«Ser es defenderse», RAMIRO DE MAEZTU
La Gaceta de la Iberosfera
Buscar
Cerrar este cuadro de búsqueda.
«Lo único que ha cambiado en Andalucía es que antes gobernaba el PSOE y ahora lo hace el PP»

Manuel Gavira: «El PP andaluz es capaz de venderse con tal de estar en el poder»

Manuel Gavira en un momento de la entrevista. Manuel Socarrás

Manuel Gavira Florentino es diputado por Cádiz en el Parlamento de Andalucía y portavoz de VOX desde la pasada legislatura. Ya suma más de un trienio en el Hospital de las Cinco Llagas (sede del Legislativo andaluz) donde no ha conocido un presidente de la Junta del PSOE.

Al frente del tercer partido de Andalucía ha pasado de ser «socio externo al gobierno» a ejercer de oposición del partido que habita el Palacio de San Telmo, el PP, y de la teórica oposición, el PSOE. De «obligar» a los populares a actuar a no mantener «ningún trato» con ellos.

Después de estos años como portavoz de VOX en el Parlamento de Andalucía es un veterano en la cámara. ¿Cómo valora la evolución del papel de su grupo en la política de la región?

VOX fue determinante para el cambio político en Andalucía. En las elecciones de diciembre de 2018 el Partido Popular sacó el peor resultado de la historia. De hecho, si no se dan los condicionantes que se dieron en ese diciembre con la irrupción de VOX, con esos 12 diputados, el cambio en Andalucía no hubiese sido posible. Desde entonces, garantizamos la estabilidad del cambio de gobierno en Andalucía.

Las elecciones de 2022 dieron al Partido Popular una mayoría absoluta y nosotros pasamos de ser un socio externo al gobierno a la oposición. Y eso venimos haciendo con un grupo en el que hay diputados de la anterior legislatura, gente con experiencia.

¿Qué queda de aquellos acuerdos entre el PP y VOX que hicieron a Moreno Bonilla presidente de la Junta?

El Gobierno de Moreno Bonilla está aprobando cosas acordadas con nosotros hace años. Va con cierto retraso. Por ejemplo, hace poco sacó unas líneas de avales para la adquisición de viviendas por parte de los jóvenes de Andalucía que fue pactada con nosotros, como las bajadas de impuestos.

En VOX tenemos muy claras las medidas que hacen falta para que Andalucía deje de estar en el vagón de cola. El Partido Popular es más timorato y está trayendo cosas ahora firmadas con nosotros hace años. Incluso algunas que ya están un poco obsoletas. Sin ir más lejos, para que los jóvenes puedan acceder a la vivienda. Estamos hablando de que esas medidas estaban bien en ese momento, pero ahora hay que seguir evolucionando y avanzando.

¿Se atribuye el PP el mérito de esas medidas de VOX que ahora implanta?

Nosotros sólo tenemos que sacar lo que estaba escrito en esos acuerdos presupuestarios. Pero lo importante no es atribuirse el mérito, sino que son medidas que a lo mejor ahora pueden servir, pero muchas de las cuales ahora ya no sirven, porque la situación ha evolucionado en estos años y la economía en Andalucía no es buena.

Hay que seguir ajustando porque Andalucía, insisto, está en el vagón de cola. Ya estamos acostumbrados a que el PP no nos reconozca lo que estaba en algún acuerdo presupuestario, pero seguiremos recordando que va con retraso.

Cuando habla de su tierra lamenta el retraso, la situación económica, la falta de medidas efectivas… En su opinión, ¿cuáles son los principales problemas de Andalucía?

Los barrios más pobres de España están en Andalucía, las ciudades más pobres de España están en Andalucía, las ciudades con más paro de España están en Andalucía, el 83% de los municipios de Andalucía están en el escalón más bajo de renta de España…. Es incuestionable. Nadie podrá decir que falseo la realidad o que miento, porque simplemente hay que ir a los indicadores.

Con una situación así difícilmente podemos ser «la locomotora de España», que es lo que dice el Partido Popular. Incluso vende eslóganes del PSOE, como aquél de Andalucía imparable. Los problemas que tiene Andalucía son los mismos que había en la época socialista. Los mismos.

Le dirán que exagera…

Las respuestas de la propia administración a los problemas de Andalucía son las mismas de siempre. En atención sanitaria tenemos listas de espera eternas y falta de profesionales reconocidas por el propio Gobierno. En educación, salen los informes PISA y Andalucía está a la cola. Castilla-León, donde hay un gobierno con VOX, a la cabeza. En dependencia también contamos con unas listas de espera como en ningún otro lugar.

Seguimos liderando las tasas de desempleo de España, con una administración inasumible, de la que se habla mucho de su reducción, simplificación de trámites… y cada vez tiene más empleados públicos. Otra promesa incumplida. Si a todo ello se le añade que el sector primario cada vez está peor por estas políticas que Bruselas nos obliga a adoptar… La situación en Andalucía no es buena, pero el Gobierno tiene una gran maquinaria propagandística y publicitaria, y dice que Andalucía es imparable cuando no lo es.

