica y también los lugares más importantes de nuestra patria, aquellos que forjaron nuestra historia, identidad y carácter. Ahora, como último capítulo de esta primera serie de “Cuadernos de España”, descubrimos el lado más hispano de la más variada y completa (quizá) región histórica de nuestra querida España: Cataluña.

Queridos lectores:

Cataluña es una absoluta preciosidad de lugar; sus paisajes, la amabilidad de sus gentes, la oferta gastronómica… Es una región completísima de nuestra querida España. Cuenta con un pasado histórico importantísimo ligado a nuestro país desde hace siglos, como el resto de las regiones históricas de España en general, aportando su riqueza cultural e inigualables paisajes. Cuna de héroes, valientes y conquistadores, ateneo de culturas, su gente es cercana, emprendedora y muy trabajadora. De Viella a Cadaqués, de Puigcerdá al Delta del Ebro, sus paisajes derrochan belleza y variedad como pocas veces es vista en un territorio concreto. Por eso, Cataluña es uno de los destinos favoritos de cualquier viajero que planee un inolvidable viaje dentro de España. Y estos viajeros que amamos Cataluña y amamos España, dos entes unidos y dependientes entre sí que no nos dejan de maravillar y fascinar, estamos cansados de que se mancille este territorio con símbolos, mentiras y soflamas que oscurecen un ambiente. De esta manera, se va estropeando todo significativamente, sembrando discordia, diferencias y enfrentamientos inútiles que no llevan a nada donde antes había paz.

Con estas premisas, recorremos aquellos lugares de Cataluña que derrochan españolidad, sitios que nos desvelan en sus piedras e historias, lejos de tejemanejes nacionalistas sin fundamentos, que Cataluña es España y que España sin Cataluña no sería España, además de que Cataluña sin España no sería Cataluña. Para no aburriros con tantos datos históricos veremos los lugares cronológicamente sueltos, con una breve reseña histórica y un pequeño análisis de lo que es el lugar hoy. No vamos a hablar de todos los lugares, pero en el recuerdo quedará el poblado íbero de Ullastret en el Bajo Ampurdán,Torroella de Montgrí (antes llamada Torrecilla de Montegrino) y su castillo de Jaime I El Conquistador, el Santuario de Montrony (la “Covadonga catalana”),Ripoll, el territorio de la Marca Hispánica, y el Camino de Santiago catalán, el de San Jaime, que va de San Pedro de Rodas, Port de la Selva (ver primer post-Enlace aquí-) sobre la Toscana española hasta Lérida, entre otros tantos lugares. Si os parece, queridos lectores, vamos a ello.

Lugar: San Jerónimo de la Murtra, Badalona.

Vista al Monasterio de San Jerónimo de la Murtra. Allá por los siglos XIV y XV, la Orden Jerónima de España era muy importante. Carlos I la apoyó mucho, y de hecho se retiró a Yuste, en Extremadura, a un monasterio de la Orden. En la imagen, el monasterio, con su claustro, que da al mar, situado a las espaldas del fotógrafo. Foto: Archivo propio-LPG

Circunstancia histórica: En este monasterio a las afueras de Badalona, Provincia de Barcelona, y no en la Plaza del Rey de Barcelona donde se dice, fue recibido Colón por los Reyes de España, Fernando e Isabel, tras el viaje del Descubridor. Por seguridad, se trasladaron a este monasterio de la Orden Jerónima. Allí, Colón les mostró productos de las nuevas tierras descubiertas, así como una serie de nativos para que los reyes pudieran ver cómo eran los hombres de aquellos lares.

El lugar hoy: Qué ver: San Jerónimo de la Murtra es un lugar muy poco conocido, pero de inmensa trascendencia (universal podríamos decir). Sito en un recoveco de la montaña litoral de Badalona, al Noreste de Barcelona, cuenta con un claustro maravilloso, es visitable los primeros domingos de mes de 10 a 12 y de martes a jueves de 10 a 13 horas. A día de hoy discurre por la zona una GR- Gran Ruta, como lo es el Camí de Cavalls de Menorca, que va de Portbou a Barcelona, con lo cual, puede recorrerse toda la zona de la Murtra en bicicleta, andando o hasta a caballo. Se hacen también retiros espirituales con hospedaje y demás opciones de visitas guiadas.

No te pierdas un paseo por la Murtra con vistas al mar para luego tomarte un cava en la vecina Alella o en Tiana, donde podrás disfrutar de unos caldos espléndidos a buenos precios y comida „casolana“ de verdad y sin pretensiones.

