«Ser es defenderse», RAMIRO DE MAEZTU
Este artículo se publicó en La Gaceta antes de convertirse en La Gaceta de la Iberosfera, no siendo entonces propiedad de Fundación Disenso.

El Gobierno destapa su estrategia: 'Evitar que se aplique la Constitución'

El Gobierno se resiste a aplicar la Constitución en Cataluña y deja en manos de Carles Puigdemont que se restaure la legalidad en la región.

El artículo 155 es muy claro. El Ejecutivo está legitimado para actuar cuando la autoridad de una Comunidad Autónoma ‘’no cumpliere las obligaciones que la Constitución u otras leyes le impongan, o actuare de forma que atente gravemente al interés general de España’’.
Fue el propio Gobierno quien reconoció que la afrenta ilegal de Puigdemont está afectando a la economía de todo el país, pudiendo rebajar la previsión de crecimiento, y de manera más contundente a la catalana.
La teoría está clara, lo que falla es la práctica. Decía este lunes la vicepresidenta del Gobierno que «nadie ha tenido tan fácil evitar que se aplique la Constitución». Por si no ha quedado claro, Soraya Sáenz de Santamaría ha emplazado a Puigdemont a decir que era todo broma para poder hacer borrón y cuenta nueva.
«Como ha eludido esa respuesta, entra en marcha la segunda fase de ese requerimiento«, en la que el presidente de la Generalitat tiene de plazo hasta el próximo jueves, a las diez de la mañana, para revocar la declaración de independencia o para decir claramente que no tiene que revocarla porque no la ha declarado. Tres días más en esta aplicación de la legalidad por fascículos mientras las empresas siguen huyendo de Cataluña, la tensión en las calles es mayor y la ley sigue sin hacer acto de presencia en la región.
Para rematar, la número dos de Moncloa ha dicho que «a veces da la impresión» de que algunos sectores «de los más radicales» quieren que se empiecen a aplicar medidas del artículo 155. ¿Es de radicales aplicar la Constitución? Según la vicepresidenta, sí.

En sintonía con el PSOE

Las declaraciones de la vicepresidenta sintonizan a la perfección con la carta remitida por Rajoy a Puigdemont. Ambos presentan el artículo 155 como algo nefasto, como un punto de no retorno que será malo para todos los españoles. En la misiva, el presidente del Gobierno le ofrece una segunda oportunidad y le recuerda que él será «el único responsable de la aplicación de la Constitución».
Y luego está el PSOE, que también se apunta a la demonización de la aplicación de la Constitución. El portavoz de la Ejecutiva del PSOE, Óscar Puente, ha calificado de «inadmisible» la respuesta que el presidente de la Generalitat ha dado al Gobierno y ha dicho que si se aplica el artículo 155 de la Constitución será el único responsable. ¿Alguna diferencia con las palabras de Rajoy y Sáenz de Santamaría?
También ha señalado Puente -coincidiendo con Mariano Rajoy- que si finalmente el Gobierno tiene que aplicar el 155 el «único responsable» será Puigdemont, a quien ha recordado que «tiene en su mano» evitarlo, volviendo al diálogo por el que siempre ha apostado el PSOE, pero en el marco legal y dentro de las instituciones, como en la comisión parlamentaria para la reforma de la Constitución.
«La aplicación del artículo 155 será de acuerdo entre el Gobierno y el PSOE y, por tanto, los plazos serán consensuados entre ambos«, ha asegurado Puente, que ha confirmado que el secretario general del PSOE, Pedro Sánchez, y el jefe del Ejecutivo han hablado este lunes sobre la «carta de no respuesta» de Puigdemont.

Críticas entre la clase política

Pero la inacción del Gobierno no ha sido bien recibida por algunos políticos españoles. Es el caso de Albert Rivera y Santiago Abascal, que han criticado que el Ejecutivo dude en restaurar el orden constitucional y lo presenten como algo negativo.


El líder de Ciudadanos, por su parte, ha hablado con Rajoy y ha defendido que aplicar la Constitución «no es opcional, sino una «obligación» porque hay que parar ya el «chantaje» del Govern.
Una conversación telefónica en la que Rivera ha insistido al líder del Ejecutivo en que active el artículo 155 para convocar elecciones en Cataluña para «desalojar» al presidente de la Generalitat a través de las urnas, y en la que no han hablado de las propuestas concretas que podría tener el Ejecutivo a partir del jueves, cuando vence el plazo del segundo requerimiento a Puigdemont.
También se ha manifestado en este sentido la exlíder de UPyD, Rosa Díez:


Alguna publicidad valiente y la ayuda desinteresada de muchos lectores como tú han hecho posible esta noticia. Conoces nuestra línea editorial, a contracorriente de la ideología dominante y desacomplejadamente comprometida con la dignidad humana, la unidad de España y la identidad de Europa. No es fácil ni es barato sostener un medio de comunicación que beba de estos postulados, siempre contra los más poderosos. Por eso te pedimos que nos ayudes con una aportación, que formes parte de nuestro proyecto, que ayudes a que sigamos incordiando al Poder. Puedes hacerlo de varias maneras, infórmate aquí.

La carta de Rajoy: ¿para Puigdemont o para la Comunidad Internacional?

El conseller de Interior constata que el Estado 'ha desaparecido de Cataluña'

TEMAS |
+ en
.
Fondo newsletter