¿Qué ha cambiado entonces en Andalucía desde que Moreno Bonilla es presidente de la Junta?

Lo único que ha cambiado en Andalucía es que antes gobernaban los socialistas y ahora, los populares.

El PP bajó un poco la presión fiscal y fue gracias a VOX en la anterior legislatura. Hoy la noticia es que están preparando la «séptima revolución fiscal», que consiste en varias reformas. Una fue la reducción de la suspensión del canon del agua; otra, la supresión del Impuesto de Patrimonio, con la excusa de vincularlo con el IRPF, pero el Gobierno de Sánchez ha determinado lo que es el impuesto a los ricos y Moreno Bonilla ha vuelto a traer el impuesto de Patrimonio a Andalucía. Ya ni siquiera lo van a poder vincular. Estamos hablando de una operación de márketing tremenda.

Además de la gestión estrictamente política, ¿en términos de propaganda y de trato ve grandes diferencias entre el PP y el PSOE?

Con el PSOE no tenemos ningún tipo de relación, salvo la mera cortesía parlamentaria en los plenos y en las comisiones, pero del Partido Popular en la anterior legislatura, nosotros, insisto, éramos un socio «externo». Entonces, para hacer y para aprobar cualquier cuestión necesitaban a nuestra consideración, porque si no evidentemente no contaban con nuestro apoyo. En la anterior legislatura, al Partido Popular había que obligarlo a que actuase. En ésta no tenemos ningún trato, lo hemos perdido.

Por ejemplo, este verano, antes de agosto, el señor Moreno Bonilla dijo que el partido de Abascal le daba más miedo que Bildu. Yo hice un esfuerzo durante un mes y no respondí, pero sabía que a primeros de septiembre me convocaría como siempre para la foto, para vender una falsa imagen de diálogo, de consenso con los grupos.

Recuerdo que cuando se cerraron las puertas lo primero que hice fue afearle esas declaraciones sobre alguien que a él le hizo presidente. La relación con el Partido Popular no es la misma. Ese señor fue presidente gracias a VOX y si alguna vez se da una circunstancia parecida el trato no va a ser como en la anterior legislatura, porque ya hemos aprendido que son capaces de venderse con tal de estar en el poder.

¿Cómo reaccionó Moreno Bonilla?

Se quedó callado. No lo esperaba. Yo fui mucho más duro porque hay cosas que no se pueden consentir y él cruzó una línea que a nosotros no se nos olvida. Si el Partido Popular piensa que con VOX la situación se puede reconducir en Andalucía, tendrá que ser con un trato mucho más amable.

Nosotros esperábamos que ese espíritu bélico del Partido Popular con VOX se mantendría durante estos meses, que es de hecho lo que está pasando. Nos va a servir para no volver a tener la misma relación porque ya sabemos cómo son. Llevamos muy mal la soberbia del Partido Popular en Andalucía, y no vamos a olvidar lo que ha sucedido ni esas declaraciones.

Aunque parece evidente que el PP en Andalucía, como en el resto de España, está más a gusto con el PSOE que con VOX, Moreno Bonilla reclama una conferencia de presidentes autonómicos sin una razón clara. ¿Utiliza la Junta para hacer oposición a Sánchez?

Moreno Bonilla está en clave nacional, de suceder a Feijoo y entrar en esa disputa del trono popular. Él está en eso, es muy evidente. Mueve el Parlamento, Andalucía y la actividad del Gobierno de Andalucía en esos parámetros.

Por ejemplo, normalmente en Andalucía el debate del estado de la comunidad se celebra la segunda quincena de octubre, no porque esté establecido reglamentariamente. ¿Qué hizo? Posponerlo hasta que Sánchez tomó posesión. Ocurre lo mismo con la Conferencia de presidentes autonómicos. De ahí no va a salir nada que obligue a Sánchez, pero está en eso, en la carrera por suceder a Feijoo.

En el acuerdo sobre Doñana sí que parecieron entenderse Moreno Bonilla y Sánchez…

La proposición de ley del Partido Popular y VOX no es la primera. De hecho, VOX registró una iniciativa mucho antes, y lo viene advirtiendo y diciendo lo que iba a pasar. El PP se quiso sumar con su maquinaria y nos propusieron hacer una conjunta, que evidentemente saldría adelante porque tiene mayoría. Nosotros, que somos responsables y sobre todo tenemos una idea clara de resolver esa injusticia que se cometió con los agricultores de Andalucía con ese decreto socialista de 2014, llegamos a ese acuerdo. ¿Qué ocurre? Pues que el Gobierno de España ha utilizado toda su maquinaria, toda su presión a través de sanciones a los agricultores.

