«Ser es defenderse», RAMIRO DE MAEZTU
La Gaceta de la Iberosfera
Buscar
Cerrar este cuadro de búsqueda.
UTILIZABAN EL IMPRESIONING, UN MÉTODO PARA CLONAR LLAVES

Desarticulada una banda de armenios en Sagunto que se dedicaba al robo con fuerza en viviendas

Coche de Policía Nacional. Europa Press.
Coche de Policía Nacional. Europa Press.

Agentes de la Policía Nacional han desarticulado este mes de enero a una banda criminal compuesta por tres varones, de entre 40 y 47 años, de origen armenio, especializados en el robo de domicilios mediante el método del impresioning en Sagunto (Valencia). En el momento de la detención, fueron localizados numerosos efectos que habían sido extraídos de un inmueble momentos antes, además de herramientas para la comisión de robos con fuerza y más de 12.000 euros en efectivo.

La investigación comenzó en el mes de septiembre del pasado año cuando los agentes la Brigada Local de Policía Judicial de Sagunto recibieron diversas denuncias relacionadas con la comisión de robos con fuerza en viviendas de la localidad. Tras las primeras pesquisas, los agentes averiguaron que los presuntos autores accedían al interior de los inmuebles mediante un mismo patrón, llevando a cabo el método del impresioning.

Según fuentes policiales, esta técnica consiste en introducir una lámina metálica en el bombín que es capaz de moldear la llave original cuando el propietario hace uso de ella para abrir la puerta, facilitando enormemente la entrada a los malhechores ya que logran manipular la cerradura rápidamente y sin ocasionar daños, dificultando a su vez la labor policial.

Previamente seleccionaban los domicilios que resultaban de su interés, cuyos propietarios pudieran tener un alto poder adquisitivo, para posteriormente llevar a cabo las sustracciones mediante este procedimiento, sirviéndose de llaves maestras, láminas de metálicas y una palometa.

Continuando con las indagaciones, los agentes establecieron diversos dispositivos de vigilancia al objeto de identificar a los sospechosos, consiguiendo localizar un vehículo ocupado por tres individuos en actitud sospechosa, por lo iniciaron un seguimiento discreto.

Durante el mismo, se observó cómo dos de ellos se apeaban del vehículo para introducirse en el interior de un portal, mientras el tercero permanecía en el exterior en actitud vigilante. Tras unos minutos, los dos hombres abandonaron el edificio rápidamente, siendo seguidos e interceptados por los agentes en una estación de servicio.

Una vez identificados y tras el cacheo de seguridad, fueron localizados entre sus pertenencias numerosos efectos que habían sido sustraídos de la vivienda anteriormente vigilada. Además, se intervinieron herramientas destinadas a la apertura de puertas, así como más de 12.000 euros en efectivo y seis cartillas bancarias de diferentes entidades.

Por tales hechos, estos tres varones fueron detenidos como presuntos autores de los delitos de robo con fuerza en domicilio, pertenencia a organización criminal y contra la seguridad del tráfico, ingresando en prisión provisional tras pasar a disposición judicial.

+ en
.
Fondo newsletter