Lugar: Barcelona

“Catalans y castellans/jermans son tots en la terra/fora l’odi i el rencor/i visca la Espanya entera” (Estrofas anónimas, finales s.XIX, Barcelona). Imagen de Barcelona desde el Parque Güell. Foto: Ciutat de Barcelona.

Circunstancia histórica: El Apóstol Santiago llegó a Barcelona antes de ir hacia Galicia, a evangelizar hasta el fin del mundo (Finisterre). De hecho, la primera cruz que vieron los pobladores de lo que hoy es España, se vió en Barcelona. La hizo el mismo Santiago, con dos ramas de pinos, y la colocó sobre una piedra, desde donde predicaba. Donde está esa piedra es hoy el altar mayor de la Catedral. En la Hispania visigoda, Barcelona fue capital tres veces antes de trasladarse a Toledo, en concreto, con los reyes Ataúlfo, Gasaleico y Amalarico (ss. V y VI). Teudis, sucesor de Amalarico, ya trasladó la capital y corte de la primera España cristiana a Toledo. También Barcelona y la España imperial tienen mucha relación; Carlos V al llegar de Flandes con su séquito, encontró comodidad y buenas relaciones en Barcelona, mientras en Castilla encontró hostilidad. Por eso, se proclamaría Emperador en Barcelona. Con ello, favoreció el desarrollo y florecimiento de la Universidad barcelonesa, entre otras cosas. Cervantes y su hermano junto con muchos catalanes salieron de Barcelona hacia la batalla de Lepanto, a luchar con otros tantos paisanos de la España imperial. Uno de esos catalanes era el señor de Requesens, lugarteniente de Juan de Austria, cuyo castillo visitamos en el primer post de este blog-Enlace aquí-. Otra curiosidad es que en el actual Barrio de Gracia, antes población de la periferia barcelonesa de Gracia se celebraba una importante fiesta, la de San Isidro Labrador, patrón de Madrid y de los payeses (campesinos) de la llanura barcelonesa, el actual Ensanche. Contaban en el s.XIX con la Cofradía de San Isidro de Gracia, donde organizaban procesiones en honor al santo. Como colofón, Barcelona es la única población de España que puede decir que ha contado con tres plazas de toros en activo.

El lugar hoy: Qué ver: Qué decir de Barcelona, ¡probablemente la ciudad más bonita de España! Ciudad cosmopolita, con una aire más bohemio e intelectual de lo que se puede ver en el resto de España salvo excepciones, es de las joyas de la corona de toda España, por su nivel turístico e inmensa oferta cultural. A parte de los regalos del genial Gaudí, debido a todos los eventos organizados en la Ciudad Condal como las dos Exposiciones Universales, podemos ver el Pueblo Español, un lugar muy especial de Montjuich con un resumen arquitectónico de España entera, con eventos y actividades culturales, el Museo Nacional, sito en la Plaza de España, con las dos torres gemelas a las de Venecia a los pies del Montjuich, con su precioso castillo, Jardín Botánico con vistas al mar, teleférico y Ciudad Olímpica. La Ciudadela, con su parque y el Arco de Triunfo es otra zona fruto de una de las “Expos” celebradas que a tanta gente ha maravillado. No te pierdas la subida al Tibidabo, “Templo Expiatorio de España”, desde donde podrás divisar toda Barcelona, el Vallés y demás territorio desde arriba, a un precio irrisorio (3 euros frente a los 20 desde la Torre Collserola que a decir verdad es espectacular también). La Catedral, maravillosa, guarda el Cristo de Lepanto, figura que llevaba una nave española en un mástil durante la batalla y que, al ser disparada por una bombarda turca, milagrosamente, según cuenta la historia, se encogió y desvió el tiro.

No te pierdas una vuelta por el Paseo de Gracia hasta Plaza Cataluña, ni el Castillo de Montjuich, con sus vistas a la ciudad y al mar. No dejes de contemplar un atardecer desde el mirador de la Carretera de Vallvidrera, encima del genuino barrio de Sarriá, ni de subir al Tibidabo. Tampoco dejes de ver la Barcelona de la belle epoque, la de Gaudí, el Parque Güell, las casas Milá y Batlló, la Sagrada Familia… No te equivocarás si te vas al Borne de juerga por la noche, ni deberías perderte el barrio de la Catedral, también llamado el barrio gótico. Tómate tu tiempo, y disfruta de Barcelona como merece.

