«Ser es defenderse», RAMIRO DE MAEZTU
La Gaceta de la Iberosfera
Buscar
Cerrar este cuadro de búsqueda.
EL GOBIERNO NECESITA POR TANTO EL VOTO DE JUNTS

El PP mantiene de momento que votará en contra de los primeros decretos de Sánchez y le augura una legislatura de «angustia»

Borja Sémper esta lunes en rueda de prensa. Europa Press.
Borja Sémper esta lunes en rueda de prensa. Europa Press.

El portavoz del PP y vicesecretario de Cultura del partido, Borja Sémper, ha avisado que su partido no será «muleta» de Pedro Sánchez para aprobar en el Pleno del Congreso los tres decretos que se someterán a debate y convalidación este miércoles. Dicho esto, ha resaltado que «esta legislatura va a ser la de la angustia para el Gobierno en cada votación», dado que «tiene serios problemas de supervivencia desde el inicio».

En una rueda de prensa en la sede del PP, tras la reunión del Comité de Dirección que ha presidido Alberto Núñez Feijoo, Sémper ha recordado que tanto Feijoo y cargos del partido ya habían avanzado en «varias ocasiones» que el PP «no va a salir al rescate» de Sánchez «si se encuentra en apuros por los intereses contrapuestos que tienen sus aliados».

«El Partido Popular saldrá al rescate de los españoles y de sus problemas, pero no aceptaremos chantajes de un Gobierno manejado por los antisistema y por todos aquellos que no tienen un proyecto para España», ha enfatizado Sémper, que ha dicho que el PP no tiene «ninguna duda de la capacidad de pedir de Junts» ni de la «capacidad de dar del señor Sánchez».

En este sentido, se ha mostrado convencido de que esta legislatura va a ser «la legislatura de la angustia para el Gobierno en cada votación» porque, «como queda acreditado esta misma semana», el jefe del Ejecutivo «tiene serios problemas de supervivencia desde el inicio». Así, ha subrayado que «debe de poner en común a quienes por un lado no tienen un proyecto para España y quienes tienen también por otro lado intereses contrapuestos».

Sémper ha indicado que ante la votación de los decretos en el Congreso hay «tres opciones»: la primera, que Junts «trague», la segunda, que Sánchez «ceda» y, la tercera, que el Gobierno «debute perdiendo votaciones y confirmando su extraordinaria debilidad parlamentaria».

Además, el portavoz del PP ha criticado que las vicepresidentas María Jesús Montero y Teresa Ribera no quisieran «ni siquiera reunirse con el Partido Popular para explorar vías de encuentro para mejorar el decreto económico». «No quisieron negociar absolutamente nada con nosotros, con el primer partido de España», se ha quejado, para censurar que mientras tanto «aceptaban la tutela económica de partidos como Bildu, Sumar o el PNV».

Sémper ha recordado que el PP se abrió a estudiar una abstención en el decreto económico para paliar las consecuencias derivas de los conflictos en Ucrania y Oriente Próximo su se aceptaban tres exigenicas: deflactar la tarifa del IRPF a las personas con ingresos inferiores a 40.000 euros; extender la bajada del IVA a la carne, al pescado y a las conservas; y reconsiderar la subida del IVA a la luz y el gas, especialmente a las rentas más bajas.

Fuentes del PP han confirmado después que en los dos contactos del Gobierno al PP —Génova ha confirmado que uno de ellos fue entre el ministro Félix Bolaños y la secretaria general de los populares, Cuca Gamarra— no se han aceptado esas exigencias de su partido. Según han señalado, han sido «llamadas para pedir, no para ofrecer» o negociar iniciativas del PP.

El propio Sémper ha reconocido que en esos contactos no ha habido voluntad del Ejecutivo por aceptar sus propuestas. «El Gobierno sabe qué es lo que proponemos, lo hemos dicho en privado y en público, y no nos da respuesta satisfactoria a ninguna de las medidas que he numerado, con lo cual mucha voluntad no hay, por mucho que se hable», ha apostillado.

Por todo ello, Sémper ha reiterado que el PP no se va a convertir «en muleta de un presidente que ya eligió a sus socios» a cambio de llegar a Moncloa y «a pesar de saber que iba a contar con una legislatura endiablada».

«No vamos a socorrer al señor Sánchez y que le quede bien claro. No vamos a socorrer a Sánchez cuando la coalición de investidura se gestó para levantar un muro contra el Partido Popular», ha declarado.

Sémper ha señalado que el PP ya le avisó que descansar la gobernabilidad de España sobre «quienes no tienen un proyecto común y compartido para España sino que sólo tienen intereses particulares», no era «una buena solución para los españoles». «Ahora lo que Sánchez debe hacer es asumir sus consecuencias», ha advertido.

El dirigente del PP ha señalado que se trata del primer pleno del año en el Congreso de los Diputados, cinco semanas después de la investidura de Sánchez, y el Gobierno de PSOE y Sumar «ya está así y ya tiene semejantes problemas».

Al ser preguntado como va a argumentar el PP en caso de que no salga adelante el decreto económico, dado que recoge ayudas en el transporte y rebajas de IVA a los alimentos, Sémper ha asegurado que «quien tiene que argumentar no sacar adelante un real decreto son los socios Sánchez y sus socios».

«Se lo recordaba antes, desde la investidura han pasado cinco semanas. Y aquello ya hace aguas por todos lados», ha resaltado, para subrayar que el Ejecutivo de PSOE y Sumar «tiene un problema
estructural» al tener que poner de acuerdo «intereses contrapuestos» y sustentar la gobernabilidad del país «en quienes no tienen ningún interés en el que al país le vaya bien».

TEMAS |
+ en
.
Fondo newsletter