«Ser es defenderse», Ramiro de Maeztu
La Gaceta de la Iberosfera
Buscar
Cerrar este cuadro de búsqueda.
El bloque comunitario busca un nuevo estatus para el peñón

El Gobierno reconoce que no sabe cuándo habrá acuerdo sobre Gibraltar, pero insiste en que «siguen negociando intensamente»

El Gobierno reconoce que no sabe cuándo habrá acuerdo sobre Gibraltar. Europa Press.
El Gobierno reconoce que no sabe cuándo habrá acuerdo sobre Gibraltar. Europa Press.

El secretario de Estado para la Unión Europea, Fernando Sampedro, ha admitido este martes que «no hay plazos» para un acuerdo entre la Unión Europea y Reino Unido sobre la situación de Gibraltar. El bloque comunitario busca un nuevo estatus para el que continúan las negociaciones para «seguir aproximando posiciones».

Bruselas y Londres elevaron hace poco más de un mes los contactos a nivel político. Convocaron la primera reunión en dos años y medio de negociación entre el vicepresidente de la Comisión Europea encargado de las relaciones con Reino Unido, Maros Sefcovic, y el ministro de Exteriores británico, David Cameron. Pretenden acordar las «líneas políticas generales» del futuro marco en áreas como el aeropuerto, bienes y movilidad.

Este formato, que se repitió la semana pasada, cuenta también con la participación del ministro de Exteriores, José Manuel Albares, y el ministro presidente de Gibraltar, Fabian Picardo. Tras participar en la primera reunión de abril confiaron en culminar el acuerdo en «semanas».

Después del segundo encuentro del pasado jueves, no obstante, las partes apuntaron que se habían dado nuevos avances pero evitaron hablar de plazos. Tampoco confirman si ven posible un acuerdo antes de las elecciones al Parlamento Europeo de la primera semana de junio. «Queremos un acuerdo tan pronto como sea posible, pero sabemos también lo importante que es un buen acuerdo. Por ello vamos a trabajar y no hablaré de fechas concretas ni haré predicciones», dijo entonces Sefcovic.

Ahora, Sampedro ha concedido que «no hay plazos» pero ha subrayado que «desde el día posterior» a la reunión las partes continuaron con los contactos «a nivel técnico». Además, afirma que siguen «trabajando intensamente» porque la reunión de la semana pasada permitió «construir sobre los avances significativos».

El propio Albares dijo el viernes que aún «queda trabajo por hacer» en lo relativo a los controles Schengen. También en materia de armonización de impuestos; si bien insistió en que no hay ningún «obstáculo insalvable».

+ en
.
Fondo newsletter