«Ser es defenderse», RAMIRO DE MAEZTU
La Gaceta de la Iberosfera
Buscar
Cerrar este cuadro de búsqueda.
se enfrenta a un delito de asesinato y otro de lesiones terroristas

El yihadista de Algeciras, Yassine Kanjaa, a un paso del banquillo y de la prisión permanente revisable

El juez de la Audiencia Nacional (AN) Joaquín Gadea ha concluido el sumario donde investigaba el ataque yihadista cometido justo hoy hace año, el 25 de enero de 2023, por Yassine Kanjaa, el marroquí que asesinó en Algeciras a Diego Valencia, sacristán de la Iglesias de Nuestra Señora de la Palma, e hirió a varias personas.

Kanjaa se sitúa así a un paso del banquillo después de que Gadea haya considerado que la investigación judicial «ha visto cumplida su finalidad, identificando a los responsables del hecho, calificando el delito y asegurando las personas y bienes que deban responder del mismo».

Este movimiento procesal se produce después de que el pasado 10 de enero Gadea comunicara su procesamiento a Kanjaa en una declaración telemática en la que se negó a responder a las preguntas del instructor, limitándose a señalar que no estaba conforme con su procesamiento.

En el mes de noviembre el magistrado acordó procesar al investigado por un delito de asesinato terrorista, castigado con la pena de prisión permanente revisable, y otro de lesiones terroristas, que acarrearía una pena de hasta 15 años de prisión.

En ese auto, el magistrado también acordó su permanencia en prisión provisional y le impuso una fianza de 100.000 euros para asegurar las responsabilidades pecunarias.

Había premeditado el ataque mortal

El pasado 5 de septiembre, Gadea puso fin a la instrucción y acordó la transformación de las diligencias previas en un sumario ordinario al considerar que los hechos encajaban en delitos de terrorismo.

El magistrado se basó en los atestados e informes policiales, las declaraciones de testigos y perjudicados, la declaración realizada por el propio investigado, así como los informes periciales y la documentación recabada durante estos meses de investigación.

En el documento se hace un repaso de los hechos acontecidos ese 25 de enero y de las actitudes del yihadista en los días previos al ataque. Así, detalla que el día anterior al asesinato de Valencia, el investigado compartió en su cuenta de Facebook una publicación en árabe en la que aparecía un guerrero encapuchado sosteniendo una guadaña acompañada del texto: «La hoz que sólo se arrodilla ante Allah», además de un texto con frases como «disfrutamos acabando con ellos con tranquilidad» o «el triunfo, la victoria y la dignidad son para aquellos que fueron símbolos e hicieron la Yihad por ellos».

La resolución conocida en noviembre determinó que el investigado había premeditado el ataque mortal, tal y como ponían de manifiesto las conversaciones que mantuvo con su madre en la aplicación de mensajería Whatsapp que indicaban también el nivel de religiosidad que estaba adquiriendo en las semanas previas.

Gadea también abordó en el texto la posible alteración psíquica de Kanjaa en el momento del ataque, pero matizó que esto afectaría «al alcance de la culpabilidad» pero no a la calificación de los hechos como terroristas.

El documento también hace referencia a un informe de Europol en el que se contextualiza el ataque relacionándolo con otros ataques yihadistas perpetrados en Europa en años previos y que tuvieron como objetivo templos o personas de religión cristiana. Gade cita, entre otros, el ataque a la Iglesia de Notre Dame de Niza en 2020 en el que murieron tres personas o el ataque a la Iglesia de Saint-Etienne-du-Rouvray, en 2016, que acabó con el degollamiento del sacerdote Jacques Hamel. «Algunos predicadores extremistas influyentes han contribuido a aumentar el clima de hostilidad contra los cristianos, especialmente gracias a sermones y discursos en los que los musulmanes aparecen como víctimas del Occidente cristiano y sus políticas», explica Gadea.

Yassine Kanjaa se encuentra en la actualidad en prisión provisional en la unidad psiquiátrica del Centro Penitenciario de Huelva.

+ en
.
Fondo newsletter