«Ser es defenderse», RAMIRO DE MAEZTU
Este artículo se publicó en La Gaceta antes de convertirse en La Gaceta de la Iberosfera, no siendo entonces propiedad de Fundación Disenso.

Ahora Madrid no condena el acoso a los alcaldes contrarios al 1-O

El grupo municipal de Ahora Madrid no ha logrado el apoyo de ningún grupo en su defensa de un referéndum pactado sobre la autodeterminación en Cataluña, respecto a la que se han desmarcado tres de sus ediles, absteniéndose al igual que el PSOE, y que han rechazado PP y Ciudadanos.

Rommy Arce, Pablo Carmona y Monsterrat Galcerán, del ala más radical de Ahora Madrid, se han abstenido en la petición de una solución pactada, mientras que todos los concejales de Manuela Carmena y la propia alcaldesa han rechazado condenar el referéndum y las presiones recibidas por funcionarios y alcaldes contrarios al plebiscito, que sí han apoyado PP, PSOE y Ciudadanos.

Sin embargo, no ha salido adelante la llamada al diálogo de ambas partes defendida en el Pleno por los socialistas madrileño, a la que se han opuesto Ahora Madrid -que ha votado en contra de todos los puntos de la proposición- y Ciudadanos; el PP se ha abstenido.

El PSOE, que no ha logrado una declaración conjunta del Ayuntamiento sobre el desafío secesionista como pretendía, ha justificado su abstención respecto a las propuestas de Ahora Madrid y C’s en no querer entrar en «la confrontación», según ha explicado su portavoz Purificación Causapié.

Por su parte, la portavoz municipal Rita Maestre ha censurado el espíritu de ambas proposiciones de C’s y PSOE, que a su juicio buscan la «polarización» en Cataluña, donde Ahora Madrid aboga por la «escucha», la «negociación» y por «soluciones intermedias» para resolver un conflicto que es «político».

«Sabemos que hay una parte importante, no sabemos si mayoritaria o no porque no hemos podido preguntar, que quiere, no sólo buscar otro marco territorial, sino que vota y sale a la calle bajo la bandera de la independencia», ha asegurado Maestre.

La edil de Ahora Madrid ha pedido no taparse «los ojos» ni «reprimir» un problema de identidad nacional, una estrategia frente al conflicto no sólo «poco» democrática sino también poco «práctica» en su opinión.

Tanto Ciudadanos como el PP han acusado de «equidistancia» a Ahora Madrid por defender el cese de las presiones a «unos y otros alcaldes».

«No vale la equidistancia. Nosotros presentamos una propuesta para defender a los otros, a las personas acosadas, señaladas (…) sobre todo a aquellos concejales de pueblos pequeños que tienen que cruzar la plaza del pueblo con la cara para abajo», ha exclamado la portavoz de Ciudadanos, Begoña Villacís.

«Lo que está en juego en España no es una aspiración política, que tiene sus cauces de expresión, lo que está en cuestión es el propio fundamento de la democracia», ha exclamado por su parte la edil del PP Isabel Rossell.

Alguna publicidad valiente y la ayuda desinteresada de muchos lectores como tú han hecho posible esta noticia. Conoces nuestra línea editorial, a contracorriente de la ideología dominante y desacomplejadamente comprometida con la dignidad humana, la unidad de España y la identidad de Europa. No es fácil ni es barato sostener un medio de comunicación que beba de estos postulados, siempre contra los más poderosos. Por eso te pedimos que nos ayudes con una aportación, que formes parte de nuestro proyecto, que ayudes a que sigamos incordiando al Poder. Puedes hacerlo de varias maneras, infórmate aquí.

‘Mucho cuidado con esto, es de VOX’. El PP boicotea la manifestación por la unidad de España

El Gobierno no descarta multas a los colegios catalanes que ‘utilizan a los niños’

TEMAS |
+ en
.
Fondo newsletter