«Ser es defenderse», Ramiro de Maeztu
La Gaceta de la Iberosfera
Buscar
Cerrar este cuadro de búsqueda.
justifica la compra «por su gran relevancia histórica»

El Gobierno gasta 215.000 euros en comprar 88 monedas islámicas mientras desampara a la Guardia Civil

El ministro de Cultura, Ernest Urtasun. Elaboración propia.

El Gobierno de España, a través del Ministerio de Cultura, ha adquirido en subasta 88 monedas islámicas de la colección Tonegawa por un importe de 214.955,88 euros, según ha informado el departamento de Ernest Urtasun. La misma semana que España ha conocido la falta de recursos en la Guardia Civil o la dejación de funciones en la Dirección General del Plan y del Mecanismo de Recuperación y Resiliencia —la gestión de los millonarios fondos Next Generation—, el Ejecutivo gasta cientos de miles de euros en patrimonio islámico.

Las piezas, que ahora se incorporan a las colecciones públicas estatales, irán destinadas al Gabinete Numismático del Museo Arqueológico Nacional, que conserva la colección más importante del mundo de moneda islámica peninsular compuesta por más de 15.000 ejemplares.

Las monedas adquiridas formaban parte de la colección Tonegawa, una colección privada compuesta por unas 2.000 piezas islámicas de distintas épocas y procedencias, de las que ayer la casa Auró & Calicó de Barcelona subastó cerca de medio millar en lotes individuales.

De las monedas ofertadas en subasta, el Ministerio de Cultura había declarado expresamente inexportables, como medida cautelar, antes de la subasta, un total de 16 monedas «por su gran relevancia histórica».

Además de adquirir esas 16 monedas, el Ministerio ejerció el derecho de tanteo con cargo a sus presupuestos sobre otras 72 monedas de especial interés, hasta alcanzar la cifra arriba mencionada de 88 piezas.

+ en
.
Fondo newsletter