«Ser es defenderse», RAMIRO DE MAEZTU
La Gaceta de la Iberosfera
Buscar
Cerrar este cuadro de búsqueda.
Tampoco pregunta por la reforma de la malversación

El CIS de Tezanos no pregunta por la supresión de la sedición, pero sí sobre las enmiendas para renovar el TC

El presidente del Centro de Investigaciones Sociológicas (CIS). Jesús Hellín / Europa Press

El Barómetro de Opinión del Centro de Investigaciones Sociológicas (CIS) correspondiente a enero no pide opinión a los entrevistados por la supresión del delito de sedición o la modificación del de malversación incluidas en la reforma penal de diciembre, aunque sí dedica cinco preguntas a la paralización por parte del Tribunal Constitucional (TC) de las enmiendas a esa misma norma que buscaban desbloquear la renovación del propio tribunal.

En concreto, el CIS, presidido por el sociólogo socialista José Félix Tezanos, responsable de los cuestionarios, pregunta en primer lugar sobre si el encuestado ha tenido conocimiento de la reforma del Código Penal impulsada por los partidos del Gobierno, que fue aprobada el 15 de diciembre en el Congreso, y el resultado es que tres de cada cuatro entrevistados sabía de esa reforma, frente a un 24% que no.

Pero no pide opinión sobre lo aprobado, que fue la eliminación de la sedición y la reforma de la malversación, y sólo pregunta a los entrevistados si conocían lo que no se votó, las modificaciones que afectaban al Consejo General del Poder Judicial (CGPJ) y al Tribunal Constitucional: el 70,7% de los encuestados responde que sí estaba al tanto, mientras que un 27,2% que no. Eso sí, sólo un 27,7% asegura tener bastante o mucho conocimiento de esas enmiendas, frente a un 67,2 que admite tener poco o ningún conocimiento de los detalles.

Tras preguntar por el grado de conocimiento que el encuestado tiene de dichas reformas, la encuesta pasa a la opinión que merece al entrevistado de que «dos magistrados del TC, cuyo mandato estaba caducado por haber concluido el plazo para el que fueron elegidos, tomen parte en votaciones en las que se decide si continuaban o no formando parte del TC». Se refiere a los magistrados Pedro González-Trevijano y Antonio Narváez, que votaron en contra de su propia recusación. A los otros dos magistrados con el mandato caducado, Juan Antonio Xiol y Santiago Martínez-Vares, no los menciona.

Así las cosas, siete de cada diez entrevistados (73,6%) contesta que le parece «mal» o «muy mal» que González-Trevijano y Narváez votaran sobre su propio futuro, mientras que un 15,5% no be problema alguno.

En el barómetro pregunta si el entrevistado está «a favor o en contra» de que los jueces del TC puedan «prohibir» al Parlamento debatir leyes: el 57,2% se declara en contra y un 29,4 a favor.

Y, por último, el CIS pregunta a los ciudadanos, según lo que saben o han oído, qué partido cree que es el «principal responsable» de que no se haya llegado a un acuerdo para la renovación del CGPJ y del TC. La mayoría, un 39%, declara que el PP, mientras que un 17,7 culpan al PSOE. Asimismo, un 15,1% cree que los responsables son los dos «por igual», pero un porcentaje significativo, un 19,7% no lo sabe.

+ en
.
Fondo newsletter