Lugar: Tarragona

Tarragona no es sólo ruinas romanas y vistas al Mediterráneo. Rebosa en oferta gastronómica, vinos y por supuesto, cultura y tradiciones. Foto: Rafael López-Turismo de Tarragona

Circunstancia histórica: “(…) cuando haya concluido esto y les haya entregado este fruto, pasaré a visitaros rumbo a Hispania” Romanos 15, 28. San Pablo llegaría a Tarragona, que también fue capital de la primera España, de la Hispania Citerior, que iría de Tarraco a Finisterre. Además de ello, Tarragona fue Hispaniarum Primas- episcopado primado de España, en 1091, como fue unos siglos antes. 

El lugar hoy: Qué ver: Tarragona es un lugar, como Mérida que derrocha historia, sobre todo romana, bien visible hoy en día. De Tarragona destacamos sus monumentos romanos, como el Acueducto, Patrimonio de la Humanidad por la UNESCO, el Anfiteatro, uno de los mejor conservados de España, la muralla y el circo romano. Del casco antiguo destacamos la Catedral Primada de Santa María, mezcla de estilos románico y gótico, del siglo XII, el Paseo de San Antonio y la desconocida pero preciosa Plaza del Pla de Palau.

No te pierdas un agradable paseo por la Rambla Nova hasta el final de la misma, el “Balcón del Mediterráneo.” En días claros desde el Balcón se puede llegar a ver incluso la silueta de Mallorca. Si tienes suerte y vas en fiestas, igual tienes la posibilidad de ver el espectáculo de los Castellets, castillos humanos, muy tradicionales en Tarragona y Provincia. En la Rambla Nova encontrarás un monumento a esta tradición.

Lugar: Gerona

Imagen del «Skyline» de Gerona. En primer plano, su Catedral, con la nave gótica más grande del mundo, y en segundo plano, la Iglesia de San Félix. La ladera Norte de las montañas del fondo es ya el Rosellón, Francia.

Circunstancia histórica: El tercer Sitio de Gerona, ocurrido el 6 de mayo de 1809, tras los anteriores de 1808 es aquel asedio que duró 7 meses en esta ciudad del Norte de Cataluña. La Grand Armée francesa comandada por el Mariscal Augereau sometió con 18.000 hombres a la ciudad. Las fuerzas españolas, con 5.600 hombres, estaban al mando del general granadino Álvarez de Castro, que rindió Montjuich a regañadientes para enseguida unirse en Gerona con los rebeldes españoles en lucha contra la dominación del Francés. Los franceses llegaron a disparar en los 7 meses más de 60.000 balas de cañón a la ciudad. Tras una encarnizada defensa, y el general enfermo y tras haber delegado en el Brigadier Julián Bolívar, la ciudad capitula el 10 de diciembre. Mientras, los suministros los organizaba el regimiento de Saboya. Cuando la ciudad andaba ya desesperada con la escasa defensa, el regimiento se unió a los defensores penetrando en las líneas francesas en un ataque a bayoneta calada. Se creó con los civiles, incluidas muchas mujeres “La Cruzada Gerundense”, grupos de combate y defensa organizados según condición: Mujeres y niños, clérigos regulares, artesanos, nobles… Las mujeres serán encuadradas en la “Compañía Santa Bárbara de Señoras Mujeres Gerundenses”. Los muros de Gerona fueron de los primeros donde ondeó la bandera rojigualda actual de España, hoy conservada en el Museo del Ejército.

El lugar hoy: Qué ver: Tal y como vimos en los primeros posts del blog-Enlaceaquí-, de Gerona destacamos la Catedral, con la nave gótica más grande del mundo, la monumental Iglesia de San Félix, el Puente Eiffel que cruza el río, del mismo autor que el de la famosa torre parisina, y su Judería.

No te pierdas un paseo por la ribera del Onyar, ni dejes de subir las escalinatas de la Catedral para perderte luego por la Judería. Quédate a comer unos caracoles, o un plato “mar i muntanya”-conejo con cigalas- en algún restaurante pequeño con encanto por la judería y disfruta de paso de la rica oferta gastronómica de Gerona.