Estamos hablando de personas que llevan décadas trabajando a las que una decisión socialista deja al margen de la legalidad. El Gobierno de Sánchez presiona a los agricultores, les dice que si esa ley sale adelante interpondrá un recurso ante el Tribunal Constitucional que paralizaría la ejecución de esa proposición de ley, aunque se aprobase en el Parlamento de Andalucía. Una vez que el Gobierno de España y el regional ponen su aparato a trabajar, los agricultores están entre la espada y la pared, y deciden llegar a un acuerdo que es el mal menor. Pero saben dos cosas. Saben que fue VOX el principal promotor de esta iniciativa, que realmente es suya, y saben que además tiene en el Parlamento de Andalucía una proposición de ley suscrita por VOX en el caso de que el Gobierno de España y el de Moreno Bonilla no cumplan.

¿Cuál es su posición sobre el agua? De la sequía se habla de manera constante en Andalucía, se pone el foco en los ciudadanos, en especial, en los agricultores, en que son ellos los que deben cambiar su forma de vida. En cambio, dicen los que saben que todavía caben tres o cuatro grandes embalses y, de hecho, hay alguno construido que carece de conducciones…

Provincia por provincia. En Huelva no hay un problema de sequía, no hay un problema de falta de agua: hace falta infraestructura hídrica, que en muchos casos está ya aprobada incluso por presupuestos nacionales y que se tiene que ejecutar, como la presa de Alcolea, el túnel de San Silvestre o el recrecimiento de del Agrio.

En Granada, el embalse de Rules. Los granadinos dicen que es la piscina más grande de Europa, una obra terminada hace 21 años. En los últimos 21 años por España han pasado populares y socialistas, y siguen faltando las canalizaciones para que le lleve agua a los agricultores.

En Jaén hay otra parecida, la presa de Siles. Moreno Bonilla, en la campaña de las elecciones de 2018 dijo que es su primera decisión cuando fuera presidente sería hacer las canalizaciones para la presa de Siles. Todavía siguen esperando.

En Almería, que tanto se dice que es el desierto de España, está la balsa del Sapo, que tiene agua, pero se tira al mar porque hace falta la maquinaria que quita la sal para poder llevarla a los agricultores.

Lo último que dice ahora Moreno Bonilla es que va a ir a la Unión Europea para solicitar que los fondos que lleguen de Bruselas se destinen a esas infraestructuras. Le van a decir que tiene obras sin y parte del presupuesto sin ejecutar.

Cuando uno escucha a ciertos políticos pareciera que el futuro de Andalucía pasa por la Agenda 2030, que no hay alternativa. ¿La hay?   

O queremos campo o queremos Agenda 2030. Si se elige Agenda 2030, el campo de Andalucía se muere y, detrás del campo, muere Andalucía.

Hablas con los agricultores y te hablan de la PAC y de las leyes de «restauración de la naturaleza». Existe la intención de devolver la naturaleza al estado que ellos creen que era el primigenio. Hablas con los ganaderos y te hablan de las leyes de bienestar animal, más requisitos, más burocracia, menos producción. Hay pescadores que ya están pidiendo ayudas para desguazar sus barcos después del último acuerdo sectorial en la Unión Europea.

El sector primario en Andalucía, que es muy importante, se va al traste por las políticas de Bruselas y de la Agenda 2030. En junio hay una posibilidad de cambiar esas políticas de la UE. Podremos elegir si queremos Andalucía y su campo o las políticas del Partido Popular y el Partido Socialista.

Muchos andaluces sienten que su voto sirvió para llevar un cambio a su tierra con la salida del PSOE de la Presidencia de la Junta, pero ni los dato ni su experiencia dicen que haya sido así. ¿Qué sería un cambio real para Andalucía?

Hace poco la noticia fue que Moreno Bonilla se subió el sueldo con la excusa de que es uno de los presidentes peor pagados y quiere equipararse a la media. Nosotros, en un análisis simple de lógica, hemos registrado una iniciativa en el Parlamento de Andalucía para que el gasto sanitario sea exactamente la media nacional: 17.000 millones de euros, no los 14.000 millones actuales.

La educación en Andalucía sigue a la cola. Cada vez más ideología. Por ejemplo, desde hace un año se celebra el Día de la Bandera el 4 de diciembre. Después están las campañas de contenido vinculado con leyes ideológicas. En eso se pierde el tiempo en el colegio.

La Administración hay que reducirla. No es normal que lo prometieran y haya cada vez más funcionarios. Y, por supuesto, el sector primario, que es el sostén de Andalucía, porque la industria cada vez va a menos.

Están en el «quítate tú y me pongo yo y seguimos haciendo los dos lo mismo». Y eso es lo que pasa en Andalucía. A quien me diga que Andalucía cambia le diré que no en atención sanitaria, no en educación, no en empleo, no en sector primario, no en industria, no en administración. Que me expliquen dónde está el cambio.

TEMAS |
.
Fondo newsletter