«Ser es defenderse», RAMIRO DE MAEZTU
La Gaceta de la Iberosfera
Buscar
Cerrar este cuadro de búsqueda.
Hacienda se lleva cada año su recompensa en forma de impuestos

Hacienda somos… casi todos: este es el truco para no pagar impuestos si te toca la Lotería

Personal de mantenimiento desplaza uno de los bombos del Sorteo Extraordinario de Navidad. Europa Press.

La Lotería de Navidad tiene, como todo en la vida, su cara y su cruz. Cuanto mayor es la suerte del premiado también es mayor la suerte del Estado, que siempre se demuestra ganador de un sorteo millonario. Hacienda se lleva cada año su recompensa en forma de impuestos.

Todos los ganadores del sorteo navideño deben tributar su recompensa por el IRPF. Sin embargo, esta obligación sólo incumbe a los más afortunados. Como la norma dicta que los primeros 40.000 euros de premio están exentos de declaración, sólo están obligados los ganadores del tercer premio, el segundo o el Gordo. El resto de premios, inferiores a la cifra, no deben ser declarados a Hacienda.

Sin embargo, en todos los casos anteriores hay una manera legal para no pagar el 20% que exige Hacienda y no deducir así el premio. Aunque la triquiñuela no es de lo más verosímil, a través de un seguro se puede esquivar esta retención de Hacienda: los interesados, en concreto, deberán contratar un seguro para cada décimo específico y en él se deberá evidenciar que, de resultar premiado, el propietario podrá embolsarlo íntegramente.

Si bien es cierto que el ahorro de los impuestos supondría, por la contra, el gasto en tal seguro, la inversión puede llegar a ser inmejorable si el número resulta recompensado entre los primeros premios del sorteo. Los artífices de esta triquiñuela podrían llegar a ahorrarse entre 2.000 y 72.000 euros.

TEMAS |
+ en
.
Fondo newsletter