«Ser es defenderse», RAMIRO DE MAEZTU
La Gaceta de la Iberosfera
Buscar
Cerrar este cuadro de búsqueda.
la policía ha encontrado decenas de fotos y vídeos pornográficos con niños de entre 10 y 12 años

Ángel y Miguel, la pareja de políticos separatistas acusados liderar una red de pornografía infantil

Miquel N. y Àngel P., presuntos agresores sexuales. Elaboración propia.

En Argentona, municipio barcelonés de poco más de 12.000 habitantes, todos conocían a Miguel N. y Ángel P. Ambos eran figuras conocidas en el pueblo puesto que Ángel, de 60 años, ha dirigido desde hace décadas una constructora, encargada de levantar numerosas casas y reformas en el pueblo, y además ha sido concejal del Ayuntamiento por Iniciativa per Catalunya Verds y por Unitat per Argentona, ambas plataformas separatistas.

El caso de Miguel es parecido. De apenas 35 años, el joven barcelonés ha trabajado durante años como monitor de ocio y tiempo libre en Argentona. Un trabajo en el que lleva «toda la vida» y que lo ha hecho popular ente los niños, jóvenes y mayores de todo el pueblo. Y de la misma forma, Miguel ha sido número dos en las listas electorales de Iniciativa per Catalunya Verds.

Los dos rostros conocidos del pueblo, sin embargo, fueron detenidos el pasado martes por la Policía Nacional bajo la sospecha de que ambos lideraban una red de pornografía infantil. En el caso de Miguel, el joven monitor, está investigado por agresión sexual, ciberacoso sexual, corrupción de menores y pornografía infantil. Ángel, por su parte, era pareja de Miguel y está imputado por los dos últimos delitos.

Tras una larga investigación, los agentes han descubierto nueve víctimas, aunque las fotografías encontradas están relacionadas con más de 70 menores diferentes. Un modus operandi que se habría repetido en incontables ocasiones: Miguel invitaba a los menores a su casa, tras ganarse la confianza de los padres, y entonces les fotografiaba y grababa mientras abusaba sexualmente de ellos. También estaba presente Ángel, novio del principal agresor y colaborador de la red.

Tras un registro en el domicilio de ambos, la Policía Nacional encontró numerosas pruebas incriminatorias, como carpetas con imágenes y vídeos pornográficos protagonizados por Miguel y numerosos niños de entre 10 y 12 años. Ahora, su pareja Ángel ha negado toda relación con el principal acusado, al que sencillamente «alquiló una habitación» pero desconocía los abusos sexuales.

No obstante, pese a la negativa de Ángel, la investigación de la Policía ha llegado incluso a afirmar que ambos llegaron a violar a un niño de dos años. Estas acusaciones han causado un gran escándalo y en Argentona «no dan crédito» a los hechos. Varios vecinos, de hecho, explican que «nadie podía sospechar nada». «Eran tíos súper majos, muy buenas personas», han llegado a decir, desconociendo que estos dos políticos separatistas son los depredadores sexuales de las juventudes del pueblo.

+ en
.
Fondo newsletter