Lugar: Ampurias

Vista de la zona de desembarco de los romanos. Aquí llegaron por primera vez a la Península Ibérica. Vemos el muelle heleno, anterior a la llegada de los romanos. Foto: Archivo propio-LPG

Circunstancia histórica: En el año 218 a.C., desembarcan los romanos por primera vez en Hispania, en concreto en Ampurias, dentro de la Bahía de Rosas, Alto Ampurdán, con intención de socavar el peligro cartaginés cortando sus líneas de suministros, organizando así el Norte de la Península Ibérica con capital en Tarraco (Tarragona). La romanización, empezada en Ampurias con su famoso desembarco, supuso el inicio de la organización de Hispania como tal. Luego llegarían los godos…

El lugar hoy: Qué ver: A parte de la misma playa de Ampurias, donde desembarcaron los romanos, con los restos del asentamiento con estatuas como la del Escolapio al borde del mar, y otros restos como el muelle heleno de 3000 años de antigüedad, destacamos el pueblecito costero de San Martín de Ampurias, con su iglesia románica y pequeña muralla. Todo ello está en la zona de la Bahía de Rosas, que enlaza con el Parque Natural del Cabo de Creus. El interior de esta zona es fabuloso, con poblaciones como Peratallada o Pals. (Para ver y conocer más a fondo esta zona, os emplazo de nuevo a las dos etapas por el Ampurdán, los dos primeros posts escritos en El Viajero Incansable).

No te pierdas una buena comida en San Martín de Ampurias, empezando por un buen pan con tomate y anchoas de la vecina La Escala regado por un vino de aguja blanco D.O. Perelada.

Lugar: Montserrat

“Dels catalans sereu Princesa, dels espanyols Estrella d’Orient”. (Jacinto Verdaguer a la Virgen de Montserrat). En la imagen, el conjunto monástico en medio de las montañas nevadas.

Circunstancia histórica: Tras el desmadre espiritual que parece ser ocurrió entre los monjes de Montserrat durante el siglo XV y XVI, con la “ermitañización” de los religiosos y el abandono que se le hizo a la comunidad peregrina, los Reyes Católicos alcanzaron un acuerdo con el Papa Alejandro VI para anexionar el Monasterio de Montserrat al de San Benito el Real de Valladolid. Un hermano del Cardenal Cisneros, fiel consejero de los Reyes, sería el primer prior del nuevo Montserrat. Este monasterio tendría una gran relación con San Ignacio de Loyola, y durante más de 4 siglos casi todos los monjes serían castellanos, hasta la Desamortización de Mendizábal, acaecida a mediados del s. XIX. Desde entonces, el monasterio pertenece al de Subiaco, Italia. Hay una leyenda también que dice que en la zona del Bruc, próxima a Montserrat, un niño tamborilero tocó el tambor entre las rocas de Montserrat e hizo huir al invasor francés.

El lugar hoy: Qué ver: Montserrat es sin duda uno de los complejos religiosos más bonitos de España. Está situado entre unas rocas bastante curiosas, a 720 metros de altura. Con una de las bibliotecas más importantes, el monasterio fundado en el siglo XI cuenta con un coro, el de su escolanía, el más antiguo de Occidente. A parte de la excursión por las diferentes rutas por las rocas, la Basílica, con la imagen de la Virgen del siglo IX es una preciosidad. Está bastante explotado turísticamente pero aún tiene su encanto. Se puede acceder en coche (tiene parking de pago o puede dejarse el coche en los arcenes de subida y subir un poco el último repecho por el asfalto) o en la cremallera de los Ferrocarriles Generales de Cataluña o en teleférico.

No dejes de visitar a la Moreneta, objeto de veneración en este lugar, por el acceso de detrás del altar mayor, igual que en Santiago a la hora de abrazar al Apóstol Santiago en Santiago de Compostela. Hay una ruta de unos 40 minutos a San Sadurní de Noya, lugar de muchísimas bodegas de Cava. Tras la visita a Montserrat, podemos hacer otra visita guiada por alguna de las bodegas de la zona, como Freixenet o Codorniu, las más típicas y monumentales a la vez. 

Lugar: La Plana de Vic

Resultado de imagen de santuari de gleba 

“Vic, oh Reina de Muntanya/No et dirán estéril, no/Tres homes has dat a Espanya/Balmes en Saviduría/Claret en Sandetat/Mossén Cinto en Poesía/Quina excelsa Trinitat.” (Joan Colom) En la imagen, fachada del Santuario de Gleva, en la Plana de Vic. Aquí estuvo dos años Mosén «Cinto», gran poeta de la Renaixenxa. Foto: Wikipedia.              

Circunstancia histórica: En la Plana de Vic, depresión rodeada de montañas en la Comarca de Osona, Provincia de Barcelona, se encuentra el corazón espiritual de Cataluña. En el Santuario de la Gleva, a finales del siglo XIX en plena Renaixenxa (regeneración literaria de los autores catalanes) el poeta y sacerdote Jacinto Verdaguer (también llamado Mosén Cinto) pasó una temporada, escribiendo sus “goigs”-gozos-. Entre ellos, escribió el famoso poema “Canto a la Inmaculada, Patrona de España”. De esta zona de Cataluña eran oriundos Jaime Balmes y San Antonio María Claret.

