«Ser es defenderse», Ramiro de Maeztu
La Gaceta de la Iberosfera
Buscar
Cerrar este cuadro de búsqueda.
La operación comenzó gracias a la denuncia de dos padres riojanos

Detenido un ciberdepredador sexual que pagaba a niñas de 8 y 9 años por material pornográfico y obtuvo 300 vídeos

Detenido un ciberdepredador sexual que pagaba a niñas de 8 y 9 años por material pornográfico y obtuvo 300 vídeos
Detenido un ciberdepredador sexual que pagaba a niñas de 8 y 9 años por pornografía. Europa Press.

La Guardia Civil detuvo la semana pasada en Murcia a un ciberdepredador sexual que embaucaba a niñas de 8 y 9 años para obtener material pornográfico. La operación Biscottu comenzó gracias a la denuncia de dos padres riojanos tras ver material sensible en los dispositivos de sus hijas.

Según ha explicado el portavoz de la Guardia Civil en La Rioja, Miguel Ángel Sáez, el detenido de 22 años —en prisión provisional sin fianza— era experto en «ocultarse en la red». Utilizaba plataformas conocidas de chat y juego online para contactar con las víctimas haciéndose pasar por una niña de edad similar.

La delegada del Gobierno en La Rioja, Beatriz Arraiz, afirmaba que «todos lloraríamos si viéramos esos vídeos» ante la crudeza de las imágenes. Además, indica, «el detenido es un tipo peligroso y se ha ordenado su ingreso en prisión porque, por todo lo analizado, podría dar un paso más».

Miguel Ángel Sáez ha explicado que el detenido, una vez que se ganaba la confianza de las menores, interactuaba con ellas, de forma vehemente. A través de la aplicación de mensajería Zangi, les pedía contenido sexual a cambio de dinero virtual.

Este engaño «le permitía obtener material ilícito de las pequeñas, quienes no intuían el carácter sexual de lo solicitado», según la Policía. Una vez tenía los vídeos en su poder, los editaba para intercambiarlos por otros en grupos pedófilos de la deep web.

Como ha explicado el portavoz de la Guardia Civil en La Rioja, la investigación comenzó en noviembre en Logroño por los padres de dos menores de 9 años. Estos descubrieron que las menores enviaron vídeos «a un desconocido, desnudas y realizando tocamientos íntimos».

Ante esta situación, agentes del equipo de Mujer de la Guardia Civil en La Rioja se hicieron cargo de las actuaciones. Los investigadores, tras el análisis efectuado a los dispositivos de estas dos menores, descubrieron un caso de captación sexual de menores por Internet.

Como ha señalado, el ciberdepredador —identificado bajo el pseudónimo de ‘Galletita’— había establecido una relación prolongada con las menores. Una vez embaucadas, las convenció para que se instalaran la aplicación ‘Zangi’. Así interactuaba con ellas con más privacidad, haciéndose llamar ‘Alicia tu patrona’.

De esta forma consiguió que las niñas consideraran sus peticiones para que le enviaran vídeos sexuales como «algo normal». Les remitió 108 vídeos de pornografía infantil, instruyéndolas para que imitaran las mismas posturas. Según el número de vídeos, el tiempo y las posturas aberrantes que solicitaba, les pagaba entre 80 y 1000 monedas virtuales.

Con el avance de la investigación, los agentes pudieron determinar que se ocultaba en Murcia, por lo que se trasladaron a la citada localidad para llevar a cabo su detención y el registro de dos domicilios. Fueron intervenidos más de 2 terabytes de información. La investigación sigue abierta «hasta dar a conocer todos los niños que aparecen en esos archivos», ha afirmado Sáez.

Los primeros análisis llevados a cabo han determinado «de forma ineludible» que este individuo es la persona que interactuaba con las víctimas riojanas. De este momento y hasta finalizar el estudio, a todos los soportes, se han hallado otros 300 vídeos de pornografía infantil. En muchos aparecen niños y niñas de corta edad, lo que ha desencadenado diversas actuaciones para lograr su plena identificación.

Al ciberdepredador sexual que consiguió material de niñas se le considera presunto autor de otros delitos. En concreto de exhibición de material pornográfico a menores, agresión sexual a menor de 16 años con acceso carnal y utilización de menores para material pornográfico.

+ en
.
Fondo newsletter