El lugar hoy: Qué ver: La Plana es un lugar muy bonito y genuino. Con el Montseny de fondo, salpicado de pueblos típicos y bosques de robles gigantes es un lugar muy digno de visitar. El Santuario de la Gleva cuenta con un fabuloso retablo barroco y una especie de museo a Mosén “Cinto” Verdaguer.

Si te gustan este tipo de experiencias aéreas, no te pierdas una vuelta en globo de las que se organizan en la Plana de Vic.

Lugar: Monasterio de Poblet

Imagen del conjunto de Poblet. Con sus tres claustros y mezcla de estilos, este monasterio alberga un Panteón Real de 6 reyes de la Corona de Aragón. Imagen: Jose Goncalves.

Circunstancia histórica: Ya en el siglo XII el Rey de Aragón Alfonso II el Casto ya quiso (firmado así en testamento) ser enterrado en Poblet. El Rey Pedro El Ceremonioso encargó al Maestro Aloi de Montbrai la construcción de 6 sepulcros reales. Será Panteón Real de la Corona de Aragón durante los siglos XIV y XV, hasta la extinción de la Corona de Aragón (por el matrimonio de Fernando con Isabel de Castilla). Este monasterio cisterciense era importantísimo, ya que era dueño de otras casas cistercienses menores en las poblaciones más importantes de la Corona de Aragón, como el Monasterio de Piedra, el de la Real en Mallorca, San Vicente de Valencia o el de Nazaret de Barcelona.

El lugar hoy: Qué ver: Poblet es uno de los complejos monásticos más importantes de España. Considerado Patrimonio de la Humanidad este monasterio sito en la Cuenca del Barberá (Provincia de Tarragona) es una auténtica preciosidad. A parte de los Sepulcros cuenta con un conjunto de edificios (entre ellos 3 claustros) que mezclan estilos, al ser de distintas épocas entre sí, a saber románico, gótico, renacentista y barroco. Destacamos su claustro grande, el cimborrio gótico de la Iglesia y el importante retablo renacentista sito en ésta última.

Poblet está situado en un entorno natural fantástico, a los pies de las Montañas de Prades. No te pierdas un buen paseo por su entorno, con vistas al conjunto monástico, y después no dudes en ir a la maravillosa Montblanc a comer típico, unos calçots por ejemplo, si es temporada, regado por un vino D.O. Priorato.

Reflexiones

“Amo a España porque la conozco” Gregorio Marañón, médico madrileño.

“¿Españoles? ¡Y tanto! Lo somos más que los castellanos”. Joan Maragall, escritor, abuelo de Pascual Maragall, Ex-Presidente de la Generalidad.

“¿Tendremos algún día en Cataluña una auténtica y objetiva historia que no contenga las memeces de las historias puramente románticas?” Josep Pla, poeta ampurdanés.

Con esto, queridos lectores, espero haber resumido algunos de los lugares de Cataluña que nos referencian directamente a la historia nacional de España. Os recomiendo y recomendaré siempre un buen viaje/escapada/fin de semana/excursión a Cataluña, porque hay que conocerla bien, para valorarla como se merece. Si buscáis mar, lo encontraréis, montaña, también, pueblos históricos con encanto, lo mismo. Aquí en El Viajero Incansable seguiremos viendo otros destinos de Cataluña, con las recomendaciones de siempre: Lugares destacados, ocio activo, gastronomía y vinos.

Gracias por las visitas y mails con sugerencias y recomendaciones viajeras,

Siempre vuestro,

¡Buen viaje!

Luis Poch de Gaminde
El Viajero Incansable
rutasyotellevo@gmail.com
@viajerolpochg                                                  www.facebook.com/viajeroincansableintereconomia

 

Fuentes consultadas: El Manifiesto, Wikipedia, Enciclopedia Libre Virtual, Bibliografía: Cataluña Hispana, Historias Ocultadas del Nacionalismo Catalán, (Libros Libres, 2013 y 2011), de Javier Barraycoa Martínez.
Supervisión histórica: Santiago José Barco Pérez profesor Historia CMT, Javier Barraycoa Martínez, Profesor Universidad Abad Oliva CEU y escritor.

TEMAS |

Noticias de España

.
Fondo newsletter